OPINIÓN



| 07/05/2017


Verdades y mentiras sobre la publicidad estatal

“Medios que no reciben publicidad del Estado son los que mienten, insultan, difaman y desprestigian autoridades. ¿Serán prebendales?”, dice un tuit publicado hace unos días a nombre del presidente Evo Morales. Imposible no leerlo y dejarlo pasar, sin sentir esta urgencia de ir poniendo los puntos sobre las íes en un tema que no debiera ser solo de interés de periodistas y dueños de medios de comunicación, sino de toda la población, por un par de razones fundamentales: afecta al dinero de todos y a un derecho también universal, como es el de ser oportuna y verazmente informados sobre el manejo del Estado.

En primer lugar, sería útil que el presidente diga qué entiende por prebendales. Según el diccionario, prebenda significa “beneficio, favor o ventaja que se consigue, no mediante el propio esfuerzo, sino porque alguien lo concede”. ¿Estará insinuando el presidente que los medios “mienten” y “desprestigian autoridades” como chantaje, para lograr a cambio un favor o ventaja? ¿Quiere decir que los que sí tienen publicidad del Gobierno es porque han logrado ese favor del Gobierno y ventaja? ¿A cambio de qué, de seguir alimentando y beneficiándose de la cultura prebendal a la que apuestan los gobiernos de turno?

Eso por un lado. Pero el tuit atribuido al presidente también da pie para profundizar en otro debate: el del uso discrecional de los recursos públicos, como si fueran del partido o de la cuenta particular de los miembros de la cúpula que gobierna. Y esto vale para los tres niveles de gobierno. En esa afirmación y en muchas otras hechas por Morales y todos sus voceros queda nítida la creencia de que el Estado son ellos. Tanto es así, que no dudan en apropiarse del dinero público “para beneficios personales o de un pequeño grupo de poder, en el cual las élites políticas distribuyen sus favores a cambio de legitimación política”. No es poco dinero: 2.197 millones de bolivianos en los últimos 10 años, solo tomando en cuenta el gasto de Bolivia TV y del Ministerio de Comunicación, según un estudio realizado a base de datos oficiales por Carlos Börth.

¿Alguien sabe dónde fue a parar tanto dinero? Por lo visto, en más de una década solo ha servido para promover los intereses del Gobierno y de su partido, y no para habilitar un verdadero canal de comunicación entre el Estado y la sociedad. Repito: vale también para otros niveles de gobierno, en los que es común la falta de criterios claros y transparentes a la hora de contratar publicidad oficial, el manejo discrecional del dinero público y su uso como premio a los medios afines o castigo a los medios críticos. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¿De qué guerra habla, señor ministro?
Aullidos por la justicia
Esperando siempre lo peor
Si apenas pudiéramos discernir mejor…
Seguridad, Policía y prensa
Seguridad, Policía y prensa
Triada de huérfanos
Ha muerto una Rosa
La justicia, a punta de parches
Cienciología y estupidez
Brasil, un ejemplo a seguir
La salud y su nueva autoridad bumerán
A propósito de las ‘almas podridas’
Obligados a rebelarse y a confrontar
El peligro de estar curados de espanto
Verdades y mentiras sobre la publicidad estatal
El cordón ecológico y los dos arbolitos
Viviendo entre la perplejidad y el descontento
Que resucite el amor…
De la Red Globo a Bolivia TV, ¿por qué no?
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/08/2017
La misma chola con la misma pollera
23/08/2017
Ley 247: una puerta abierta al abuso inmobiliario
23/08/2017
El terrorismo golpea otra vez
23/08/2017
El PIB de Bolivia no crecerá 4,7%
22/08/2017
El turismo sostenible como piedra filosofal
22/08/2017
Trampolines


EL DEBER
 
Te puede interesar
00:02:34
PARA ELLAS

Noche especial y de gala en Para Ellas

MUNDO

Netflix perdió un 10% de audiencia por el eclipse

00:02:52
ECONOMÍA

Cinco claves para añadir valor a tu empresa

Diez
FÚTBOL

'Wilster' remonta y golea en Potosí

Campos espera ser de la partida en el duelo ante Perú el 31 de agosto. Foto. DIEZ
SELECCIÓN

Campos llegó ilusionado a La Paz

Mojica (centro) fue felicitado por sus compañeros. Foto: Jorge Uechi
GUABIRÁ

Mojica marcó la diferencia en la ‘Caldera’

Sociales
SOCIALES

Las nuevas top de Leo Ville visitan EL DEBER

Antonella Ulloa
SOCIALES

No te podés perder la invitación de Antonella

 La francesa, Iris Mittenare, actual Miss Universo
SOCIALES

Phoenix será la sede del Miss Universo