SEGURIDAD

Mujer va presa por muerte de su esposo en Yapacaní


La mujer reveló que planificó y participó del hecho. El otro autor está prófugo. El móvil del crimen fue pasional y económico, según la Felcc. Una jueza determinó enviarla a la cárcel 

Se presume que la mujer y su amante pretendían quedarse con los bienes del victimado

16/09/2017

Carmen Rodríguez Yauri (25) estaba descansando con su esposo Nazario Aguayo Arias (40) en su casa en Yapacaní, cuando por la parte trasera del inmueble ingresó Juan Aguilar Romero (27), el hombre con el que Carmen había convivido meses antes, cuando estuvo separada de su marido. 

Al entrar al aposento, Aguilar propinó un golpe con un hacha en la frente de la víctima, mientras Carmen le tapaba la boca con la sábana para que no gritara. En seguida le amarraron las manos y los pies y le cubrieron la cabeza con bolsas plásticas para que la sangre no se esparza y no manche la habitación. 

Era la noche del domingo y esperaron a que sea de madrugada para subir el cuerpo en el vehículo de la víctima e ir a arrojarlo por la zona del ingreso al circuito de motos, a 500 metros del local nocturno Caballito. 

Esos detalles del hecho sangriento suscitado el domingo en Yapacaní, los proporcionó la mujer de Aguayo, cuya audiencia cautelar fue realizada la tarde de ayer en instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Montero. 

El fiscal Henry Flores la imputó por el delito de asesinato y fue enviada preventivamente a la cárcel por orden de la jueza primero de sentencia, María Luisa Saavedra. 

Mientras tanto, la Policía está tras una pista que lleve a la detención de Aguilar. 
 Según la autopsia de ley realizada a la víctima, la causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico con fractura facial y heridas contusocortantes en el cuerpo. El cuerpo presentaba una herida abierta en la región frontal y lesiones punzocortantes en otras partes. 

El director de la Felcc de Montero, Rubén Barrientos, indicó que, según las pesquisas que se han realizado, el crimen fue motivado por cuestiones pasionales y económicas. 

Se presume que la mujer pretendía vivir con su nueva pareja en su casa. 

Por otra parte, también se conoció que la mujer intentó desviar la investigación culpando a D.R.A. (21), a quien dijo haber conocido por Facebook y luego en persona. La mujer lo acusó de haber abusado sexualmente de ella y de amenazar con matar a su marido si denunciaba el hecho. 
La Policía detuvo al joven, quien dijo conocer a la mujer, pero negó la comisión del delito. Luego de eso, la mujer confesó la verdad del crimen. 



En esta nota