PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 03/01/2018


La guerra

Mientras que en estas fechas se proclama la paz en todo el planeta, mientras los millennials y los ‘z’ nos señalan el camino de la paz, aparece en nuestro país un oscuro personaje, megalomaniaco, enarbolando banderas de guerra, con frases y poses de exacerbado cinismo.
Es fácil incitar a la  guerra intelectual, espiritual, ideológica y bélica cuando se tiene al TC y al TSE, a las FFAA y a la Policía con guirnaldas de coca en el cuello y con ponchos rojos de uniforme apoyando y defendiendo la locura. Es fácil hacerse el tipo, el intelectual y el valiente cuando se tiene el poder total de su lado. Lo difícil es poner todo ese aparato, incluyendo la ‘sapiencia’, al servicio de la convivencia pacífica. Para eso se requiere altura, despojarse del egoísmo y de la maldad. Se requiere merecer el título de gente.

Una persona que arenga a estudiantes adolescentes a tomar las armas para defender cualquier cosa, además de retrógrada y de estar en contraflecha con el devenir de la humanidad, está irremediablemente enferma del peor de los males: el odio.

El siglo XXI debería ser el siglo de la paz, de la justicia y la armonía. Más allá de las tendencias políticas y tecnológicas, el mundo, espiritualmente hablando, debe evolucionar hacia una cultura de paz, de diálogo, de conciliación.

Podría callarme y pensar que “perro que ladra no muerde”, pero no. La hiena, la víbora, el alacrán, sueltan su veneno cuando se sienten acorralados y hay que tener cuidado de su ponzoña. Nuestro deber es advertir el peligro.

Sería saludable participar como contendores en una guerra ideológica limpia y justa, en igualdad de condiciones. Pero hace tiempo que esta ‘guerra’ a la que nos desafía el falso político, no es ni será ideológica. No es una lucha entre derecha o izquierda, de imperio y colonia, de socialismo y neoliberalismo. Hace años que el botín de esta ‘su guerra’ es defender la corrupción y el narcotráfico. Y para eso han montado un ejército enorme con soldados humildes e ignorantes que hacen su trabajo deslumbrados por el  oro que les llueve como lava de volcán a sus conciencias.

Como ciudadanos de a pie tenemos que estar firmes, atentos y en vigilia en el campo de batalla. Es nuestra responsabilidad histórica. Combatamos limpiamente, sin odios ni rencores, sin entrar en su táctica ni con sus mismas armas. El odio, el resentimiento, la frustración, la ambición, la venganza, la mentira,  que queden como arsenal de este guerrero de pacotilla, y sus seguidores. Son armas obsoletas, solo le hacen daño al que las porta.

Definitivamente, como educador  y abuelo, no quiero un país donde la delincuencia esté en cada esquina y la droga circule en las mochilas de ‘dealers’ de 15 años y porque, además, ya sobreviví a las dictaduras de los 70 y no quiero que estas vuelvan con ningún tipo de disfraz ni de guirnaldas ni con poleras del Inter de Milán.

Cuando yo era niño, por las calles de mi pueblo apareció un simpático joven con los pies descalzos y declamando versos de Bécquer. Era  un seminarista. La gente decía que se había enloquecido de tanto leer. En mi adolescencia, leí El Quijote, me sorprendí cuando sus vecinos atribuían al exceso de lectura su locura. El seminarista y Don Quijote estaban locos de amor y querían redimir al mundo “desfaciendo entuertos”. Desde entonces confío en los que leen, creo en la lectura como un alimento espiritual sagrado que eleva, dignifica, enaltece, libera.
Por eso me pregunto ¿qué, cuánto y cómo habrá leído este apocalíptico jinete de la guerra, para enloquecerse y llenar con tanto veneno su corazón?

Recuerdo en este momento la comedia Lisístrata, del célebre Aristófanes. En esta obra se describe una inusual protesta femenina.  Después de meses en el campo de batalla, los guerreros atenienses retornaban de Esparta, con toda la pasión contenida, a gozar del excelso y divino placer con sus esposas. Lisístrata, una mujer extraordinaria (precursora del feminismo), convoca a todas las esposas de Atenas y las invita a plegarse a una huelga de abstinencia sexual. La consigna era clara: si los maridos no dejan la guerra, no hay sexo. Entonces surgen los pedidos excitados, los clamores románticos, susurros y toda la gama de sortilegios para seducir a las mujeres, que en este conflicto tenían todas las de ganar porque ellas estaban al borde de una piscina pública, “a calzón quitao y de piernas caídas”, mostrando sus mejores poses eróticas ante los encendidos ojos de los curtidos guerreros. ¡Claro que hubo disidentes del lado femenino, pero se impuso la mayoría. De esta obra (411 a.C.) ha quedado la sabia frase que debería ser la consigna de nuestro tiempo: “Haz el amor y no la guerra”.
Parece que nuestro bufón solo sabe hacer la guerra.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Reformas: Cuba renuncia a ser un país “comunista”
Piden inversión y menos represión a grupos vulnerables por el Sida
Gobierno nombrará a delegado para coordinar con la iglesia católica
Postulantes a guardias municipales bloquean zona de La Ramada
Mesa cree un 'disparate' que quieran hacerle pagar $us 42,6 millones
El alcohol fue detonante de todos los feminicidios en la ciudad de El Alto
Cardenal sobre el 21F: 'Yo no quisiera que la Iglesia se meta en partidismos'
Romero: No habrá nada especial en materia de seguridad en Potosí
Alkilados se fusiona con Bonny Lovy en el nuevo tema 'Ella me persigue'
La avenida Grigotá fue oficialmente abierta
'Mami nunca viene': las calamidades que sufren los niños en la frontera de EEUU"
Volvió el fútbol liguero en Bolivia
China responde a Trump y niega que manipule el yuan
PGE reformulado será enviado a la Asamblea hasta fines de julio
Crean robot para programar la limpieza del inodoro
Gobierno: se construyó más de 1.000 centros de salud
El G-20 ve una economía robusta y prevé un crecimiento del 3,9%
Matan a militar jubilado; denuncian el robo de Bs 590.000
Los nicaragüenses reafirman que seguirán lucha por paz y libertad
Multa a Google: así afectará al ecosistema tecnológico mundial
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/07/2018
Conversaciones en la catedral
23/07/2018
Cuidado con la propiedad privada
23/07/2018
Entierro sin responso
23/07/2018
Política salarial inequitativa
22/07/2018
"Ni me despeiné al verla"
22/07/2018
¿Puede la economía mundial sobrevivir sin EEUU?


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Reformas: Cuba renuncia a ser un país “comunista”

DÕA MUNDIAL DEL SIDA - GRA134. VALENCIA, 01/12/2016.- Un grupo de personas se han concentrado hoy en Valencia con motivo de la celebraciÛn del DÌa Mundial del Sida. EFE/Kai Forsterling ESPA—A SALUD SIDA
MUNDO

Piden inversión y menos represión a grupos vulnerables por el Sida

Autoridades nacional se reunieron con los representantes de la Conferencia Episcopal I Foto: ABI.
BOLIVIA

Gobierno nombrará a delegado para coordinar con la iglesia católica

Diez
Lionel Messi es un goleador histórico del cuadro culé
FÚTBOL

Messi cumple una década luciendo el '10' en el Barcelona

La academia confía en lograr un buen resultado en su estreno en el torneo
FÚTBOL DE BOLIVIA

Blooming se estrena en Sacaba con un plantel sin refuerzos

Zeballos es un ídolo para la afición albiverde que celebró su contratación para esta temporada. (Foto: Ricardo Montero)
FÚTBOL DE BOLIVIA

Pablo Zeballos: "Me gusta estar siempre cerca del arco del rival"

Sociales
¡Mirá vos!

Joyce Prado, una reina todoterreno

La modelo Silvia Llápiz y la exreina de belleza Alexia Viruez son grandes amigas. Son vecinas del mismo condominio. Foto: Fernando Calvimontes
Día especial

Ocho historias de 'amiguis' en Santa Cruz

Rony V. Smolyaev es míster Ucrania. Busca ganar en la noche final
Esta semana

Se calienta el Men Universe Model 2018