BOLIVIA

“Habrá camino por el Tipnis, con o sin Evo Morales”


Asegura que su Gobierno no impulsa el proyecto de ley que quita la intangibilidad del Tipnis, pero que la carretera se hará sí o sí. Evo Morales admite que su Gobierno se ha quedado solo en la defensa del venezolano Nicolás Maduro, pero que lo respaldará hasta el final

El presidente recibió el viernes a EL DEBER, a su retorno de una visita a Potosí y luego a Uyuni
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/08/2017

En una entrevista con EL DEBER en San Jorge, el presidente Evo Morales acusó a la derecha y al “imperio” de buscar la desestabilización de su Gobierno y el de Venezuela. Sostuvo que su repostulación es reclamada por el pueblo, que también demandaría la construcción de la carretera que atravesará el Tipnis. Dijo que Bolivia siempre estará abierta al diálogo con Chile, pero que siente que su colega Bachelet está “secuestrada” por pinochetistas. Lamentó la enfermedad del exministro Luis Arce al tiempo que identificó a varios medios como la verdadera oposición a su administración.

¿Cuáles son las tres cosas que son mejores ahora con usted y las que eran mejores antes en el país sin usted?

Lo repito siempre, en lo político es la refundación de Bolivia, la Asamblea Constituyente para dar un paso del Estado colonial al Estado plurinacional. Ahora todos tenemos los mismos derechos, todos tenemos los mismos deberes como bolivianos.

En lo económico, la nacionalización, y en lo social la redistribución de la riqueza. Con el pueblo unido ganamos la batalla de la refundación de Bolivia.

Usted sabe muy bien empezamos el 2006, 2007, 2008 con separatistas. Ahora nos damos cuenta cómo EEUU los financiaba, está en los Wikileaks. La conciencia del pueblo, de los movimientos sociales, defendieron la refundación pese a tanta conspiración. Pero sobre todo le diría, después de fracasar con el revocatorio, con el golpe de Estado, el separatismo fue derrotado entre agosto, septiembre y octubre de 2008. Fue dura esa batalla. Y octubre, con una gran marcha, primera vez en la historia de un partido político que está en función de Gobierno. Además con una COB y otros sectores afiliados a ella, porque ahí nace la Conalcam garantizamos esta revolución democrática y cultural. cuatro regiones le dieron batalla, luego su Gobierno estableció alianzas con los empresarios de esas regiones.

¿Cómo fue ese proceso?
Claro, antes yo digo por ejemplo en Santa Cruz tenía dos grupos de comité de recepción: uno eran mis compañeros y el otro era el de la derecha que esperaba a la salida de El Trompillo con petardos detrás del Evo (…). En estos años siento que hemos ganado la confianza trabajando. Usted sabe que no tenemos feriados, sábados ni domingos, y el pueblo sabe reconocer. Ahora no tenemos muchos problemas para llegar a ningún departamento, más bien soy bien recibido y sobre todo en los del empresariado, porque saben ellos que están ganando bien. La banca por ejemplo. Cuando llegamos al Gobierno su patrimonio era como 400 millones de dólares, ahora están con 2.000 millones de dólares. Están pagando sus impuestos, están aportando. 

 



¿Era mejor hacer dinero y no política?
Eso dijimos: “Si quieren hacer plata, que hagan plata, pero si quieren usar la empresa para hacer política les va a ir mal”. Y hay empresarios pequeños, medianos, grandes que decidieron hacer plata. Que lo hagan, necesitamos de ellos. Por algo es un Estado Plurinacional, con economía plural. Las inversiones privadas, las privadas extranjeras están totalmente garantizadas, respetadas (…). Pero también hay profundas diferencias económicas, ideológicas, programáticas. 
 Vamos con Chile presidente.

¿Usted ve, a partir de lo ocurrido la semana pasada con la reunión binacional en Santa Cruz, una nueva posibilidad de diálogo con ese país, que es lo que se quiere?
El diálogo siempre está abierto. Nuestro canciller Fernando Huanacuni ha demostrado de manera documental cómo ellos suspendieron esos diálogos de las comisiones de frontera y por tanto cada vez hablamos del diálogo. Yo quiero decirle que la última entrevista con la presidenta Bachelet en esta su nueva gestión, dijimos: “nos comunicaremos, hablaremos, ningún problema, presidente”. La demanda ya estaba en La Haya. Pero siento que algún grupo de Chile le rodea a la presidenta. Siento que ella tiene buenas intenciones para el diálogo. Espero no equivocarme, creo que está secuestrada por un grupo de oligarquías que vienen del pinochetismo.

Yo sé, me imagino que sufre mucho sobre cómo empezar el diálogo. Tal vez tiene una política de Estado que le permite avanzar poco en el diálogo. Yo no pierdo la esperanza de que un día suceda. Vino aquí un candidato a la presidencia.


 Enríquez-Ominami…

Evidentemente me planteó suspender la demanda. Yo dije: sí, sin suspender podemos empezar el diálogo, y si hay garantes para el diálogo, y hay tiempo determinado, seguramente de manera automática se suspenderá la demanda. Porque La Haya pide resolver todo el problema con el diálogo.
 
¿Ha pensado en el Papa Francisco como mediador?
Sí, no se descarta que el Papa pueda ser una de las personalidades importantes para este diálogo. Como también otras personalidades. No quiero comentarles. Algunas personalidades de carácter internacional ven con buenos ojos. ¿Qué es lo que yo siento, al margen del hermano Papa? Que ellos no quieren tomar posición, posiblemente ellos pueden ser los mediadores o los facilitadores para un diálogo directo entre Bolivia y Chile. Yo les pedí que puedan decir algo directo sobre el tema del mar. Después me dicen Evo, estamos contigo, estamos con Bolivia. Ustedes están con la justicia, con la verdad, con la razón. Sé que hay muchos problemas sobre el Tratado de 1904, están informados, pero tantos paros… Yo estoy convencido de que es intencional. Entonces me dicen no es importante que todavía nosotros hablemos, ese mensaje recibo, y en cualquier momento esas instituciones altas, principales autoridades de organismos internacionales también pueden ser mediadores.

 

 

Usted fue el primer presidente orureño, del Estado Plurinacional, sindicalista, que tiene la gestión más larga. ¿Qué más le falta dar a Evo Morales?
Muy satisfecho por eso. No tengo ninguna aspiración, y si algo de aspiración tengo, como decía en algún momento, no quisiera ver niños como Evo Morales de aquellos tiempos, no quisiéramos que crezca la pobreza. 
 Sectores militantes no ven al presidente atendiendo un restaurante en Chapare,

¿Es decisión ya sentenciada buscar nuevas vías para una repostulación?
La derecha no tiene propuestas, solo mentiras. Rechazar, rechazar y no proponer. Ese martes después del referéndum en la noche escuché las llamadas de llorosos y llorosas y lo que me sorprendió fue que algunos ya proponían otros candidatos. Así hasta las 5:00 de la madrugada habían como cinco candidatos a la presidencia. Al día siguiente llegué al gabinete casi sin dormir y comenté eso. Había un dolor, un profundo sentimiento.

De consenso decíamos que las redes, algunos medios de comunicación son instrumentos de la mentira, de la derecha. Los medios también son partido, ya no son medios de comunicación. Lindo comentario, y finalmente convocamos a las reuniones ampliadas del Conalcam, de otros sectores sociales y finalmente el año pasado en el congreso del MAS en Montero, yo no me metí en casi nada, y ahí debatiendo hubo como cuatro vías de legalidad para rehabilitarme nuevamente como candidato. 
Eso dirá el pueblo, no sé si estoy equivocado, algunos compañeros me dicen no solamente tienes que cuidarte, tenemos que cuidarte, la vida del Evo ya no es del Evo, es del pueblo, así piensan en Bolivia.
Decía que ya cumplió, que se siente satisfecho.

 



¿Se refiere a cerrar el ciclo o quiere seguir esa voluntad del pueblo?
Cuando me dicen que la vida del Evo ya no depende de Evo, es que depende del pueblo. Eso aprendí desde el momento en que llegué al Chapare.Hablemos del mensaje que dará este domingo (hoy),

¿No va a ser muy político?
Será un mensaje de unidad para demostrar cómo creció Bolivia y cómo seguirá creciendo con estabilidad política y social. Está garantizado el crecimiento económico, histórico.
 Sorprendió en el último tiempo la introducción del tema del Tipnis,

¿Por qué ahora se incluye el debate para lograr la tangibilidad y la carretera que lo atraviesa?
No es iniciativa del Gobierno, nos ha sorprendido cómo Conesur, Sécure, Tipnis, las tres subcentrales del parque Isiboro Sécure han propuesto. En el Tipnis antes solamente había algunas ONG, como siempre estas usan al mundo indígena para enriquecerse. Ahora hay presencia del Estado con salud, educación, paneles solares, pequeños tanques de agua potable. Cuando vamos a entregar, todos piden camino. Yo les dije intentamos, ustedes no han defendido, ahora no me molesten, porque ese camino ya hubiera estado terminado. San Ignacio de Moxos-Villa Tunari, Santo Domingo-San Antonio. Apenas 50 kilómetros en línea recta. Eso para mí ya estaba cerrado pero sorpresivamente apareció el movimiento indígena de la subcentral Conesur y Sécure, que son los más beneficiados, no solamente el Tipnis. Hay tres subcentrales. Me comunicaron que venían a La Paz para entregar una firma de todas las comunidades. Esos son ustedes, no nos metan a nosotros.

 

 

 



También escuchamos de ganaderos, de transportistas, especialmente del lado beniano, como también del cochabambino. Pero este proyecto es desde Antonio José de Sucre, con las poblaciones de Punata ya proyectaron. Si repasamos la historia, desde Sucre pasando por la Guerra del Chaco, ya está explorado. Claro, hay un Puerto Patiño, donde uno de estos barones del estaño quería hacer un ferrocarril hacia Beni, y según cuentan sus personeros avanzaron hasta el llamado Puerto Patiño, que es la entrada al parque Isiboro Sécure.

 ¿No teme que este tema le baje la popularidad, tomando en cuenta la repercusión social que tuvo la octava marcha, en esa memorable llegada apoyada específicamente en La Paz?
Mira, antes de llegar aquí hubo una enorme concentración. Algunos medios de comunicación dijeron un millón, otros decían 800.000 personas, se autoconvocaron rechazando esa marcha, que fue pagada por las ONG de Norteamérica, por los ecologistas fundamentalistas. Pero repito, no es que el Evo esté impulsando.  Esa llegada fue impulsada por Chaparina,

 ¿Ese es un fantasma, o ya no lo es?
No sé. Creo que ha habido problemas evidentemente, hay que reconocer. Pero al margen de que hubo un problema aquí, hay un componente de integración entre pueblos. Yo siento que para el Gobierno si no hace camino, es una inversión menos. Pero también hay que mirar a la gente que vive ahí. Veía en algunos periódicos, la gente de la ciudad critica, ni siquiera conoce el Tipnis. No sabe cómo se vive. Yo quisiera que esa gente vaya a vivir allá una o dos semanas, cómo no tener luz, caminos para sacar la producción, a ellos no les interesa.

 Y el tema ecológico, cómo lo ve usted...
Todo tiene que ser respetado y se va a respetar. Inclusive había pensado, si el pueblo quiere, por qué no hacer 10, 20 kilómetros de túneles, repito, yo he cruzado y recruzado, desde Santo Domingo, del lado beniano, hay camino. Del lado cochabambino hasta San Antonio, y en línea recta desde San Antonio hasta Santo Domingo son 50 kilómetros. Que hay variaciones por el tema de los ríos (…) son 60 kilómetros. Si se trata de cuidar se puede hacer túneles de 20 o 30 kilómetros. Se justifica: “Los animalitos tienen que pasar por arriba”, bueno, que se arrastren no hay ningún problema. Quiero decir que grabe para tu medio de comunicación, que tanto molesta con ese tema: hagamos nosotros o no hagamos, en cualquier momento los indígenas abrirán ese camino. Tarde o temprano habrá ese camino por el Tipnis, con Evo o sin Evo. Recuérdese eso, grabe en su mente, en su disco duro, es solo una cuestión de tiempo, pero solo están perjudicando. Estuvimos en Isinuta, y justo en Puerto Patiño, sobre el río Sécure se construye un puente.

 

 



¿Qué sabe de eso?
Sí, es parte de la integración. Hay un asentamiento ahí, por lo menos que yo conozco desde Paz Estenssoro. Hay camino estable y faltan puentes. Está en construcción, creo que ya hemos entregado en el río Isinuta, ahora está en Puerto Patiño.
 
¿Lo construye la ABC?, ¿cuánto cuesta?
No tengo la información correspondiente. Hasta San Antonio como 60 o 70 pequeños y medianos puentes. Todos los puentes cuestan como 9 millones de dólares.

¿Esto beneficia a los cocaleros como dice la oposición?
Mira, que yo sepa, durante Víctor Paz Estenssoro (1985-1989) ingresaron los cocaleros en esa zona. Y el movimiento campesino del Trópico de Cochabamba negoció con Jaime Paz Zamora (1989-1993) una línea roja para nunca más avanzar, y hemos parado eso.

Ahora, unos pequeños grupos, erradicación, fuerza, fuera, no es sólo erradicación, sino que salgan de esa zona. 

 

 

 

 
¿Está solo en el Mercosur?
No solamente en el Mercosur, sino en Sudamérica. Como presidente, como gobierno antiimperialista. Cómo Cuba, solo con Fidel Castro, y con su pueblo tan sabio, 50 años, mucha conciencia, mucha responsabilidad por la liberación de su país, por sentar soberanía y dignidad, y ahora todo el mundo reconoce. Excepto el nuevo presidente de EEUU, hasta Europa ya reconoce. Cuba, una isla.

Después de mi primera candidatura, pregunté a Fidel, si un día me bloquea EEUU ¿qué hago?. Fidel se me rió: “Evo, primero no estás solo. Estamos nosotros, Chávez, Lula, Kirchner. Y segundo, con tantos recursos naturales cómo vas a tener miedo al imperio”. Y era la verdad.
 
 Usted está solo en la defensa de Nicolás Maduro, cuando hay un movimiento regional y mundial en su contra ¿no?
Por eso estamos solos y solos vamos a batallar con Maduro, porque qué democracia, usan muertitos para justificar una intervención norteamericana. Nosotros tenemos soberanía, tenemos dignidad, vamos a luchar. Eso nos dejaron Bolívar, Sucre, Chávez, Andrés de Santa Cruz. Entonces, acá decir que hay muertos, heridos… imagínense, a los chavistas los queman vivos y quién protesta contra eso. La derecha solo busca muertos para desprestigiar a un gobierno antiimperialista. 
A nosotros como Gobierno también nos acusan de muertes desde la derecha, desde el imperio.

 

 



¿Cómo evalúa su gabinete, está pensando en hacer algunos cambios?
De manera sincera, vamos a cambiar algunos viceministros. El gabinete está garantizado. Hay mucha confianza, mucho compromiso, nuestro debate siempre es el tema burocrático. Veo al gabinete como mi familia. No está en debate, me duele mucho lo que pasó con Lucho Arce.

Siempre fue compañero...
Luis Arce es un excelente compañero. Sabe cuidar la economía. Algún momento lo he molestado, le mostraba el codo, y le decía Luis estás exagerando, no vale así. Y él respondía tú no eras así. Nos respetamos muchísimo, tuvimos contacto, hace tres o cuatro días nos hemos reunido acá, y me informó que estaba bien.
Imagínese, así son nuestros ministros, no tiene para hacerse el tratamiento. Vino a informarme que vendía su departamento, hemos aportado para ayudarlo.

De ahí yo le pregunté cuánto más va a ser para la segunda fase que será la extirpación del tumor que tiene, otro aporte. Y a estos acusan de corrupción, revisen ministro por ministro, hay exministros que son taxistas, tienen sus comercios, con sus cositas en la casa. No como antes, ministros, terratenientes, banqueros, empresarios.

¿Hay oposición?
Hay oposición como EL DEBER, como el diario Página Siete, como algunos medios.

¿Los medios podemos ser opositores cuando nuestra misión es informar?
Algunos medios tratan de enemistar al pueblo con mentiras, con comentarios exagerados. Antes nos decían indio bruto, ahora dicen Evo y su brutalidad. Digo, cómo pueden medios escritos sacar esta clase de mensajes. Si tienen ética, eso no va, eso es discriminación, podemos procesarlos; no vamos a procesar. 

 



 




En esta nota