7º DÍA

Militares y contrabandistas se enfrentaron 136 veces


El CEO decomisó, entre enero y agosto de este año, 891 vehículos y destruyó 108. En la frontera con Perú retuvo 1.400 toneladas de alimentos en tres meses


La Aduana Nacional coordina labores con el viceministerio de Lucha Contra el Contrabando
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/08/2019

Entre enero y agosto de este año, militares y contrabandistas se enfrentaron en 136 ocasiones. En ese mismo lapso hubo 38 militares heridos y un uniformado muerto. Según el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, los choques con los clanes se dan debido a que se cortaron las vías ilegales de acceso al país.

Esta instancia, en lo que va de esta gestión, destruyó 50 rutas ilegales y cavó 8.500 metros de zanjas en la frontera. Rodríguez destaca que estos datos muestran la labor del personal militar en la lucha contra el contrabando.

Revela, por ejemplo, que entre enero y agosto de 2019, se realizaron 28.605 operativos de control en la frontera.



En este lapso se priorizó los límites con Chile, pero ahora el personal se amplió hacia el borde con Perú.

“Lo lamentable es que hubo un militar muerto y varios heridos. También infraestructura dañada. Por ejemplo, tenemos 73 vehículos siniestrados y dañados por los contrabandistas y una instalación dañada, que es la de Pisiga.

Nosotros nos enfrentamos con estos clanes y tienen sus riesgos, pero seguiremos trabajando para eliminar el contrabando que afecta a la economía del país”, destaca Rodríguez.

Las estadísticas



Según datos del Comando Estratégico Operacional (CEO), en lo que va de esta gestión se comisaron 891 vehículos: 195 camiones, 173 motorizados medianos, 516 livianos y siete motocicletas. Además, se destruyeron 108 vehículos que fueron detectados con mercadería de contrabando.

El diputado opositor Amílcar Barral destaca la labor que se está ejecutando en la lucha contra el contrabando, pero pide intervenir mandos jerárquicos de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía Boliviana, ya que existen investigaciones -dice- que involucran a jefes uniformados en este ilícito. “Se vio el caso del coronel (Romel) Raña, en Oruro. Puede haber otros jefes militares y policiales metidos en este negocio.

No los culpo, pero hay informes”, remarca Barral. Ahora el trabajo anticontrabando se extendió hasta la frontera con Perú. En este límite, entre julio y agosto de este año, se comisaron 29 vehículos con mercadería ilegal y 1.400 toneladas de alimentos.



 




En esta nota