OPINIÓN



| 18/07/2017


El encanto socialista

Estos días, Samuel Doria Medina, uno de los hombres más ricos de Bolivia, orgullosamente participó de un congreso de la Internacional Socialista, del cual es miembro. Recuerdo un discurso de Rubén Costas ante una multitud a los pies del Cristo en el cual afirmó que Evo Morales era un falso socialista y que él (Costas) le iba a mostrar lo que era el verdadero socialismo.

El socialismo propugna el control de los medios de producción en manos del Estado. Incluso estirando lo más posible las definiciones de socialismo, es difícil catalogar a uno de los empresarios más ricos de Bolivia y al actual gobernador de Santa Cruz como socialistas. Es cierto que ni Doria Medina ni Costas son ideólogos, lingüistas o intelectuales; probablemente no son adeptos a la historia, la economía y la filosofía, pero deberían tener un concepto aproximado de qué significa socialismo, así como yo sé, sin ser biólogo, que las vacas no ponen huevos, ni las gallinas dan leche. 

Resalto la cuestión no por las opiniones políticas o las interpretaciones semánticas de dos personas en particular, sino porque el fenómeno es más bien generalizado. La palabra ‘socialismo’ tiene un encanto de cuento de hada, de flautista de Hamelin que emboba y hace que muchos que incluso teniendo buen criterio en muchas cosas, en lo político quieran ser herederos de políticas que han fracasado donde han sido probadas y han dejado muerte, pobreza y zozobra. Gente que admira a Lenin, políticos cuyo mayor orgullo es tener una foto con Fidel, gente que defiende el socialismo del siglo XXI que ahora mismo tiene a Venezuela en ruinas. ¿Por qué una ideología que ha matado millones y multiplicado generaciones de miseria es pavoneada por tantos políticos, mientras que son pocos los que se enorgullecen de ser liberales (o peor aun ser llamados capitalistas) a pesar de que las mejores condiciones de vida para los obreros están en los países capitalistas? 

Yo creo firmemente que es uno de los mayores retos de nuestra generación, si queremos un país mejor, si queremos mundo mejor es renunciar a la tibieza intelectual y salir del encantamiento socialista del que muchos en Latinoamérica han sido víctimas. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Reflexiones sobre la intolerancia
Reflexiones sobre la humildad y la pobreza
Las armas y la libertad
Las picardías del Banco Unión
Los abusos de la democracia
El vicio contemporáneo
Celebrando la libertad
Poder político y subsidiaridad
El desafío terrorista
Capitalismo y cooperación
Ideología y periodismo
Quebrar en una economía de mercado
Un eufemismo cruceño
El encanto socialista
El precio de la justicia
Ni orgullo ni vergüenza
El valor de Menger
En defensa de los cocaleros
Libertad económica en Bolivia
La utopía socialista
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


19/11/2017
Sentimientos del gallo
19/11/2017
El azul de La Habana
19/11/2017
Santa Cruz 4.0
19/11/2017
¿El fin de una farsa inhumana?
19/11/2017
Las razones de mi voto
19/11/2017
La ley de leyes


EL DEBER
 
Te puede interesar
SANTA CRUZ

Exitosa jornada de vacunación

MUNDO

Sánchez consolida tercer lugar en Chile

MUNDO

Piñera y Guillier van a segunda vuelta en Chile

Diez
Festejo de la gente de Quebracho en Villa Montes. Foto: Armando Vaca
SIMÓN BOLÍVAR

Quebracho se impone en la ida a Kala

El capitán de la academia cruceña fue el conductor de las jugadas. Foto:  Jorge Gutiérrez
FÚTBOL

Joselito encarriló la goleada celeste

Vaca celebrando el segundo gol del compromiso. Foto: Jorge Uechi
BLOOMING

Vaca dio cátedra de goles a la ‘U’

Sociales
Sociales

Miss Bolivia es portada de un periódico de Las Vegas

FOTOS: Miss Universo/Marco Velasco/Instagram/Internet
Sociales

11 datos que debes saber del Miss Universo 2017

Sociales

George Clooney vuelve a la televisión después de 20 años