PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 27/12/2018


¿Qué feliz año?

En días más nos toca despedir el difícil 2018, que se agota, y toca dar la bienvenida a un misterioso 2019. En estos días es rutina desear felicidad a todo el mundo, aunque no sepamos muy bien qué es esa felicidad, aunque no tengamos claro qué podemos hacer para que nuestro cariñoso deseo se convierta en realidad. Con frecuencia solo es un ingenuo y bondadoso deseo. A veces tiene cierto aire de oración, como que dijéramos “feliz año nuevo” mientras hacemos a Dios un guiño de complicidad. Pero, ¡ni con la ayuda de Dios! En el fondo sabemos que el año que empezamos a vivir traerá sin remedio días difíciles, traerá lágrimas, como traerá también buenos momentos de risas profundas y lágrimas de las otras.

Sería más sabia otra manera de vivir el cambio de año. Estos días son un precioso momento para repasar pausados lo que hemos vivido en el periodo que se va, para revivirlo, para recordar sus dolores y disfrutar de nuevo sus ratos bellos. Es ocasión de atesorar las lecciones que nos deja lo vivido. Es momento de corregir actitudes y reacciones para afrontar mejor lo que nos venga en el año que ya llega. Es tiempo de relativizar. Es una manera de hacernos más dueños, tanto del pasado como de lo que podamos decidir para el futuro. Como siempre, la vida no se acordará de pedirnos permiso para llegar a diario con sus sorpresas, pero en algo nos preparamos para responderle mejor, para sobrellevar mejor lo que nos traiga.

Mejor aún. Pudiéramos asumir una actitud más optimista y más generosa. Ver con gratitud todo lo vivido en el año que se va, nos hace más grandes, más fuertes, casi sublimes. Todos somos capaces de agradecer lo que disfrutamos, lo fácil, lo hermoso. Pero no siempre agradecemos las lágrimas que nos hicieron más fuertes, los golpes que nos hicieron crecer, las penas que nos hicieron más sabios, los dolores que nos hicieron más humanos. Pues debiéramos decir gracias por todo lo vivido en el año que muere.

Por otra parte, el complemento de esta grandeza ante el pasado es la grandeza de ánimo para recibir valientes el futuro, el nuevo año. Es la actitud de aceptar sin miedo lo que nos pueda traer. Es ofrecernos para afrontar con valor lo que venga. Es plantar el pecho a lo que se presente. Es decir sí a la historia, a Dios, a la sociedad, a la vida, a la familia, a lo que creamos que maneja los hilos de la humanidad. No es poner sumisos la espalda para aguantar los látigos que vengan. Es afrontar el desafío, es asumir el reto de ser parte de la construcción del nuevo año. Es decir: vida, cuenta conmigo.

Y un pequeño detalle para los que vivimos en esta tierra boliviana. 2019 no es simplemente una hoja nueva en el calendario. Se va un año especialmente difícil y llega un año que nos necesita, llega un tiempo con un sentido y una tarea dura y larga, pero trascendental, fecunda. Intereses sucios se han apropiado de nuestra patria. Con los legisladores han armado una interminable parodia de títeres. Han llenado de marionetas todos los tribunales. Han inventado un libreto terrorífico de derechos sagrados y de misiones divinas.

En este año que empieza tenemos el trascendental desafío de reconquistar la patria, de librarla, de abrir brecha en el monte tupido de mentiras y de ambiciones, para que empecemos a caminar de nuevo. Tenemos que enamorar del futuro a nuestra gente. No es poco.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El fraude que se nos viene encima
El ciudadano, un sujeto político
El ancho camino del MAS
Mala praxis, ¿de quién?
¿Qué ha dicho, ministra?
¡Pobre presidenta del Tribunal Supremo Electoral!
Nos cobran la campaña del que no puede ser candidato
¡Si nosotros no mentimos!
¿Qué feliz año?
¿Qué hace dando consejos?
Es golpe de Estado
Vaya buscando un candidato
¿Por qué mintieron sobre el mar?
Le dijeron Bolivia dijo No y sangraba
El demoledor informe de Lava Jato
Atenderán a 28 enfermos de cáncer
¿Quién trajo a Bolsonaro?
Su justicia construida a pulso
Doble aguinaldo electoral
La herida en carne viva
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/02/2019
Animales sueltos
22/02/2019
Acción cooperativa por el derecho a tener derechos (2)
22/02/2019
Elegía para un niño
22/02/2019
Gaza, la inmensa cárcel
21/02/2019
Verdadera política contra el crimen
21/02/2019
“El contrato con Brasil fue el peor acuerdo firmado por Bolivia”


EL DEBER
 
Te puede interesar

crónicas

Con los grandes grupos de afuera tienen que medirse los artistas locales a puro pulmón
ESCENAS

Regulación o competencia, el dilema sobre los músicos nacionales y extranjeros

Antonio Carlos Crivillente y Iaco Martins hablarán de sus obras
ESCENAS

Demostración y presentación de dos libros sobre capoeira

Diez
Castillo volvió luego de tres fechas y anotó un triplete. Foto: Jorge Uechi
FÚTBOL

Castillo volvió más demoledor que nunca

Lampe no intuyó en el segundo gol de penal de Castillo. Foto: Jorge Uechi
FÚTBOL

El peor debut de Lampe con un equipo

Triplete de Castillo para someter al arquero Lampe. Foto: Jorge Uechi
APERTURA 2019

Oriente liquidó al santo con tres de Castillo (4-3)

Sociales
SOCIALES

Nicole Gutiérrez es la 'Peque' del clima

SOCIALES

Oriana Arredondo acepta el reto de 21 días para bajar de peso

SOCIALES

Estas son las candidatas del Miss Potosí 2019