EN EEUU

Cobrarán peaje para transitar por la calle más sinuosa del mundo


Se calcula que cada año acuden alrededor de dos millones de visitantes con una media de 17.000 turistas al día. Esta calle se encuentra en EEUU


La calle además tiene una pendiente que atrae a los turísticas. Foto: Accor Hotels
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/04/2019

Lombard Street, la calle de San Francisco (California, EE.UU.) apodada como la "más sinuosa del mundo" por sus ocho curvas en solo 125 metros, cobrará 10 dólares a los visitantes que quieran recorrerla en auto, reveló este miércoles la concejala del Ayuntamiento Catherine Stefani.

La Junta de Supervisores de la ciudad aprobó por 11 votos a favor y ninguno en contra imponer un "peaje" en esta popular atracción turística, a la que se calcula que cada año acuden alrededor de dos millones de visitantes con una media de 17.000 turistas al día durante los fines de semana de verano.

La medida está diseñada para rebajar el tráfico y la presión turística sobre los vecinos de la zona, ya que en la calle Lombard hay residencias a cada lado y desde ella se accede tanto a garajes como a viviendas.



Además de la congestión, los vecinos se quejan del ruido y de la falta de civismo de algunos de los turistas, que se suben a los tejados de las casas y orinan en los portales.

"Debemos implementar un sistema que permita disfrutar de la calle más sinuosa del mundo tanto a los residentes como a los visitantes", indicó el congresista demócrata de San Francisco Phil Ting, quien redactó la ley estatal en la Asamblea de California que ha permitido a la ciudad aprobar el peaje.

La tasa acordada por el Ayuntamiento no se empezará a aplicar hasta 2020 y se cobrará únicamente a los vehículos que quieran circular por el tramo con más curvas de la calle Lombard, que también deberán hacer una reserva con antelación.

En este tramo de Lombard, que además de las curvas tiene una gran pendiente, se puede circular tan solo de bajada, y la mayoría de los vecinos de la urbe lo evitan, ya que es más práctico y rápido tomar rutas alternativas, de manera que su uso se limita casi exclusivamente a turistas y residentes.



Una vez se implemente la medida, la calle Lombard se unirá a otro icono de San Francisco que también cobra a quienes quieren circular por él, el puente rojo de Golden Gate, que hace pagar 8 dólares por vehículo a quienes lo cruzan para entrar a la localidad. 



 




En esta nota