ESTADOS UNIDOS

Búsquedas en Google delatan a mujer que mató a sus dos pequeñas


La mujer tiene 23 años. El primer asesinato se registró en 2015 y el segundo, dos años después

La Policía realizó una revisión al historial de búsqueda
Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/09/2018

Una madre ha sido acusada en Estados Unidos de asesinar a sus dos hijas pequeñas, de 4 y 13 meses de edad, tras encontrarse las múltiples búsquedas online registradas en su historial con frases del tipo: “maneras de matar a un humano sin dejar pruebas”, “mejores maneras de asfixiar” o “16 pasos para acabar con la vida de alguien y que no te descubran”, según ha informado el jefe de la Policía de Fairbanks, Eric Jewkes.

Stephany Lafountain, de 23 años, fue detenida la semana pasada. De acuerdo con el diario español El País, perpetró el primer asesinato en 2015 y el segundo dos años más tarde, dando la voz de alerta en ambas ocasiones con el mismo procedimiento. La madre llamaba a los servicios de emergencia avisando de que sus hijas “ya no respiraban”.

La investigación se alargó nueve meses y las sospechas de la policía cogieron forma a raíz de la muerte de la hija mayor, en noviembre de 2017. Aquella vez, el marido de la acusada se encontraba fuera del hogar, en servicio militar.

"Lafountain le llamó después de avisar a emergencias y este regresó a casa donde practicó a la pequeña primeros auxilios. Después, la niña fue trasladada al hospital de la ciudad, donde murió a los cuatro días debido a la falta de oxígeno irradiado al cerebro. Este último deceso llevó a las autoridades a investigar la muerte de la bebé de cuatro meses y, aunque no se ha podido esclarecer qué pasó de manera oficial, sí se ha confirmado el fallecimiento por asfixia", señala el diario estadounidense.

De hecho, algunas de las búsquedas hechas por Lafountain fueron “asfixia y ahogamiento”, “la mejor forma de afixia” o “¿se detecta el ahogamiento en la autopsia?”, además de frases del estilo “cómo cometer el crimen perfecto”.

Según el jefe de la Policía, ambas autopsias demostraron que las pequeñas "gozaban de buena salud, no padecían anomalía genética alguna, así como enfermedades o lesiones”.

Lafountain fue detenida de forma inmediata e imputada en primer y segundo grado por ambos crímenes. Ahora, se encuentra bajo custodia policial en el Centro Correccional de Fairbanks.



 




En esta nota