BOLIVIA

Condenan a 5 años de cárcel a Roger Pinto en Pando


El exsenador fue declarado culpable de haber cometido el delito de conducta económica cuando era presidente de Zona Franca Cobija (Zofra Cobija)

Roger Pinto en la época en la que se encontraba refugiado en la Embajada de Brasil en La Paz. Foto: Archivo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/03/2017

El Tribunal de Sentencia N° 2 de Cobija declaró este martes la culpabilidad de Roger Pinto Molina por el delito de conducta antieconómica y lo condenó a cinco años de privación de libertad en la cárcel de Villa Busch.

La Directora Nacional Anticorrupción de la Fiscalía General del Estado, Fanny Alfaro Vaquila, informó que la condena tiene que ver con el caso Zofra Cobija. Pinto es acusado de haber vendido terrenos contraviniendo las leyes cuando estaba a la cabeza de esta entidad. 

El Tribunal determinó cinco años de cárcel para Roger Pinto y Efren Balcázar por el delito de conducta antieconómica; un año por de incumplimiento de deberes, dos años por resoluciones contrarias a la Constitución y a las Leyes, y cuatro años por contratos lesivos al Estado. Ángel Murakani y Boris Salvatierra fueron sentenciados a un año de cárcel por incumplimiento de deberes”, explicó Alfaro, según recoge un boletín de la Fiscalía General del Estado. 

Según las autoridades bolivianas, Pinto tiene una sentencia anterior por un daño económico al Estado por una suma de 1,5 millones de dólares, que fue dictada en 2013 sobre un caso que también data del año 2000.

Pinto ingresó en la embajada de Brasil en La Paz en 2012, cuando era senador, alegando persecución política del Gobierno de Evo Morales, y más tarde huyó hasta el país vecino con la ayuda del diplomático Eduardo Paes Saboia, que fue ascendido a jefe de gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país el miércoles pasado.

El diplomático, entonces encargado de negocios de la embajada de Brasil en La Paz, embarcó a Pinto en un automóvil oficial de la embajada que lo condujo, escoltado por soldados brasileños, hasta la fronteriza ciudad de Corumbá, a la que llegó en agosto de 2013 sin que el Gobierno boliviano hubiera expedido el debido salvoconducto de salida.

Este suceso provocó una crisis diplomática entre los dos países que acabó con la dimisión del entonces canciller Antonio Patriota bajo la presidencia de Dilma Rousseff.

Brasil no ha mostrado predisposición de tramitar la extradición del exsenador Pinto en anteriores ocasiones, por lo que no cabe esperar que el político ingrese en prisión por la nueva sentencia.



 




En esta nota