POLÍTICA

Opositores y algunos periodistas denuncian espionaje


El expresidente Jorge Tuto Quiroga y el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas señalaron que son perseguidos 

Según su desempeño en encuestas, Mesa es un posible rival de Morales

15/11/2017

Las declaraciones del presidente Evo Morales sobre las reuniones del expresidente Carlos D. Mesa con el encargado de negocios de EEUU, Peter Brennan, atizan de nuevo la percepción de que el Gobierno sigue, vigila y le marca los pasos a los líderes políticos opositores del país; ayer, dirigentes políticos y periodistas denunciaron este seguimiento por parte de grupos de seguridad del Estado.

Uno de ellos fue el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, que dijo que él ha percibido a  “personas extrañas” en alguna reunión a la que asistió y cuando ha averiguado al respecto, los intrusos se pierden en medio del gentío.

“No solo eso. Por ejemplo, cuando nosotros hacemos alguna declaración que no le conviene al Gobierno, son sus grupos de choque los que amedrentan; acuérdese de lo que hicieron con mi casa cuando mi familia estaba en el lugar”, dijo Cárdenas.

Desde el exterior, el expresidente Jorge Tuto Quiroga, a través de sus allegados, contó que a él lo siguen desde siempre; recordó que cuando las oficinas de la fundación Fundemos eran al lado de Inteligencia de la Policía, en la avenida Arce, Quiroga incluso preguntaba a quién le tocaba seguirlo en su vehículo.

Los allegados al expresidente relataron que el seguimiento siempre se hizo en motos y que las mismas pueden pasar delante del vehículo que transporta al opositor.

Asimismo, relataron que Quiroga debe tomar muchas precauciones cuando emprende uno de sus acostumbrados viajes al exterior del país, por tanto, evita llevar equipaje mayor y solo lleva un bolso de mano.

Pero no solo a los líderes, los legisladores de la bancada de Unidad Demócrata (UD) en el Parlamento también mencionan que existe seguimiento a ellos, con personas que se mimetizan entre sus allegados.

Los periodistas

Roxana Lizarraga, periodista de radio Líder, ayer comentó que más que a ella, es la periodista Amalia Pando la que es vigilada  constantemente y que las autoridades tienen conocimiento de todos sus movimientos.

Dijo que la experiencia que acumuló en la cobertura periodística le permitió lograr contactos dentro de la Policía nacional y son esos amigos quienes les alertaron en distintas oportunidades sobre los riesgos que corrían ella y Pando al dirigir programas en la emisora de la Gobernación de La Paz.

De acuerdo con los datos de algunas versiones extraoficiales, es el grupo conocido como G-2 el que está a cargo del seguimiento a personalidades y bajo orden directa del Gobierno nacional. El 11 de octubre, el ministro Carlos Romero admitió que Inteligencia de la Policía realizó labores de vigilancia a marchas opositoras.

Las denuncias de seguimiento son antiguas

1.- Los legisladores también son objeto de seguimiento y los opositores aseguran que no solo son ellos, sino que el Gobierno manda a seguir a sus propios dirigentes para saber si están en alguna actividad que no interesa al Ejecutivo.

2.-En todas las marchas de los distintos sectores, siempre se agarra a alguna persona que no tiene nada que ver con estas protestas y los policías se mimetizan con los mismos periodistas para evitar la sospecha de los movilizados.

3.- En al menos cuatro ocasiones, los agentes de Inteligencia fueron sorprendidos en el caso Zapata, en Miraflores; en la protesta de las personas con capacidades diferentes; y en la marcha de Achacachi.



En esta nota