TENDENCIAS

Las naves espaciales privadas rusas realizarán un mínimo de doce vuelos


En marzo pasado, las autoridades de la región rusa de Nizhni Nóvgorod y la compañía Kosmocourse firmaron un acuerdo para construir el primer cosmódromo privado del país, desde el que se lanzarán naves espaciales suborbitales con fines turísticos


El precio de los pasajes ascendería a valores de entre 200.000 y 250.000 dólares. Foto Radio Nicaragua
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/05/2019

Las naves espaciales privadas rusas que se utilizarán para viajes turísticos suborbitales podrán realizar hasta 12 vuelos, declaró hoy el director general de la compañía Kosmocourse, Pável Pushkin.

"El proyecto supone en la actualidad la realización de unos 12 vuelos. Ya desde ahora es comprensible que algunos elementos tendrán un recurso útil mucho mayor, y justamente los más caros", afirmó a la agencia rusa TASS.

Según el empresario, en estos momentos se desarrollan tecnologías que prevén una mayor utilización de las naves.



Kosmocourse tiene previsto reciclar los sistemas que ya no puedan ser utilizados.

"Los cortaremos y acondicionaremos cuando sea imposible usarlos y los entregaremos como chatarra", explicó Pushkin.

Además, no excluyó la variante de que la nave espacial que superase su ciclo vital pudiese ser utilizada en calidad de módulo de entrenamiento o pieza de un museo, pero de momento la idea fundamental radica en el reciclaje.

En marzo pasado, las autoridades de la región rusa de Nizhni Nóvgorod y la compañía Kosmocourse firmaron un acuerdo para construir el primer cosmódromo privado del país, desde el que se lanzarán naves espaciales suborbitales con fines turísticos.



En caso de que este proyecto sea respaldado por la entidad espacial rusa Roscosmos, Kosmocourse tiene previsto realizarlo entre 2020 y 2025, con una inversión privada de 2.600 millones de rublos (39,46 millones de dólares).  

El director general de la empresa, Pável Pushkin, explicó que en 2025 se realizará el primer lanzamiento con fines turísticos y para 2023 estará lista la primera lanzadera del cosmódromo para realizar las pruebas de vuelo autónomas.

El empresario alegó que la compañía prevé construir en el cosmódromo un pabellón para pruebas y en 2020 ya quiere iniciar los ensayos de funcionamiento de sus propios propulsores.  

La empresa Kosmocourse ya tiene licencia de Roscosmos para realizar actividades relacionadas con el desarrollo espacial.  
 Para estos fines, la empresa desarrolla un cohete recuperable y una nave espacial para siete plazas, capaces de alcanzar una altura de 200 kilómetros.

Los vuelos espaciales duran previsiblemente unos 15 minutos, durante los cuales los turistas estarán unos 5 minutos en estado de ingravidez.  



El precio de los pasajes ascendería a valores de entre 200.000 y 250.000 dólares.



 




En esta nota