PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 03/01/2018


La guerra

Mientras que en estas fechas se proclama la paz en todo el planeta, mientras los millennials y los ‘z’ nos señalan el camino de la paz, aparece en nuestro país un oscuro personaje, megalomaniaco, enarbolando banderas de guerra, con frases y poses de exacerbado cinismo.
Es fácil incitar a la  guerra intelectual, espiritual, ideológica y bélica cuando se tiene al TC y al TSE, a las FFAA y a la Policía con guirnaldas de coca en el cuello y con ponchos rojos de uniforme apoyando y defendiendo la locura. Es fácil hacerse el tipo, el intelectual y el valiente cuando se tiene el poder total de su lado. Lo difícil es poner todo ese aparato, incluyendo la ‘sapiencia’, al servicio de la convivencia pacífica. Para eso se requiere altura, despojarse del egoísmo y de la maldad. Se requiere merecer el título de gente.

Una persona que arenga a estudiantes adolescentes a tomar las armas para defender cualquier cosa, además de retrógrada y de estar en contraflecha con el devenir de la humanidad, está irremediablemente enferma del peor de los males: el odio.

El siglo XXI debería ser el siglo de la paz, de la justicia y la armonía. Más allá de las tendencias políticas y tecnológicas, el mundo, espiritualmente hablando, debe evolucionar hacia una cultura de paz, de diálogo, de conciliación.

Podría callarme y pensar que “perro que ladra no muerde”, pero no. La hiena, la víbora, el alacrán, sueltan su veneno cuando se sienten acorralados y hay que tener cuidado de su ponzoña. Nuestro deber es advertir el peligro.

Sería saludable participar como contendores en una guerra ideológica limpia y justa, en igualdad de condiciones. Pero hace tiempo que esta ‘guerra’ a la que nos desafía el falso político, no es ni será ideológica. No es una lucha entre derecha o izquierda, de imperio y colonia, de socialismo y neoliberalismo. Hace años que el botín de esta ‘su guerra’ es defender la corrupción y el narcotráfico. Y para eso han montado un ejército enorme con soldados humildes e ignorantes que hacen su trabajo deslumbrados por el  oro que les llueve como lava de volcán a sus conciencias.

Como ciudadanos de a pie tenemos que estar firmes, atentos y en vigilia en el campo de batalla. Es nuestra responsabilidad histórica. Combatamos limpiamente, sin odios ni rencores, sin entrar en su táctica ni con sus mismas armas. El odio, el resentimiento, la frustración, la ambición, la venganza, la mentira,  que queden como arsenal de este guerrero de pacotilla, y sus seguidores. Son armas obsoletas, solo le hacen daño al que las porta.

Definitivamente, como educador  y abuelo, no quiero un país donde la delincuencia esté en cada esquina y la droga circule en las mochilas de ‘dealers’ de 15 años y porque, además, ya sobreviví a las dictaduras de los 70 y no quiero que estas vuelvan con ningún tipo de disfraz ni de guirnaldas ni con poleras del Inter de Milán.

Cuando yo era niño, por las calles de mi pueblo apareció un simpático joven con los pies descalzos y declamando versos de Bécquer. Era  un seminarista. La gente decía que se había enloquecido de tanto leer. En mi adolescencia, leí El Quijote, me sorprendí cuando sus vecinos atribuían al exceso de lectura su locura. El seminarista y Don Quijote estaban locos de amor y querían redimir al mundo “desfaciendo entuertos”. Desde entonces confío en los que leen, creo en la lectura como un alimento espiritual sagrado que eleva, dignifica, enaltece, libera.
Por eso me pregunto ¿qué, cuánto y cómo habrá leído este apocalíptico jinete de la guerra, para enloquecerse y llenar con tanto veneno su corazón?

Recuerdo en este momento la comedia Lisístrata, del célebre Aristófanes. En esta obra se describe una inusual protesta femenina.  Después de meses en el campo de batalla, los guerreros atenienses retornaban de Esparta, con toda la pasión contenida, a gozar del excelso y divino placer con sus esposas. Lisístrata, una mujer extraordinaria (precursora del feminismo), convoca a todas las esposas de Atenas y las invita a plegarse a una huelga de abstinencia sexual. La consigna era clara: si los maridos no dejan la guerra, no hay sexo. Entonces surgen los pedidos excitados, los clamores románticos, susurros y toda la gama de sortilegios para seducir a las mujeres, que en este conflicto tenían todas las de ganar porque ellas estaban al borde de una piscina pública, “a calzón quitao y de piernas caídas”, mostrando sus mejores poses eróticas ante los encendidos ojos de los curtidos guerreros. ¡Claro que hubo disidentes del lado femenino, pero se impuso la mayoría. De esta obra (411 a.C.) ha quedado la sabia frase que debería ser la consigna de nuestro tiempo: “Haz el amor y no la guerra”.
Parece que nuestro bufón solo sabe hacer la guerra.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Gobierno y privados se reunirán para analizar el doble aguinaldo 
India levanta la estatua más grande del mundo en honor al "hombre de hierro"
¿Cómo hablar de sexualidad con mi hijo? Aquí algunos consejos
Despedidos en medio de la crisis económica, sobrevivir sin empleo en Argentina
En Bolivia buscan que la madre de 'Chumita' se quede a cuidar a sus otros hijos
Filas en los primeros días de la preinscripción escolar 2019
El mundo no favorece hoy la profundización de la democracia
La cazadora de pedófilos que se convirtió en presa de su propia trampa
Garantizan atención para hermanos de 'Chumita'
Victor Hugo Cárdenas, exvicepresidente de Bolivia
Lampe espera estudios de Rossi para ser titular
Messi celebra inicio de obras de centro contra el cáncer que financia
Trump amenaza con cerrar la frontera con México por migrantes indocumentados
Su novio le contagió VIH y logró que se haga justicia
Policía anuncia que no habrá prórroga a la inspección técnica
Romero manda indagar amenazas a personas en el caso bebé Alexander
Evo dice que Mesa siempre fue seguidor de 'Goni'
Templo de la Sagrada Familia pagará 36 millones en diez años
Dijo que le iban a pagar por robarse a un niño y ahora está detenido
Sonora Dinamita, el uso de la marca desata polémica en Bolivia
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


18/10/2018
Entre la maniobra y la esperanza
18/10/2018
Melchor y Cecilio
18/10/2018
Doble aguinaldo electoral
18/10/2018
Electoralización prematura y polarización
17/10/2018
Dudas electorales
17/10/2018
¡Prepare $us 1.500 para fin de año!


EL DEBER
 
Te puede interesar
Como constructor, asegura que los propietarios jamás perderán sus bienes y que no hay estafa
POLÍTICA

Magistratura pide un informe por el error en el que incurrió DDRR

Guillén durante la conferencia de prensa. Foto Ministerio de Economía
ECONOMÍA

Gobierno y privados se reunirán para analizar el doble aguinaldo 

Patel es conocido como el "hombre de hierro" del país asiático. Foto AFP
MUNDO

India levanta la estatua más grande del mundo en honor al "hombre de hierro"

Diez
Gonzalo Higuaín. Foto: Facebook
ITALIA

Higuaín no siente rencor hacia la Juventus tras su salida

Bolt marcó un doblete la semana pasada en su debut, como titular. Foto: AFP
FÚTBOL

Usain Bolt rechaza la oferta de La Valeta FC

Neymar y Gabriel Medina. Foto: Neymar
CURIOSO

Neymar viaja a Portugal para apoyar al surfista brasileño Gabriel Medina

Sociales
Simpáticas. Las damas socias fueron las protagonistas de la celebración
SOCIALES

Los Socios se rinden ante sus mujeres

Historias de vida. Nueve personajes de los distintos realitys de la TV en Bolivia cuentan experiencias que no se ven en la pantalla. Conocelos
SOCIALES

Su lucha más allá de la tele

Elogiaron el nuevo producto. Óscar Parada y Ximena Zalzer
SOCIALES

Beck’s se suma a la variedad de cervezas de CBN