BOLIVIA

La Paz inaugura la línea morada y suma ocho líneas de teleférico


La esperada línea morada es la más rápida del sistema de transporte por cable. Además dejará a los pasajeros a solo 5 minutos del aeropuerto internacional de El Alto

Tres mujeres posan para una foto en uno de los primeros recorridos de la línea morada | Fotos: APG
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

28/09/2018

La red de teleféricos instalada en las ciudades de La Paz y El Alto, a una media de 3.800 metros sobre el nivel del mar, se amplió este viernes con la inauguración de una octava línea que conectará ambas urbes en tan solo ocho minutos.

El vicepresidente Álvaro García Linera, el gerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiller, y otras autoridades fueron los encargados de inaugurar el nuevo ramal, identificado con el color morado, con una ceremonia ancestral de agradecimiento a la Madre Tierra y una fiesta musical.

Se trata de la segunda línea que llega hasta el centro de La Paz y servirá para aliviar la congestión de tráfico que genera el permanente movimiento de los habitantes de ambas urbes.



El nuevo ramal abarca un recorrido de 2,3 kilómetros, cuenta con una estación en La Paz y dos en El Alto y tiene una capacidad de 4.000 pasajeros por hora en cada sentido y una velocidad de seis metros por segundo, de acuerdo con datos de la compañía estatal.

La nueva conexión se suma a las siete que se han ido inaugurando desde 2014 y que han sido instaladas por la empresa austríaca Doppelmayr.

La red de teleféricos está considerada la más extensa del mundo a mayor altura, entre los 3.640 y 4.000 metros de altitud de la ladera de la montaña en La Paz, capital administrativa de Bolivia, al altiplano en El Alto, segunda ciudad más poblada del país.

Estas ciudades suman entre ambas cerca de dos millones de habitantes. Además del servicio como transporte urbano, los teleféricos se han convertido en un atractivo turístico por las espectaculares vistas de ambas urbes y de los Andes que se disfrutan desde sus cabinas. 





 




En esta nota