SANTA CRUZ

DGAC autorizó tripulación distinta a la que viajó


El piloto Ovar Goytia, que viajó como copiloto en el vuelo que se cayó, tenía expirado el permiso para realizar este tipo de operaciones. Marco Antonio Rocha fue quien solicitó la autorización

De acuerdo con la declaración de Durán León, Tumiri no debió haber volado hacia Colombia
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/01/2017

El funcionario de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) que firmó y autorizó las operaciones del avión de LaMia con matrícula CP-2933, que se cayó el 28 de noviembre en Colombia, reveló que la tripulación que estaba en la nave que se siniestró era diferente a la que permitió la institución tres días antes del accidente.  

Esta afirmación fue hecha por Jaime Cernadas, abogado de Christian Mauricio Durán León, que trabaja como profesional III en salidas, ingresos y sobrevuelos en la Unidad de Servicios Aerocomerciales de la DGAC. 

Este ingeniero especializado en temas aeronáuticos, según lo señala el jurista, hizo estas aseveraciones el lunes por la mañana en Santa Cruz, durante su declaración informativa que prestó ante la comisión de fiscales que lleva adelante las pesquisas de este caso.

“Mi cliente le explicó al fiscal (Osvaldo) Tejerina, quien le tomó la declaración, que solo Miguel Alejandro Quiroga Murakami y Marco Antonio Rocha Venegas (socio y piloto de LaMia desaparecido del país) eran los integrantes de la tripulación que la DGAC autorizó para estar en el vuelo”, explicó Cernadas y dijo que las otras personas que eran parte de la tripulación no debieron haber estado allí.

En el caso de la azafata Ximena Suárez (la superviviente), el jurista aclaró que ella no necesitaba un permiso de la DGAC, ya que ella no tiene una licencia específica de sus funciones como la tienen los pilotos.

De igual forma Durán dijo a los fiscales que la solicitud del vuelo fue hecha por Rocha, que está fuera del país y de quien se dice de forma extraoficial que estaría tramitando un refugio o un asilo en Paraguay.

Otra de las revelaciones que hizo el hombre que autorizó el vuelo de LaMia, es que Ovar Goytia, el piloto que fungió como copiloto de la aeronave que se cayó acabando con la vida de 71 personas, no cumplía con los requisitos exigidos por la DGAC para ser copiloto de un vuelo internacional, ya que tenía expirado su permiso para este tipo de operaciones.

Además de Quiroga, Suárez y Goytia, volaron como tripulación el despachador Álex Quispe (que fue advertido por Celia Castedo de las fallas en el plan de vuelo de la aeronave), la piloto Sisy Arias, el jefe de tripulantes David Vacaflores y el mecánico de aviación Edwin Tumiri (el superviviente), de quien en días pasados se conoció que tampoco tenía permiso de la DGAC para volar como mecánico de aviones.

Declaración adelantada
Christian Durán debía declarar hoy 11 de enero, día para el que lo había citado la Fiscalía; sin embargo, luego de que se hizo público el documento que él firmó a LaMia, decidió adelantar su declaración para el lunes. 

Los fiscales solo verán el caso LaMia
 El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, dijo que los miembros de la unidad de que investigan el caso LaMia, serán declarados en comisión para trabajar de forma permanente en las pesquisas de este proceso, para que puedan, en un tiempo prudente, presentar una conclusión de sus investigaciones. 
Guerrero dijo que se ha pedido un primer informe a esta comisión y no descartó que con la liberación de las otras causas que atienden, ellos puedan realizar viajes a otras ciudades o países si así lo ven necesario.
Por su parte el fiscal departamental, Freddy Larrea, dijo que está interiorizándose de este caso y pidió tiempo para poder pronunciarse sobre el mismo. “No quiero ser irresponsable”, indicó la nueva autoridad.





 




En esta nota