7º DÍA

El premio Rey de España tiene una dimensión comparada a los Óscar


Es el título de mayor jerarquía que puede ganar un periodista y un medio de comunicación. EL DEBER y Roberto Navia lo acaban de ganar por segunda vez. Escritores e intelectuales reconocen este logro histórico


El jurado estuvo presidido por el presidente de EFE, Fernando Garea (3º izda.); la directora de la Aecid, Ana Calvo (2º dcha.); y como vocales actuaron la corresponsal de TVE, Rosa María Calaf; el corresponsal jefe de los Noticieros de Televisa en España, Alberto Peláez; la administradora provisional única de Radiotelevisión Española, Rosa María Mateo; el presidente de la agencia de noticias LUSA, Nicolau Santos, y el escritor y periodista de The Guardian Giles Tremlett (de izda. a dcha.). Los acompaña la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Agencia Efe, Lourdes A. Esmorís.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/02/2019

Conquistar el Premio Rey de España significa inscribir el nombre de quien lo gana en las ligas mayores del periodismo, traspasar las fronteras y lograr que la pieza periodística viaje y se valore en diferentes partes del mundo. En el Premio Internacional Rey de España coinciden muchos periodistas y escritores, es comparable con una estatuilla de los premios Óscar que entrega la Academia de Cine de los Estados Unidos. Y ese galardón de corte universal lo acaba de ganar por segunda vez EL DEBER y Roberto Navia. La primera vez fue por una crónica que Navia escribió y que tituló Tribus de la inquisición.

El reportaje fue publicado por el diario EL DEBER el 5 de julio de 2014 y narra cómo el 2013 una multitud roció con gasolina y prendió fuego a seis jóvenes a quienes los acusaban de haber robado un camión. Tras que se supo del galardón, el mundo supo que los hechos que se cuentan en Tribus de la inquisición ocurrieron en el pueblo de Ivirgarzama, del tró- pico de Cochabamba, y pese a la ley del silencio, el autor logró el testimonio de supervivientes y del fiscal enviado a investigar el caso y consiguió con el reportaje acercar a los lectores a una práctica que persiste en Bolivia.

La gran noticia del segundo Rey de España se hizo oficial el 31 de enero desde Madrid a través de la Agencia EFE que, junto a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), concede el galardón, que es codiciado por los mejores periodistas del mundo y lo otorga un jurado respetable. “Me complace comunicarle que el jurado del Premio Rey de España de Periodismo ha decidido por unanimidad otorgarle el Premio Especial Iberoamericano de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible por su trabajo Los colmillos de la mafia para Diario EL DEBER y Mongabay Latam”, le comunicó Fernando Garea, presidente Agencia EFE.



A la felicitación de Garea se sumaron otras, como la del embajador de España en Bolivia, Emilio Pérez Ágreda: “Enterado del galardón con que ha sido distinguido, una vez más, como el ganador del Premio Rey de España, con el magnífico reportaje Los colmillos de la mafia, deseo hacerle llegar mis sinceras felicitaciones por este gran trabajo de investigación que ratifica su excelente trayectoria periodista”, dice textualmente la carta enviada desde la embajada de España en la ciudad de La Paz. El reportaje premiado se publicó el 14 de enero de 2018 y, además del impreso, consintió en un trabajo multimedia en el que colaboró un equipo de primer nivel en el que se encuentran Clovis de la Jaille, Nelfy Fernández, Mónica Salvatierra, Miguel Roca, Eldon Centella, Mary Luz Soruco, Marco León, Fuad Landívar, Jorge Uechi y Lizeth Vargas. “El periodista cruceño Roberto Navia, que trabaja en EL DEBER, consiguió su segundo ‘Óscar’. El Premio Rey de Espa- ña prácticamente equivale a ese galardón en el cine. Nunca antes un comunicador boliviano lo consiguió dos veces ni un medio nacional”, dijo el director periodístico de EL DEBER, Tuffí Aré, tras que explotó la noticia a escala internacional.

“En EL DEBER estamos con una euforia y una emoción indescr iptibles, en tiempos de muchos cambios e incertidumbres para el periodismo de calidad. Esta vez el mérito es del periodista más galardonado del país, pero también de un equipo que aprende del nuevo potencial que ofrecen los recursos multimedia. Con el aporte de profesionales, el periodismo boliviano consigue sobresalir con Los colmillos de la mafia: la agonía del jaguar en Bolivia, de entre 200 trabajos de 18 países. Gracias a esta investigación hay algunos detenidos y los jaguares respiran más tranquilos. El periodismo que cubre temas de medioambiente no es “el que más vende”, pero por fortuna hay quienes lo aprecian. En tiempos en los que prevalecen los comodities digitales, la calidad igual se impone.

Los hechos valen más que las palabras y que tendencias pasajeras. El camino es el periodismo de calidad”, enfatizó Aré. En el portal de la agencia española de noticias Efe está escrito: Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España tienen por objeto reconocer la labor informativa de los profesionales del periodismo de lengua española y portuguesa de los Estados que integran la Comunidad Iberoamericana de Naciones y de las naciones con las que España mantiene vínculos de naturaleza histórica y cultural. Se conceden anualmente desde 1983, en el que fueron creados por la Agencia Efe y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). En su trayectoria, los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España han incorporado nuevos valores.

Los premios reconocen no solo la calidad de los trabajos publicados que contribuyan a la comunicación y al mutuo conocimiento entre los pueblos iberoamericanos y aquellos con los que España mantiene lazos históricos y culturales, sino también aquellos trabajos relacionados con el medioambiente y el desarrollo sostenible -esenciales para la supervivencia del planeta y la evolución hacia un desarrollo inclusivo, sostenible e igualitario- y la solidaridad, enfatizando el componente social y la comunidad global. La entrega del premio tendrá lugar en un acto presidido por el Rey Felipe VI en una fecha por determinar, en marzo o abril.



LEE AQUÍ LA INVESTIGACIÓN | Los colmillos de la mafia 



 




En esta nota