7º DÍA

Políticos en campaña no aprovechan que 8 de cada 10 bolivianos tienen acceso a internet


No basta con crear perfiles en plataformas, sino se debe interactuar. Los medios tradicionales siguen siendo los preferidos de la clase política


Todos los candidatos tienen cuentas en redes sociales, pero no explotan su uso ni interactuan con la gente. Foto: FUAD LANDÍVAR
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/07/2019

El poder de las redes sociales no alza vuelo en la campaña electoral. Si bien muchos candidatos tienen cuentas en plataformas digitales, aún se prioriza los medios tradicionales para mostrar sus propuestas. La política boliviana no aprovecha al máximo que ocho de cada diez personas en territorio nacional tienen acceso a internet a través de teléfonos celulares u ordenadores.

El 88,3% de la población boliviana se conecta a internet, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y un 67,5% es internauta, de acuerdo a la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic). Estas cifran despertaron a los políticos para que intenten despegar una estrategia digital; sin embargo, los planes no se consolidan.

Marcelo Durán es experto en marketing digital. El analista considera que las redes sociales en campaña deben ser explotadas para interactuar con la población, algo que solo un candidato lo hace, pero de manera mínima. Además, el especialista detalla que no basta con crear perfiles en las plataformas, ya que mantener una cuenta activa o interactuar es lo esencial.



“Más allá de aplicar herramientas digitales, (los políticos) están preocupados por la reacción. No están preparados para saltar a la piscina. Ese es problema común en esta campaña y el que más o menos entendió esto es Carlos Mesa, ya que utiliza sus redes sociales para hablar con la gente, pero lo hace muy pocas veces”, remarca Durán.

Los candidatos presidenciables que tienen sus cuentas activas son: Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS); Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No (BDN); Virginio Lema, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR); Félix Patzi, del Movimiento Tercer Sistema (MTS); y Víctor Hugo Cárdenas, de Unidad Cívico Solidaridad (UCS).

Escasa interacción

De ese grupo, solo Carlos Mesa y Virginio Lema intentan interactuar con los internautas. El primero lo hace muy pocas veces a través de su canal de YouTube y, el segundo, por medio del Facebook y el WhatsApp. Lema, que es el más activo, deja su número de teléfono celular en los comentarios de Facebook y asegura que recibe mensajes de usuarios de la plataforma para conocer sus propuestas.



Según Agetic, existe una diferencia entre la población que puede acceder a internet y aquella que es internauta, que prácticamente es la que está conectada permanentemente. Ese grupo en Bolivia llega al 67,5%.

Y de ese porcentaje, el 94% utiliza Facebook y el 91% WhatsApp. Le sigue Youtube con un público del 40% de internautas y luego Twitter con un 17%.

No hay límites para las redes
A diferencia de los medios de comunicación tradicionales, las plataformas digitales no están sometidas al control del ente electoral. Un experto sugiere a los partidos políticos explotar el uso de las redes sociales

No hay límites de tiempo ni espacio para la difusión de propaganda electoral en las redes sociales. Así lo estableció el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a través de uno de sus reglamentos, que solo fija límites para la publicación en los medios televisivos, radiales e impresos.

Según el artículo 14 del reglamento de propaganda y campaña electoral se establecen límites de tiempo y espacio para “redes de canales” de televisión, a nivel nacional, y “redes de emisoras”, también con alcance nacional y no así para redes sociales, como Facebook o Twitter.



Este aspecto, para el experto en marketing digital Marcelo Durán, debería impulsar a los partidos a explotar las redes para mostrar sus propuestas. “A diferencia de los medios tradicionales, donde te cobran dinero, las redes no tienen espacio ni tiempo que sean regulados. Además, se puede decir que la utilización de plataformas es barata”, dice.

No hay límites para las redes

A diferencia de los medios de comunicación tradicionales, las plataformas digitales no están sometidas al control del ente electoral. Un experto sugiere a los partidos políticos explotar el uso de las redes sociales

No hay límites de tiempo ni espacio para la difusión de propaganda electoral en las redes sociales. Así lo estableció el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a través de uno de sus reglamentos, que solo fija límites para la publicación en los medios televisivos, radiales e impresos.

Según el artículo 14 del reglamento de propaganda y campaña electoral se establecen límites de tiempo y espacio para “redes de canales” de televisión, a nivel nacional, y “redes de emisoras”, también con alcance nacional y no así para redes sociales, como Facebook o Twitter.

Este aspecto, para el experto en marketing digital Marcelo Durán, debería impulsar a los partidos a explotar las redes para mostrar sus propuestas. “A diferencia de los medios tradicionales, donde te cobran dinero, las redes no tienen espacio ni tiempo que sean regulados. Además, se puede decir que la utilización de plataformas es barata”, dice



 




En esta nota