SOCIEDAD

En Bolivia, 12 personas mueren al día por causa del consumo de cigarro


Se estima que la próxima semana se aprobará una ley de control del tabaco. Entre otras cosas, no se podrá fumar en sitios cerrados públicos y de trabajo, ni vender al raleo. El Estado deberá proveer terapias a los fumadores que quieran dejar el cigarro


El Sedes estuvo en el centro junto a estudiantes de Medicina llamando a la reflexión. Foto: JORGE GUTIÉRREZ
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

31/05/2019

En Bolivia el tabaco es el responsable de 4.474 muertes al año, 6.546 eventos cardiacos y cerebrovasculares, 10.349 casos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y 1.316 casos de cáncer. Este es el dato frío del Sedes a propósito de su campaña denominada No dejes que el tabaco te quite la respiración dado que hoy en todo el mundo se celebra el Día contra el tabaco.

Acerca de esta realidad la próxima semana se elevará a rango de Ley el Decreto Supremo 29376 para emitir sanciones y prohibiciones a las tabacaleras y los consumidores. En este sentido el diputado Franklin Flores confirmó a EL DEBER que el proyecto de ley fue trabajado técnicamente en la comisión de Educación y Salud con la participación de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y otros ministerios involucrados en el tema, consensuada, evaluada y aprobada en grande y en detalle. Ahora se encuentra en la instancia de la Cámara de Diputados y estima que la próxima semana va a estar en agenda para su aprobación.

Aspectos llamativos



La ley incorpora todos los aspectos que exige el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS que son: vigilar el consumo del tabaco y las medidas de prevención; proteger a la población del humo de tabaco; ofrecer asistencia a las personas que deseen dejar de fumar; advertir de los peligros del tabaco y hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad y promoción.

Ojo, el proyecto de Ley no prohíbe fumar, pero busca asegurar un ambiente saludable a las personas no fumadoras y apoyar indirectamente a los fumadores para abandonar o disminuir su adicción, evitando así enfermedades y muertes. Todos los países de Sudamérica ya habían implementado esta medida a excepción de Bolivia.

Después de la aprobación de la ley, habrá protección del humo de tabaco en lugares cerrados públicos y de trabajo, como establecimientos de salud; del sistema educativo; transporte público; empresas que brinden servicios de hospedaje; ambientes de venta y/o consumo de alimentos, bebidas alcohólicas, diversión nocturna y de entretenimiento; espacios destinados a la recreación de niños; áreas protegidas, zonas boscosas y zonas turísticas.

Por otro lado, siendo el empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco una medida contundente de informa ción de los riesgos de fumar a la población, especialmente a los grupos vulnerables como niños y adolescentes, el proyecto de ley plantea que las advertencias sanitarias ocupen el 80% en las caras principales de las cajetillas.



En cuanto a la comercialización, no se la prohibirá, pero sí se regulará la venta de productos que estén al alcance de los niños, así como se prohíbe la venta de cigarrillos a menores de 18 años; la distribución y venta de cigarrillos sueltos, por unidad o al raleo; venta de productos de tabaco cerca de establecimientos de salud y educación, exhibir los cigarros en sitios que permitan al usuario o consumidor tomarlos directamente o que estén al alcance de los niños; y se regulará la comercialización de los nuevos productos de tabaco, como el cigarrillo electrónico.

El Ministerio de Salud en coordinación con las Entidades Territoriales Autónomas (gobernaciones y municipios) elaborarán protocolos de atención, guías y otras medidas para la promoción, protección, diagnóstico y abandono del consumo del tabaco, según la reglamentación. Cabe preguntarse en este último punto qué va a pasar, pues en el país no se conoce de muchos programas de ayuda para dejar de fumar.

26% fuma en Bolivia

Iracema Justiniano, responsable del Programa Salud Mental de la Gobernación, informó que el objetivo del Día Mundial sin Tabaco, es contribuir a proteger a las nuevas generaciones. “El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable, siempre y cuando las personas dejen el tabaco; se busca crear conciencia en los fumadores sobre los riesgos para su salud y su entorno familiar, social y económico.

Actualmente Bolivia tiene una prevalencia de 26,6% de tabaquismo, así lo determinó un estudio nacional del sistema de salud y a escala local, según lo que declaran los pacientes en la consulta del sistema público, por cada tres que reconocen que son fumadores, uno de ellos es mujer. Justiniano reconoce que este dato podría ser mucho mayor, si se toma en cuenta que no todos asisten a la consulta pública, así como también es posible que no todos sean sinceros a la hora de declararse fumadores.



 



 




En esta nota