SANTA CRUZ DE LA SIERRA BOLIVIA
miércoles 24-8-2016
09:53 a.m.
Min 12ºC | Máx 27ºC
entrevista
      
coronel efectivo de ejÉrcito 

Germán Cardona Álvarez: “Sacaron armas de la Octava para el caso terrorismo”

El militar dejó un informe ultrasecreto dirigido al Comando General del Ejército en el que revela que las armas del caso terrorismo fueron presuntamente sacadas de la Octava División por personas vinculadas al Gobierno. Para precautelar su vida, dejó el país y pide refugio a España

El coronel Germán Cardona antes de su partida en su casa dijo su verdad y se  quebrantó

El coronel Germán Cardona antes de su partida en su casa dijo su verdad y se quebrantó

Guider Arancibia Guillén
Periodista

21/04/2015
06:00

Antes de partir a España en busca de refugio el coronel de Ejército Germán Cardona Álvarez se armó de coraje y decidió decir su verdad. Su último cargo fue de director del hospital militar Cossmil, donde también pasó internado los últimos días por graves problemas de salud. Acaba de ser dado de baja por el Comando del Ejército y, según él, esto fue en represalia por haber entregado un informe con el rótulo de ultrasecreto sobre hechos muy graves.

La baja fue apelada y no fue ejecutoriada “Ya no aguanto más la persecución del Gobierno. Me veo obligado a salir a España en busca de refugio, soy el primer militar de Bolivia que se va. Estoy pagando un alto precio separarme de mi familia.

Tal vez vuelva cuando salga este Gobierno”, expresó este militar antes de subirse al avión que lo transportó a Europa. Cardona se considera un soldado de los derechos humanos y su dureza se doblegó cuando habló de su familia, suspiró y lloró sin consuelo.

¿Quién es usted coronel?
Soy el coronel Germán Rómulo Cardona Álvarez, nacido en Trigopampa (Vallegrande), pero me crié en Tarumá. Egresé en 1987 del Colegio Militar Gualberto Villarroel, mi nombre figuró entre los 12 mejores. Fui instructor en el Colegio Militar de Ejército, que es uno de mis mayores orgullos. Estudié Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés.

Fui destinado al Regimiento Manchego. Entre 2004 y 2005 cursé una maestría, luego en la Universidad de Valencia (España) obtuve el título de doctor en Derecho Empresa y Justicia de Bolivia. Fui asesor jurídico del Ejército desde 2001 hasta 2014.

¿Qué informe elevó a su comando?
El 20 de febrero de este año elevé un informe ultrasecreto al Comando General del Ejército donde informo de hechos de corrupción y narcotráfico que comprometen al Gobierno, además de información de mis alumnos de la universidad sobre estos hechos. Por ello, urdieron una conspiración para retirarme del Ejército por tantos informes que yo tenía y seguramente para eliminarme, asesinarme y aparentar un ajuste de cuentas, todo armado por este Gobierno.

¿Por qué el informe del 20 de febrero era ultrasecreto?
Desde hace un buen tiempo atrás yo venía reclamando sobre estos hechos. Se trata de las armas que el 9 de marzo de 2009 fueron entregadas por el comandante de la Octava División de Ejército a personeros del Gobierno.

Esas armas inicialmente se me consultó si era posible entregarlas y yo me resistí, le dije al comandante de la Octava División que no se las podía entregar porque eran armas que estaban como custodia de pruebas en diferentes procesos por la Fiscalía y que la única institución que puede poseer armas militares y de guerra son las Fuerzas Armadas.

¿Era usted responsable de la custodia de esas armas?

Yo como asesor jurídico apersonaba a los comandantes cuando la Policía secuestraba armas de guerra y pedíamos la custodia de ese armamento bajo inventario, yo firmaba como asesor y en la mayoría de las actas figuraba mi nombre, por ello fui consultado por un suboficial y por un sargento si esas armas podían ser entregadas al Gobierno a lo cual expliqué que no, inclusive el comandante me consultó y le dije que no.

Son pruebas de diferentes procesados en investigaciones penales, unos por tráfico de armas, otros por la ley 1008, etc.

Había un fusil que fue secuestrado en un caso de supuesto magnicidio en el que resultaron acusados unos jóvenes que fueron detenidos en el Cine Center cuando llegaba el presidente a Santa Cruz el año 2008.
Eso era una forma de ir armando lo que posteriormente fue el caso terrorismo.

Esas armas fueron sacadas en una ambulancia del Ministerio de Defensa Civil el 7 de marzo por la noche y entregadas sin inventario.

El 16 de abril en el famoso caso terrorismo cuando presentan las pruebas y exponen las armas me sorprende ver que eran las armas que justamente yo, en su momento, había recibido en calidad de custodia y que estaban en la Octava División.

¿Eran las armas del caso terrorismo?
Esas justamente eran las armas que se pretendía entregar cuando fui citado a conversar en la Octava División con el comandante y con representantes del actual Gobierno.

Lo que me motiva ahora a decir la verdad y de una vez por todas sacar a la luz esto es que el pueblo de Bolivia y el mundo entero sepa que el caso terrorismo nunca fue como se muestra en el proceso que siguen a esa pobre gente. Fue un caso armado con las pruebas que el mismo comandante entregó el 2009.

Por ese caso hay gente procesada y tres personas asesinadas en el hotel Las Américas, todo fue para justificar un hecho que nunca existió.
A mí no me motiva ningún interés político, solo decir la verdad, solo mostrar al mundo lo que hace este Gobierno.

¿Desde cuándo usted se siente perseguido?
Cuando le hice el reclamo de las armas a un exministro de Gobierno empezó la persecución. Mis pobres hermanos tienen terror. Llorando me pidieron que me calle, pero mi conciencia no me dejaba tranquilo.

Tengo cuatro hermanos en las Fuerzas Armadas, uno pasó a la reserva activa de la Armada solo por ser cruceño, siendo que era el cuarto de su promoción.

En las Fuerzas Armadas ser cruceño es un delito, no podemos aspirar a ser generales, es muy difícil.

El camba para ser general debe jurar al MAS, ponerse poncho rojo. Soy un convencido de que el que debe gobernar este país es el nativo de estas tierras, pero que no tenga resentimiento ni sea un delincuente, narcotraficante o terrorista sino un hombre o una mujer de bien, un indígena que quiera gobernar para todo el pueblo, pero gobernar no con el terror y el miedo como lo están haciendo conmigo.

¿No teme a que lo acusen de vínculos con lo acusados del caso terrorismo?
Sería lo más falso, solo conozco a Alejandro Brown que fue mi compañero en la universidad, desconozco los motivos por los que fue vinculado, no conozco a nadie más de los procesados. Lo único que me inspira a decir la verdad es mi sentido humanitario.

Ya basta de hacer sufrir a tanta gente, basta de que impunemente se mate a la gente. Lo único que me mueve es mi sentido humanitario de ver sufrir a tanta gente que quebrantaron su voluntad y se fueron a proceso abreviado.

No dicen la verdad sino que le han quebrantado su voluntad y los jueces también están siendo atemorizados por el Gobierno. Me da mucha pena que estos pobres fiscales y jueces, que saben la verdad, no actúen por temor al Gobierno, no actúan a derecho, están siendo presionados.

¿Qué pasará si le niegan el pedido de refugio político?
Es complicado decir si confío o no, tiene que ver mucho con el tema político. Hoy en día este gobierno está financiando al partido político Podemos de España. Pablo Iglesias, líder de este partido, responde a esta línea.

¿Qué hará si no le conceden refugio?
Podría ser Italia, Portugal, Francia u otro país. En Sudamérica no porque hoy está peor que el plan cóndor, el plan que yo le llamo el eje del narcotráfico y el terrorismo.

Además está la corrupción, ya sabemos cuáles son los países; el populismo impulsado por Venezuela y Bolivia ha copado los diferentes estados de Latinoamérica donde no nos permiten ni siquiera pensar en un refugio ante una persecución del Estado. Uruguay, por ejemplo, está comprometido y hay una línea que se ha unido para violar los derechos humanos. Brasil trata de ajustarse a las normas internacionales porque el derecho al refugio está en la Convención.

¿Por qué pidió refugio a España?
En España la Constitución permite solicitar refugio, pues existe la Conare y una norma propia de refugiado.

No pedí a Estados Unidos, pues no comulgo con su política. Es el culpable por la capitalización, por la desgracia de muchos países, por el Fondo Monetario y el Banco Mundial.

¿Piensa volver al país? ¿De qué vivirá en el exterior?
Algún día volveré, volveré cuando ya no esté este Gobierno. Me llevo recursos de un préstamo que sacamos con mi familia para sobrevivir en España. Hemos reunido dinero y mi papá hizo un aporte económico al igual que mi familia, además, tengo unos ahorros.

Tuvo la suerte de vender un terreno en sociedad con una buena persona. He comprado un terreno en la carretera a La Guardia, obtuve un crédito de 90.000 dólares del banco Mercantil Santa Cruz, he hipotecado la casa para cubrir los gastos de mi salida. Nadie está auspiciando mi salida por si acaso piensan descalificarme.

Para mí las Fuerzas Armadas lo son todo, la patria es la entrega total.

¿Qué tan mal está su salud?
Estoy con la salud quebrantada por esta persecución que el Gobierno empezó contra mí y contra toda mi familia. Mi salud desmejoró ya el año pasado cuando empezó la persecución de un exministro de Estado y ha empeorado pese a la cirugía que me hice, ahora no me garantizan la vida, no porque los médicos de Bolivia sean malos sino porque pueden asesinarme como han hecho en otra oportunidad con un camarada.

¿Qué pasará con sus cátedras de docencia y otras actividades?
He pedido permiso formal a las autoridades académicas de la Universidad Gabriel René Moreno. Mi hijo, que también es doctor en Derecho en España, queda por lo pronto en mi lugar en la cátedra. He cursado solicitudes de licencia también al Ministerio de Defensa por mi problema de salud. En España también me someteré a una cirugía, para ello estoy yendo con todos los estudios médicos.

¿Qué le dice a la población boliviana?
Lo único que pido a la sociedad boliviana es comprensión y que me ayuden a velar por mi familia porque temo que sean víctimas de represalias. Habrá algunos camaradas de las Fuerzas Armadas que me refutarán, pero la mayoría está conmigo, porque sabe que tengo la razón

Valoración de la noticia
Gustó (338)
Sorprendió (819)
Emocionó (60)
Indiferente (50)