LA ENTREVISTA

“Para subir el salario el Gobierno consulta con ambas partes”


Posición. El ministro de Trabajo remarcó que se escuchó a los privados cuando presentaron su propuesta del incremento salarial. Sostuvo que como Gobierno no cuidan los intereses sectoriales, sino el general

Postura. La autoridad asegura que el Ejecutivo respeta la Constitución y que el tema tripartito que proponen e insisten los empresarios está desvirtuado. Archivo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/07/2018

El ministro de Trabajo considera que el pedido de los privados de formar parte de la mesa de negociaciones por el tema del incremento salarial es equivocado, pues según la autoridad como actores de la economía son habitualmente consultados para realizar cualquier modificación que los pueda afectar.

Considera que la posición de la OIT no provocará cambios en la política laboral, que lleva adelante el Gobierno y que es, en primera instancia, proteger a los trabajadores, algo que ya es conocido por la OIT.

—¿Se cumple con el Convenio 131?

Nuestro Gobierno cumple lo que dice este convenio. Se protege al trabajador, fija salarios mínimos que garanticen equidad. Los años en que estamos en el Gobierno se ha fijado desde Bs 443 a Bs 2.060 actualmente, de tal modo que se atiende a las necesidades del trabajador y su familia, reduciendo las brechas de desigualdad que existen y lógicamente, causando mayor equidad.

—¿Qué opina de la insistencia de los empresarios para crear una mesa de trabajo tripartita para fijar los incrementos salariales?

Pareciera que los empresarios estuvieran buscando que el Gobierno no atienda la solicitud de los trabajadores o estuvieran cuestionando la política salarial. Las normas señalan que los mecanismos de establecimiento, aplicación y modificación del salario mínimo se deben realizar en consulta con los actores de la economía, en este caso la parte empleadora, los trabajadores y el Estado. La reiteración de parte del empresariado privado, sobre el tema tripartito, está totalmente desvirtuado porque nosotros como Gobierno, desarrollamos políticas en consulta con los diversos sectores. El sector empresarial es constantemente consultado en diversos escenarios y reuniones que de manera constante mantiene el empresariado con el Gobierno.

—¿Se ha estado cumpliendo con el tripartismo?

El Estado ha estado cumpliendo un mecanismo constitucional para la fijación del salario mínimo y se basa en la CPE y la Ley General del Trabajo que señala que la fijación del salario está a cargo del Gobierno central. Pero nosotros, antes de fijar el salario, hemos realizado consultas con el sector empresarial y con el sector de los trabajadores. Por factor que tiene que ver con la posición de ambos sectores no hemos podido sentarnos en la misma mesa, pese a la voluntad nuestra. Pero consideramos que el Gobierno ha estado atendiendo este tema de consultar a ambas partes.

—¿Qué se logró en las reuniones con ambos sectores?

El ministro de Economía y la ministra de Planificación, antes del incremento salarial, se reunieron con ambas partes y el empresariado privado propuso cero por ciento al SMN y un incremento no mayor del 3% al salario básico. La COB ha propuesto 10% al SMN y 15% a salario básico. Habiendo sido consultado ambas partes, el Estado ha tomado la decisión del 3% al SMN que es reposición por el índice inflacionario y 5,5% salario básico, que es ligeramente superior al índice inflacionario. Hemos tomado en cuenta la posición de los trabajadores como del empresariado privado. Está claro que el Gobierno para subir el salario formalmente consulta con ambas partes.

—¿Luego de la resolución de la OIT ¿se va a modificar el tratamiento de las consultas con los trabajadores y los empleadores?

Cumplimos los compromisos internacionales y la esencia del Gobierno democrático, de hacer consultas con los diversos actores sociales. Eso no va a ser modificado porque es un mecanismo propio de diálogo y de consulta con los sectores involucrados donde finalmente, la decisión la toma el Estado. En materia salarial, lo que nosotros debemos cuidar, no son los intereses de los trabajadores ni de los privados de manera exclusiva, sino tomamos en cuenta los intereses globales del conjunto de la población boliviana. Tomando en cuenta eso, es que se fija el incremento salarial, bajo una política que está definida que debe ser siempre superior al índice inflacionario, de tal modo que se garantice una situación digna, se reduzca la brecha salarial, contribuya a reducir la pobreza y a mejores niveles de equidad.

—¿Qué hará el Gobierno para hacer conocer a la OIT de que ya cumple con el tripartismo?

Ya se ha hecho conocer esta posición en la conferencia internacional en junio. Lo que nosotros debemos manifestar es que esta recomendación, no guarda relación con la explicación desarrollada al interior de esa conferencia y tampoco guarda relación con la posición que manifestaron los trabajadores. Esta posición ya es conocida por la OIT, pero vamos a reiterar nuestra posición como Estado.



 




En esta nota