PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



OPINIÓN | 19/08/2018


El viejo dilema económico boliviano

Uno de los debates que más pasiones desata en Bolivia (no es necesariamente el caso de otras regiones del mundo), pertinaz y anclado en la discusión entre estatismo y privatismo, sigue basado en el blanco y el negro de buenos y malos, arrastrando pasiones en torno a la definición cada vez más inasible de populistas versus estadistas.

En los tiempos del nacionalismo revolucionario, sobre todo en su etapa de “institucionalización”, se acuñó la idea nunca concretada de verdad, de la economía mixta, siguiendo los modelos intermedios denominados “terceristas” que buscaban guardar equidistancia de los dos grandes bloques de la Guerra Fría que luchaban a brazo partido para imponer el capitalismo o el socialismo.

La base de la discusión se fundamentaba en otro viejo debate, en una de cuyas puntas estaba el nacionalismo que se suscribía a las cualidades del Estado como empresario, por una parte, y en la hipótesis de la naturaleza expoliadora de las empresas privadas transnacionales como brazos ejecutores de una política imperial de vaciamiento de los recursos de los países periféricos, por la otra. El único camino para garantizar el desarrollo y el progreso de un país, se decía, es el control por parte de este de sus recursos naturales, sumado a la generación de una industria propia que le dé valor agregado a sus exportaciones.

Estas premisas marcadas a fuego en la llamada izquierda nacional y, con variantes más o menos radicales, compartidas por el conjunto de una izquierda casi siempre fragmentada y empeñada en largos y estériles debates de carácter conceptual, ha alimentado por décadas una de las líneas de pensamiento y acción de partidos y gobiernos en Bolivia. Sobre estas premisas que son las que en buena medida predica el actual Gobierno, hagamos algunas reflexiones.

El escenario económico internacional de hoy es el de la globalización basada en la economía de mercado, una fuerte interconexión y una política general de bloques de integración. Las naciones más poderosas, sea como bloque o individualmente, ejercen en la práctica políticas de subsidios para sus sectores más vulnerables y no modificarán ese comportamiento independientemente de su prédica liberal. La industrialización superada ya en su fase tradicional, la de la llamada industria pesada, ha segmentado y trasnacionalizado la estructura productiva. Las decisiones de inversión y de aporte tecnológico están condicionadas por la competitividad jurídica, salarial, impositiva y logística.

La extracción y transformación de materias primas no es ajena a esa realidad. Un país productor debe garantizar las condiciones adecuadas de cumplimiento y “entrega a domicilio” en los términos y condiciones pactados, al margen de su realidad interna. Esa provisión será más rentable en la medida en que su valor agregado sea mayor. Para ello el exportador deberá garantizar volumen y calidad en escalas competitivas en los mercados que atiende o en los mercados que pretende abrir. Ese desafío debe ser respondido con inversiones adecuadas, sumadas a tecnología creciente y una relación eficiente entre costo de inversión, costo operativo y renta.

El comprador del producto no pregunta cómo se ha desarrollado la operación, le interesa contar con el producto en las condiciones pactadas. El proveedor, si tiene una mínima racionalidad, debe buscar que su ecuación costo-beneficio sea razonable. En este escenario debe evaluar si la premisa del Estado empresario es la ideal, o si lo es la asociación en condiciones de beneficio mutuo con inversionistas internacionales, si es posible esa asociación con inversionistas locales (la opción más compleja, porque el Estado no ha hecho otra cosa que debilitar a la empresa local, o mal acostumbrarla a la droga del subsidio), o si eventualmente una inversión totalmente privada es una buena opción.

Las premisas no negociables en este contexto son tres: transparencia, beneficio económico y, como corolario, bienestar para los ciudadanos.

De lo que se trata es de entender que el galimatías ideológico que enredó, sobre todo a la izquierda boliviana desde los albores del siglo XX, debe desenredarse con acciones que estén basadas en el Estado de derecho y en la búsqueda de la felicidad de los ciudadanos, los únicos y verdaderos dueños del Estado y de la noción de un patriotismo republicano. La respuesta, por tanto, podrá ser disímil en cada caso que se analice y podrá y deberá ser flexible y desprejuiciada según lo imponga la realidad.

El siglo XXI, además, propone algo que está ya en otra dimensión en la era posindustrial y vertiginosa de cambios que cuestionan de raíz premisas sobre desarrollo y progreso, a las que hay que sumar el desafío de la sostenibilidad y el respeto a un entorno ambiental que nos pone en serio riesgo de vida.

 





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
FaceApp: qué riesgos de privacidad hay al usar la aplicación de origen ruso que te permite verte como anciano
Alejandro Toledo: de qué acusan al expresidente peruano arrestado en Estados Unidos por el caso Odebrecht
6 implicados en la violación a una niña son enviados a Palmasola y a Cenvicruz
Por qué hay países que se sienten amenazados por la moneda de Facebook
Sport Boys denuncia intento de amaños de partidos
Sport Boys denuncia intento de amaños de partidos
Quién es Ursula von der Leyen, la primera mujer elegida para presidir la Comisión Europea
Hallan un ‘arsenal’ de medicamentos, recetas y equipos en el casillero de una enfermera
Vuelos especiales de BoA no solo son para pacientes de cáncer y también aplica a rutas internacionales
Oficial: Le quitan puntos a Sport Boys y San José
Cuán difícil es trasladar de sitio el cuadro más famoso de Da Vinci y por qué lo hacen ahora
El TSE dice que desde el 19 de julio los partidos podrán sustituir a sus candidatos
Bolivia y Chile perfilan un circuito turístico que también incluya a Perú
El Área 51: de qué se trata la polémica iniciativa de 'tomar por asalto' la misteriosa base militar en la que los fanáticos de los ovnis creen que EEUU oculta extraterrestres
Percy le canta a residentes paceños: “¡Oh, linda La Paz! (...) ¡Oh, colla incapaz!”
Denuncian a Defensoría de la niñez por ocultar la violación y embarazo de una niña de 12 años
Las redes explotan con el anuncio de Thor 4
Tres personas acusadas de delitos electorales en Riberalta van a prisión
Perú, Bolivia y Brasil se unen para luchar contra la trata de personas
Los 6 momentos clave de la caída de 'El Chapo', el capo de la droga
En Facebook


16/07/2019
Políticos en su laberinto
16/07/2019
Fútbol, publicidad y política
16/07/2019
Pongámonos de acuerdo con el futuro que viene
16/07/2019
Pero ¿qué es un BRT?
15/07/2019
YPFB, malos negocios
15/07/2019
El caso de un alcalde


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los menores acusados de violación agravada fueron encontrados culpables. Deberán cumplir su condena en Cenvicruz. Foto: archivo
SANTA CRUZ

6 implicados en la violación a una niña son enviados a Palmasola y a Cenvicruz

Hallan un ‘arsenal’ de medicamentos, recetas y equipos médicos en el casillero de una enfermera en Oruro | Foto: Emilio Huáscar
ORURO

Hallan un ‘arsenal’ de medicamentos, recetas y equipos en el casillero de una enfermera

Durante el 2018 esta aerolínea facilitó la ayuda a 1.177 casos. Foto: archivo
SALUD

Vuelos especiales de BoA no solo son para pacientes de cáncer y también aplica a rutas internacionales

Diez
Romero dijo que irán hasta las últimas consecuencias. Foto: Fuad Landívar
FÚTBOL

Sport Boys denuncia intento de amaños de partidos

Carlos Blanco, presidente de Destroyers, durante una entrevista en EL DEBER Radio. Foto: Archivo
POLÉMICA

Destroyers oficializó la impugnación contra Nacional Potosí

OFICIAL

Comisión Técnica oficializa la quita de puntos a Sport Boys y a San José

Sociales
SOCIALES

Romy Paz, la mejor azafata del Festival de Vinos y Quesos

SOCIALES

La miss Grand Bolivia 2019 se lanza a la carrera por el título

SOCIALES

La portada de Vogue México fue hecha ¡en Bolivia!