TENDENCIAS

Cómo una prótesis bucal le arruinó la vida a una mujer en España


El abogado de la víctima dijo que una prótesis le ha desarrollado alergias múltiples que le impiden realizar actividades cotidianas

Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/11/2018

Sucedió en la ciudad de Barcelona, una mujer acudió al dentista en busca de un tratamiento bucal con la ilusión de que la prótesis le ayudara; sin embargo, el tratamiento recibido prácticamente le arruinó la vida.

Según la publicación de La Vanguardia, el juez que atendió el caso incorporó en su sentencia: González Barba “ha tenido que renunciar a ser mujer puesto que no puede mantener relaciones sexuales con su marido, no puede ser madre y depende en todos los actos de su vida de otras personas, consecuencia de una gran invalidez”.

El diario español indica que la odontóloga no realizó ninguna prueba de alergia a la mujer, pese a que la paciente le señaló que era alérgica a los metales; sin embargo, la profesional procedió a colocarle un esquelético de cromo cobalto.



"La invalidez, entiende la justicia, es fruto de un delito de “lesiones imprudentes”, delito achacable a la aseguradora y a la odontóloga que en el 2007 le había implantado una prótesis bucal de cromo cobalto, aun sabiendo que la paciente padecía alergia a los metales", señala el diario español.

Javier Leiva, abogado de la afectada, indicó que su defendida ha desarrollado un síndrome químico múltiple y ahora es alérgica a los perfumes, al metal, a determinado mobiliario, un enorme abanico de alimentos, el sol, entre otros.

En apelación, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a los acusados a una indemnización solidaria de 884.037 euros, cantidad que, junto con los intereses, se eleva hasta los 2,6 millones. La sentencia es firme, y contra ella ya no cabe recurso.



 




En esta nota