BOLIVIA

El Gobierno admite que sacó impuestos por lío cocalero


No habrá nuevas comunidades que se dediquen a plantar coca. Solo se incrementará la extensión de los existentes


25/02/2017

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, defendió en la Asamblea Legislativa la anulación del cobro de impuestos a los cocaleros en la nueva ley general de la coca, pero al final admitió que el tema fue eliminado del proyecto para tranquilizar a los cocaleros de Yungas, que se opusieron al tributo.
 “Después vamos a trabajar el tema de impuestos, no era conveniente tratarlo en ese momento por el conflicto, pero hay que discutir, tenemos que ver si el impuesto será al productor o al comercializador; eso lo haremos, no ahora, pero se hará”, dijo Cocarico cuando fue consultado sobre el tema.


Tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, los legisladores opositores reclamaron por qué se había sacado el tema impositivo de la norma, y aseguraron que era para seguir beneficiando a los grupos del MAS y que el resto de los productores y agroindustriales deben pagar los impuestos sin reclamos.
 “Los campesinos somos los que subvencionamos los alimentos del país, nosotros producimos el 70% de los alimentos que consume el pueblo, y cuánto cuesta una arroba de papa: Bs 40. ¿Les parece justo que después de trabajar sin horario y cobrar a precios subvencionados la papa, los campesinos tengamos que pagar impuestos?”, dijo el ministro a manera de analogía, cuando los opositores reclamaron por el impuesto.


En el proyecto original del Gobierno, el impuesto y las tasas ocupaban un título de la propuesta, del artículo 41 al 46; sin embargo, en el proyecto presentado a la Asamblea Legislativa Plurinacional lo redujeron al artículo 37, y refería que el impuesto debía ser aprobado por ley especial; en la Cámara de Diputados este artículo fue eliminado por el oficialismo sin mayores explicaciones. Los opositores criticaron la estrategia del MAS.


La sesión
Tal como estaba previsto, los senadores no demoraron en la aprobación de la ley que ya había sido trabajada en la Comisión de Tierra y Territorio. La única demora que pudo percibirse fue en la aprobación en grande, cuando el ministro Cocarico explicó la norma.
 Según la autoridad, existen estudios de la FAO y de la ONU sobre el consumo y el rendimiento de los suelos y que, en función de esos informes, se realizaron proyecciones que permiten las 22.000 hectáreas de coca  



 




En esta nota