OPINIÓN



| 18/07/2017


Lula: crónica de una muerte anunciada

La condena que remite al ex presidente Lula Da Silva por nueve años y medio a una prisión acusado de haberse beneficia de un inmueble de forma ilícita, es solo la consecuencia natural de un proceso que nunca tuvo la posibilidad histórica que en apariencia ostentaba. No interesa  si  la condena es por equis o zeta motivos, lo que importa notar es que constituye el resultado, el producto natural de un tipo de régimen y una forma de hacer política que solo puede subsistir en base a la explotación de la subjetividad de los pobres, de los excluidos, de las etnias o de cualquier forma que marca una diferencia en la sociedad, articulada en un discurso engañoso, característico del populismo tanto de derecha como de izquierda.

La asunción y la caída de los regímenes de este tipo parecen mostrar un patrón definido; todos suben como consecuencia de una crisis de representatividad en los marcos de la democracia republicana, y todos caen por corruptos. Sobreviven en base a una estrategia de polarización social y un metódico esfuerzo por des-institucionalizar las bases de la democracia representativa. 

Al mismo tiempo y como es natural, todos arrasan las sociedades pero generan procesos de transformación que era imprescindible ejecutar. Esas son las dos caras de la moneda, y eso explica por qué a pesar de todo, cuentan con un contingente nada despreciable de adeptos.

Lo de Lula es eso. Un final desastroso nacido en las entrañas de una manera de hacer política  basada en el discurso fácil, el derroche demagógico y la explotación de la subjetividad de los más pobres. Su éxito se aseguraba momentáneamente porque contaba con una base económica inédita en el continente. Pero por mucho dinero que circule, se regale, se distribuya o se corrompa, los discursos que se arman como un rosario de falacias terminan develando la debilidad del orden populista. Ese curioso movimiento en espiral por el que los “grandes” líderes populistas terminan presos de sus propios espejismos, de sus propias mentiras, de su inconmensurable demagogia estéril y corrupta se refleja ahora en Lula, que es la forma viviente de una factura que se paga cuando el gobierno se transforma en un simulacro ininterrumpido. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La gobernabilidad en juego
Halloween y colonialismo interno
¿Qué país quieres para tus hijos?
Brevísima historia de la democracia
Del trono a la tumba
Diferentes, pero parecidos
Madre Tierra, santa coca y malograda justicia
Dios nos libre
Lula: crónica de una muerte anunciada
“Maduro, dale duro”
Subasta ideológica
La OEA y el ‘efecto Maduro’
El progreso de los progresistas
Historias entrópicas
Experimento fallido
Una declaración democráticamente demoledora
El Colegio Departamental de Sociólogos
Leopoldo y el ‘síndrome de encumbramiento’
¿Y si Evo perdiera?
El Comité Cívico, en su hora crítica
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/11/2017
Gasolinazo sin derecho a pataleo
24/11/2017
Voto nulo
24/11/2017
Cohesión social para una ciudad segura
24/11/2017
Elecciones y democracia
23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores


EL DEBER
 
Te puede interesar
Pari es acusado por el millonario desfalco al Banco Unión
BOLIVIA

Audiencia de apelación de amigos de Juan Pari será este viernes

La Comisión remitió el proyecto al pleno de la Cámara de Senadores
BOLIVIA

Comisión aprueba Proyecto del Código de Sistema Penal en grande y detalle

Filamentos galácticos  Los restos galácticos del objeto conocido como NGC1275 fueron captados por el telescopio Hubble. Estos filamentos se encuentran a unos 230 millones de años luz de distancia de la Tierra. Foto: Nasa
EXTRA

Impresionantes imágenes del espacio que deja el 2017

Diez

La tapa de hoy

Los jugadores de Flamengo celebran el triunfo ante Junior. Foto. Reuters
COPA SUDAMERICANA

Flamengo remonta y toma ventaja en el Maracaná

FÚTBOL

Ligueros determinan romper contrato con la televisión

Sociales
Último momento

¡Hey! Gleisy, ¿qué te pasó?

Sociales

Ashley Graham consiguió sus alas de Victoria’s Secret

Sociales

Miss Ecuador criticada por su figura en el Miss Universo