SANTA CRUZ DE LA SIERRA BOLIVIA
sábado 23-7-2016
03:14 p.m.
Min 16ºC | Máx 27ºC
BOLIVIA
ARCHIVO
13 personas perdieron la vida en septiembre de 2008, durante los hechos conocidos como la 'masacre del Porvenir'. El caso aún está en juicio

13 personas perdieron la vida en septiembre de 2008, durante los hechos conocidos como la 'masacre del Porvenir'. El caso aún está en juicio

Seis preguntas para entender el caso Porvenir

El próximo 11 de septiembre se cumplen 7 años de los hechos más violentos de los que fue testigo el departamento de Pando. Estas son las claves para entender el caso

Más información
Tags
Christopher André- EL DEBER
candre@eldeber.com.bo
10/08/2015
22:36

13 muertos y 59 heridos fue el saldo de la trágica jornada del 11 de septiembre de 2008. Estos hechos son conocidos como la 'masacre del Porvenir', sin embargo la justicia no ha podido aclarar si en verdad se trató de un ataque o un enfrentamiento. El juicio sigue en curso. 

En siete años, las investigaciones del Ministerio Público han logrado reunir varios datos, a los que se suman investigaciones de organismos externos, que también lograron acercarse a la verdad histórica.

En base a esta información, es posible responder estas seis preguntas.

¿En qué contexto sucedió todo?

El Gobierno denunció entre agosto y septiembre de 2008 que un "golpe de estado cívico-prefectural" se estaba ejecutando en su contra para sacar del poder a Evo Morales. Varias instituciones estatales habían sido tomadas por la violencia en Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando.

Una de las instituciones tomadas por la fuerza en Pando fue el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). El prefecto de entonces, Leopoldo Fernández, posesionó el 9 de septiembre a un nuevo encargado en esta entidad y significaba que la institución nacional pasaba a poder de la administración departamental. El INRA era el encargado del proceso de saneamiento de tierras, lo que afectaba directamente a los campesinos. 

Mientras en el resto del país se intentaba gestionar un diálogo entre los prefectos de la llamada "media luna" y el Gobierno, en Pando, los campesinos habían decidido que entre el 14 y 15 de septiembre se reunirían en un ampliado para analizar el conflicto y buscar su autonomía indígena.

En la madrugada del 11 de septiembre, una columna de marchistas campesinos que se dirigía hacia Cobija para la reunión, fue detenida en Porvenir, a 30 kilómetros de la capital pandina. En el lugar, además de funcionarios de la Prefectura, se encontraban simpatizantes del Comité Cívico, opositor al Gobierno. En las siguientes horas se desató la violencia. 

¿Cuál es el número de víctimas?

Oficialmente son 13 personas fallecidas.

Cuando la tragedia sucedió, e incluso se difundieron imágenes de los campesinos huyendo de la balacera por el río Tahuamanu, la cifra de muertos era imprecisa, debido al número de desaparecidos.

Las noticias de aquel año señalan que fueron 18 los muertos. Un informe de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) incluso llegó a señalar que fueron 20 las bajas.

En los meses posteriores a la tragedia, la investigación del Ministerio Público, los datos oficiales, exámenes forenses y la aparición de las personas que se ocultaron durante los hechos bajaron la cifra hasta 13

Esta es la lista oficial de fallecidos: Pedro Oshiro, Celedonio Bazualdo, Jhonny Cari, Wilson Castillo, Alfonso Cruz, Arnoldo Gonzales, Wilson Mejía, Bernardino Racua, Díter Tupa, Alfredo Robles, Félix Roca T, Ramiro Tiñini y Luis A. Rivero.

La cifra de heridos se fijó en 59, comprobados por la Fiscalía. Al igual que en el caso de los muertos, informes iniciales daban un número superior de lesionados.

¿Quiénes son los acusados?

El juicio por el caso Porvenir se inició el 8 de junio de 2010 en la ciudad de La Paz, pese a que los hechos se produjeron en Pando.

El Ministerio Público acusó formalmente a las siguientes personas: Leopoldo Fernández Ferreria, Hugo Mopi Soliz, Nilma Banegas Becerra, Herman Justiniano Negrete, Marcial Peña Toyama, Roberto Rea Ruiz, Evin Ventura Vogth, Maximo Ayllon Martinez, Jorge Lengua Añez, Juan Marcelo Mejido Flores, Olman Pino Soria, Rosendo Dominguez Deromedis, Meliton Brito Ferreira, Homer Polanco Ventura, Felsin Fernández Medina, William Mozuco, Rodriguez, Ademar Herrera Guerra, Hugo Apaza Sahonero, Néstor da Silva Rivero, Ronald Mozuco Rodriguez, Abel Janco Cáceres, Danilo Huari Cartagena, William Terrazas López, Agapito Vira Cuellar, Oswaldo Valdivia Avariega.

Solo siete de los 26 fueron aprehendidos y trasladados ante la justicia; los demás huyeron del país, la mayoría con destino a Brasil. 

Los acusados Rea, Polanco y Terrazas (nombres completos en negritas arriba), se sometieron a un proceso abreviado en el que reconocieron su participación en los delitos de los que se los acusa. Fueron sentenciados a entre tres y siete años de cárcel. 

Los cuatro que esperan sentencia son: Leopoldo Fernández, Herman Justiciano, Evin Ventura y Marcelo Mejido. 

Karlo Brito, abogado de Leopoldo Fernández, indicó en febrero pasado que todos los imputados solicitaron acogerse al proceso abreviado, pero que la Fiscalía y la parte civil pretendían, según Brito, que los solicitantes acusen al exprefecto de las muertes que se produjeron en Porvenir y que al negarse a hacerlo también les negaron el derecho al juicio corto.

¿De qué se los acusa?

El Ministerio Público acusó a estas 26 personas, en diversos grados de participación, de los delitos de asesinato, terrorismo, homicidio, asociación delictuosa y lesiones graves y leves. 

El principal acusado, como autor intelectual, es Leopoldo Fernández Ferreira, exprefecto del departamento de Pando.

Las penas por estos delitos van de los 3 a los 30 años de presidio sin derecho a indulto.

¿Cuál es la tesis de la parte acusadora?

La parte acusadora, conformada por el Ministerio Público y las víctimas, señalan que el 11 de septiembre de 2008, por orden del prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, se ordenó detener de manera violenta una marcha de campesinos que pretendía llegar desde Filadelfia a Cobija.

Los acusadores aseguran que se usaron armas de fuego para perseguir y asesinar a los campesinos, y que no se trató de un enfrentamiento sino de un ataque armado y planificado que era parte de un intento de la oposición de desestabilizar al gobierno de turno.

Existen al menos tres informes externos, uno de la Unasur, otro de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el tercero de una comisión de la Cámara de Diputados del ex Congreso (2006-2010) que señalan a la Prefectura de Pando, al Comité Cívico y al Servicio Departamental de Caminos (Sedcam), como los autores del hecho.

¿Qué dice la defensa?

La defensa niega que lo ocurrido en Porvenir se haya tratado de un ataque armado planificado. La Prefectura reconoce que se envió maquinaria del Sedcam a Porvenir, pero solo con el propósito de cavar zanjas que detengan la marcha de campesinos que se dirigía hacia Cobija, según su versión, para generar hechos de violencia.

La defensa asegura que las muertes se produjeron tras un enfrentamiento entre dos grupos (campesinos y funcionarios), y no solo un ataque unilateral. Acusan a la marcha de haber provocado la violencia.

Aseguran que los campesinos estaban armados y que se generaron las condiciones para un enfrentamiento con resultados trágicos. Para apoyar esta afirmación, se apoyan en el hecho de que la primera de las víctimas del los hechos en el Porvenir fue del bando de la Prefectura.

Se trata del ingenierio Pedro Oshiro, funcionario de la Prefectura, que murió a 400 metros de la zanja cavada para detener a los campesinos.  

Según uno de los fiscales que participó en la investigación, citado en el informe de la ONU, Oshiro murió por un disparo en la cabeza. Testigos de parte de los cívicos aseguran que el hecho sucedió cuando trataba de huir de los campesinos. 

La defensa también acusa al Estado de haber contribuido al estallido de la violencia por la poca presencia de efectivos de seguridad en el lugar. 

El mismo informe de Naciones Unidas hace énfasis en la tardía reacción de la Policía y la nula intervención de las Fuerzas Armadas, que habían sido informadas con anticipación de un posible enfrentamiento en el lugar.

Valoración de la noticia
Gustó (9)
Sorprendió (36)
Emocionó (3)
Indiferente (7)