OPINIÓN



OPINIÓN | 17/07/2017


El brutalismo de Evo Morales

Me uno al debate iniciado por Carlos Mesa sobre el ‘engendro’ que Evo Morales ha ordenado construir a las espaldas del Palacio de Gobierno, un mamotreto de 28 pisos y 250 millones de bolivianos de costo. A las pocas cuadras, el Legislativo también tendrá una nueva sede, otro armatroste de pésimo gusto y extraordinario precio, en ese caso de 500 millones de bolivianos.

En enero de 2014 escribí la columna El nuevo Palacio de Evo, en la que me sumé al pedido de Agustín Echalar de salvar la casona colonial que estaba en el lugar y evitar la construcción del adefesio de marras. Otras notas de prensa, y otras columnas de Echalar fueron publicadas posteriormente al respecto, algunas de ellas tomando como base los análisis del arquitecto Juan Carlos Calderón, quien advertía sobre el daño urbanístico que estaba a punto de cometerse. 

Finalmente, la columna de Mesa sí logró por lo menos una reacción de las autoridades, que se habían negado antes a darla, mediante el vicepresidente Álvaro García Linera, que hizo una declaración llena de su habitual fraseología. Mesa, con precisión de cirujano, demostró la falta de conocimiento e información de García Linera sobre el tema. Es lamentable que este debate se dé recién ahora cuando ya no hay nada que hacer al respecto. 
A todo lo dicho por Mesa en su respuesta al vicepresidente queda algo que agregar: el diseño de los dos edificios, en realidad, responde al estilo ‘brutalista’, que estuvo vigente entre los años 50 y 70 y que dio origen a feas y enormes construcciones basadas en ‘cemento bruto’, de donde viene el nombre de esta tendencia arquitectónica. En varias ciudades de EEUU y Europa, los edificios más antiestéticos son de ese estilo, tanto que motivó que vecinos y especialistas hicieran campañas para demolerlos.

Es verdad que en el pasado, sectores que detentaban el poder deseaban imponer una nueva simbología mediante la destrucción de edificaciones anteriores. Claramente lo hicieron los españoles, encima de templos mayas, aztecas o incas, o los liberales en Bolivia a principios del Siglo XX, que decidieron derribar, por ejemplo, la modesta pero hermosa iglesia jesuita del Loreto para construir el actual Palacio Legislativo. Fueron errores y horrores cometidos contra la herencia cultural anterior. Y cuando pensábamos que ello nunca más sucedería, porque suponíamos que los políticos evolucionan hacia ideas de tolerancia, de respeto, de reconocimiento del pasado, de sensibilidad artística, etc., llega la megalomanía de un régimen incapaz de reflexionar con sensatez y escoge el brutalismo para dañar para siempre el espíritu de una ciudad. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El brutalismo de Evo Morales
Tuits presidenciales
El problema no es Achá, es Evo
Si yo pudiera debatir con el vicepresidente
Reunión en Palacio: “Todo está bien, jefe”
Nueve similitudes entre Evo y Trump
Concentraciones opositoras: “Andate nomás, che”
Dictadura de jueces y fiscales
Evo, el ‘Superman’ de los presidentes
El Dakar y la luz al final del túnel
Sobre las mentiras de un documental trucho
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


27/07/2017
No son ningún vende ambaibas
27/07/2017
Esfuerzos estériles
27/07/2017
Libertad de empresa
27/07/2017
Nimiedades
26/07/2017
¿Es justo criticar a la Policía?
26/07/2017
Ana Lorena: un adiós doloroso


EL DEBER
 
Te puede interesar
SANTA CRUZ

Centro policial en San Matías estará conectado con Santa Cruz

Este es el nuevo informe presentado por Forbes
MUNDO

Bill Gates ya no es el más rico del mundo

Foto referencial. Los adhesivos resistentes tienen un amplio rango de aplicaciones
MEDICINA

El moco de babosa inspira un nuevo tipo de pegamento quirúrgico

Diez
Carlos Saucedo fue el goleador de Guabirá en el anterior torneo. Foto. Archivo
LIGA

No lo quieren ver "ni en pintura" a Saucedo

Alejandro Bejarano decidió volver a Universitario de Sucre. Foto. Archivo
LIGA

La ‘U’ gana la pulseada por Bejarano

Los
POTOSÍ

Real debutará con seis refuerzos

Sociales
SOCIALES

Elegí a tus favoritos para ganar el Bailando

SOCIALES

Dalma, la miss de las cuatro coronas

SOCIALES

|Video| Justin Bieber atropelló a un paparazzi