PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 09/02/2018


Cantos insonoros

A la salida de mi oficina, dentro del primer anillo, en la calle Beni —la de los micros—, antes de llegar a la esquina de la Celso Castedo, están ellos, reunidos como mariachis trasnochados, a la espera de treparse a ‘sus’ micros. Es fácil reconocerlos, todos tienen algún instrumento musical en sus manos: guitarras, bombos, charangos, entre otros. Alguna vez, hasta me pareció escuchar un violín. La gente, y ellos mismos, se denominan “cantantes de los micros”.


Esta singular forma de ganarse la vida, la había visto antes en el transporte público de Santiago, Chile -tanto en el metro, como en el famoso Transantiago-, y nunca me imaginé que las condiciones de nuestros vehículos pudieran permitir que haya el espacio necesario para que estos artistas de calle ejerzan su oficio. Y sí, lo hacen. Detrás de uno de ellos, me trepé al autobús número 89, y pude ser parte de los sufridos espectadores de un cantor que intentó entretenernos con un remix de canciones mexicanas.


Antes de subirse al colectivo, con una rebuscada cortesía, pidió permiso al chofer para entonar sus canciones y bajarse más adelante, sin tener que pagar el pasaje. Tuve la precaución de no subirme en una ‘hora pico’, de igual manera, mi cabeza viajó doblada para caber en una ‘lata de sardina’, toda destartalada, que partió rauda para detenerse bruscamente, a pocos metros, en medio de la intersección del semáforo de la esquina. En ese instante, junto al esfuerzo de las cuerdas vocales del guitarrero -que además hacia equilibrios para no caerse-, tuvimos el acompañamiento musical de las bocinas de los autos que quedaron impedidos de cruzar la calle. Toda una sinfonía de sonidos urbanos.


Después de varios minutos de baches, apretujones, frenazos y vertiginosos arranques, el guitarrero se bajó cantando -a capela-, una de Vicente Fernández, mientras pasaba la mano para recibir sus propinas. Presuroso, después de abrirme paso entre medio del atiborrado pasillo, me bajé detrás de él. Ya en la acera, en tierra firme, esperando el bus de retorno, pude abordarlo y conversar acerca de su peculiar forma de ganarse la vida.


No son cantores de escenario, o de tarima de plaza, menos de fiesta, son otro tipo de cantores, tienen un público cautivo, que viaja apretujado, sudoroso, cansado, y que se sube y baja de un desvencijado vehículo. La mayor parte de las unidades, tienen al volante un conductor que no respeta ninguna regla de tránsito, y que sus tiempos de llegada y salida, los obligan a convertir las calles en peligrosas pistas de carrera, donde reina el más fuerte y el más veloz. Pero que, según el testimonio de mi entrevistado, son “sensibles” a la música de estos “cantores de la vida”, que los entretienen, y en ocasiones, “hasta ríen de sus chistes”.


Junto a la decena de músicos sobre ruedas, hay un ejército de otros ‘competidores’ que comercializan dulces, chupetes, chicles y otras baratijas arriba de los micros o en las esquinas más transitadas del pueblo, donde también deambulan mendigos, malabaristas e improvisados saltimbanquis. La pobreza extrema y la carencia de empleo obligan a miles de bolivianos a ganarse el pan de cada día en las crudas y despiadadas calles de sus ciudades.  Su canto es un canto in crescendo, pero que nadie escucha. A ellos nadie les cumple.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Comienza la vacunación contra el ébola en Congo
¡Imperdible! Se viene lo nuevo de Animal de Ciudad
Sony anuncia acuerdo para adquirir EMI Music por $us 1.900 millones
Facultad de la Uagrm distingue al director general de EL DEBER
Muere una superviviente de la tragedia aérea de Cuba
Por un cólico biliar Leyes deberá someterse a cirugía
Artista boliviana se une a la paisajista Joung en la Chelsea Flower Show
Frustraron viaje a EEUU al acusado del segundo robo al Unión
Iglesia pide evitar el linchamiento social de la monja acusada de agresión 
La NASA busca medir exhaustivamente el ciclo del agua de la Tierra
Denuncian a empresa china en Beni por maltratar a bolivianos
Una mexicana de 71 años asegura estar embarazada
Jake Gyllenhaal será el villano Mysterio en la secuela de Spiderman
Una nube tóxica se eleva sobre Hawái mientras la lava llega al océano
Los Obama producirán contenidos para Netflix
Detectan en un hospital uruguayo un caso de la bacteria mortal KPC
Jugosas apuestas en dólares incentivan las carreras ilegales
¡Confirmado! La mayor biodiversidad del mundo está en Bolivia
Inician trabajos en la Grigotá: no habrá paso de vehículos por 30 días
"Nadie hace nada": el dolor de un venezolano tras triunfo de Maduro
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/05/2018
Llanto por el gas
21/05/2018
La hoguera de Tom Wolfe
21/05/2018
Evo, Groux y salto con derroche
21/05/2018
Trabajadores y dueños de la empresa, ¿ecuación exitosa?
20/05/2018
Ser y parecer no es lo mismo
20/05/2018
Cuando no bastan las renuncias


EL DEBER
 
Te puede interesar
Personal médico realizará un seguimiento a las personas vacunadas para ver los efectos secundarios. Foto: Reuters
SALUD

Comienza la vacunación contra el ébola en Congo

 El proyecto musical, iniciado por Ronaldo Vaca Pereira, tiene más de 10 años
MÚSICA

¡Imperdible! Se viene lo nuevo de Animal de Ciudad

La japonesa Sony logró un acuerdo con un fondo saudí para adquirir las acciones de la disquera EMI. Foto referencial
MÚSICA

Sony anuncia acuerdo para adquirir EMI Music por $us 1.900 millones

Diez
El albúm de figuritas del Mundial se publicó con muchos futbolistas que no estarán en Rusia 2018. Foto: Internet
RUSIA 2018

Jugadores del álbum de figuritas que no van al Mundial

Haquin es uno de los zagueros que tiene la chance de jugar de titular ante Estados Unidos. Foto: Prensa FBF
FÚTBOL

La Verde trabaja en la zona defensiva

LA PAZ

Acusan a César Farías de lesionar a Quiñónez en una gresca

Sociales
SOCIALES

La modelo y ex azafata de LaMia, Ximena Suárez, ahora es conferencista

Foto: Internet
SOCIALES

Emilia Clarke reveló que Brad Pitt le ofreció 120 mil dólares por una cita

SOCIALES

Miguel Neto y Gley Salazar celebran dos años de amor

x
¿Te gustaría recibir el periódico en tu casa u oficina?