TENDENCIAS

Una aplicación móvil enseñará a turistas cinco idiomas originarios de Bolivia


Las lenguas son el aimara, el uru y el quechua pertenecientes la región andina del país; el moxeño, propio de la región amazónica, y el guaraní, que se habla en el sureste boliviano, cinco de las 36 lenguas reconocidas en el país


La app será presentada en abril
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/02/2019

Las autoridades bolivianas anunciaron este martes una aplicación para teléfonos móviles dirigida a turistas para enseñarles, mediante palabras y diálogos básicos, las claves de cinco lenguas originarias del país cuando los visitantes lleguen a alguna comunidad que las hable.

Las lenguas son el aimara, el uru y el quechua pertenecientes la región andina-occidental del país; el moxeño, propio de la región amazónica, y el guaraní, que se habla en el sureste boliviano, cinco de las 36 lenguas reconocidas en el país, según un comunicado del Ministerio de Culturas y Turismo.

El propósito del recurso tecnológico es "dinamizar el uso de las lenguas originarias" de manera que los turistas, nacionales o extranjeros, se familiaricen con la pronunciación y el significado, señaló la jefa de la unidad de Relaciones Internacionales del Ministerio de Culturas, Laura Chambi, citada en el comunicado.



La aplicación gratuita, que se presentará en abril, proporcionará palabras y diálogos básicos, de forma que quienes lleguen a una comunidad en la que se habla alguna de estas lenguas tengan herramientas para solicitar algún servicio o información necesaria durante su estadía en esos lugares, indica la nota institucional.

La aplicación es trabajada por el Ministerio de Culturas y Turismo y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Esta iniciativa forma parte de una agenda de actividades que incorpora foros, debates, difusión de vídeos, registro y difusión de tradición oral de lenguas originarias, entre otras, por el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.



 




En esta nota