REPORTAJE ESPECIAL

El mayor golpe que se dio al contrabando está olvidado en galpones


En diciembre de 2014, fueron decomisadas 40.300 llantas. El valor superaba los $us 20 millones. Hoy, la mercadería está olvidada en los recintos


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Ayer a las 18:00 hs

Fue un mega operativo el que dio el mayor golpe al contrabando en Bolivia. Era el 9 de diciembre de 2014. Varios funcionarios del extinto Control Operativo Aduanero (COA) intervinieron 11 inmuebles en cuatro ciudades del país. Más de 40.300 llantas fueron incautadas. El valor ascendía a $us 22 millones; cinco años después se desconoce el paradero del total de la mercadería.

Incluso, la persona que denunció el hecho de manera anónima y que terminó con el operativo sufrió ataques del dueño de la mercancía ilegal. Marlene Ardaya, presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia, y Wilhem Taboada, comandante del COA, presentaban el 10 de diciembre de 2014 el decomiso al contrabando como el más importante.

Los operativos se desarrollaron en las ciudades de La Paz, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra. La mercadería incautada eran llantas de diferentes medidas. Neumáticos marca Hankook para todo tipo de motorizado, incluso aquellas que cuestan más de $us 1.000 y que son empleadas en tractores. Ardaya explicó esa época que un mismo grupo fue el que ejecutó la introducción de carga ilícita. Detalló que el modus operandi de los contrabandistas consistía en utilizar la misma documentación de nacionalización de mercadería en varios puntos de control fronterizo.



Añadía que esa acción fue asumida como una de burla en los puestos de control. No se detuvo a ninguna persona. Y el destino de la mercadería decomisada no tiene informes claros. Ardaya, en una declaración a la comisión de fiscales en marzo de 2018 a la que tuvo acceso EL DEBER, dijo desconocer dónde están las llantas y que localizarlas no era su labor al interior de la Aduana Nacional de Bolivia.

“Desconozco porque no es parte de mis funciones”, respondió a la pregunta del fiscal sobre dónde se encuentra la mercancía decomisada en 2014. Hoy, el panorama es similar. En la Aduana Nacional desconocen el paradero de la mercadería. La abogada de Ardaya, Martha Requena, informa que hubo un proceso de una persona particular contra la presidenta de la Aduana por esta operación de 2014.

Lo central -dice- era el cobro del 20% del valor de la mercadería incautada que pedía la denunciante, de acuerdo a la ley 975 del 13 de septiembre de 2017, que establece la “entrega de dinero en efectivo a los denunciantes de contrabando de mercancías que se encuentran prohibidas de importación; que no son susceptibles de división o partición; que no han podido ser sujetas a certificación; y que por su naturaleza requieren de Autorizaciones Previas”. La jurista desconocía el paradero de la mercancía incautada e insistió que el caso tenía como fondo el pedido de una persona del 20% del valor decomisado en el operativo.

La Aduana Nacional almacena en sus depósitos toda la mercadería incautada. El proceso legal establece el destino final de la mercancía.

Desconocen el paradero



En la Aduana desconocen qué pasó con las más de 40.300 llantas decomisadas en la gestión 2014. Personal de la institución justifica que el caso pasó a la Justicia y que esta instancia es la que debía establecer el nú- mero real de los neumáticos, ya que existían algunos ítems -dicen- que fueron introducidos legalmente al país.

Ardaya estuvo fuera del país la semana pasada y no pudo responder los requerimientos de este medio. Sin embargo, Requena, su abogada, señala que su defendida cumplió los procesos internos y en su tiempo solicitó informes a las regionales para conocer cómo y dónde estaba la mercadería. En el informe del fiscal, Ardaya evitó dar detalles del operativo de 2014 justificando que no era su función laboral, pero la presidenta de la Aduana fue quien presentó en esa época los por menores de la acción.

“Desconozco y no conozco hasta después de los resultados, en vista de que no están dentro del manual de funciones y dentro de las funciones establecidas por ley”, dijo Ardaya a la Fiscalía. Audalia Zurita es la abogada que lleva el caso contra Ardaya. La jurista explica que la investigación fiscal se amplió a funcionarios de menor grado de la Aduana y que se rechazó el proceso contra Marlene Ardaya. Además, detalla que se denunció a la presidenta de la Aduana por los supuestos delitos de uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

“Se está denunciando la conducta antieconómica que tiene la presidenta de la Aduana (Ardaya), porque resulta que después de cuatro años que se hizo el operativo no está concluida ni siquiera la etapa preparatoria de ninguno de los procesos. Las llantas están a la intemperie, cambiaron las actas. La señora Ardaya afirmó que se incautaron 46.000 llantas, pero no hay más que 20.000.

Además, anunció que el costo era aproximadamente de $us 20 millones, hoy no alcanzan a $us 10 millones”, denuncia la abogada Zurita. La abogada señala que las llantas están “amontonadas a la intemperie” en las ciudades donde se hicieron los operativos, a excepción de Cochabamba, donde hubo dos procesos administrativos y no judiciales. Uno autorizó el traspaso de un monto de neumáticos a la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE), que depende del Ministerio de la Presidencia. El segundo proceso decidió devolver parte de la mercadería incautada a la persona denunciada y dueña de las 40.300 llantas, según Zurita.



Respuesta de la Aduana

En la Aduana Nacional señalan que este caso está en la justicia y que se necesita una autorización judicial para mostrar las mercancías incautadas.

Empero, detallan que todo producto decomisado está bajo un acta, por lo que ven difícil que los neumáticos sean extraviados. La persona que es dueña de la mercadería incautada, según la documentación del Ministerio Público, continúa trabajando en la importación de llantas con diversas empresas en las ciudades de Santa Cruz y La Paz.

La Aduana Nacional informa que no recibieron más denuncias contra el empresario. El formulario de denuncia fue entregado a la Aduana Nacional el 2 de septiembre de 2014. Lo recibió la funcionaria María Roxana Llano Navarro en la agencia aduanera de la ciudad de El Alto.

“La (persona, para cuidar la identidad) señala que conoce al señor (se cuida también la identidad del denunciado), quien se dedica a traer llantas de contrabando a diferentes partes de Bolivia: Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y La Paz”, detalla el escrito.

Luego, la denuncia describe los inmuebles donde supuestamente se introdujeron los neumáticos y hace énfasis en uno que está ubicado en Santa Cruz de la Sierra, cerca al segundo anillo.

La persona denunciada tiene como domicilio legal la capital cruceña. En el juzgado cuarto de instrucción anticorrupción y violencia contra la mujer el caso está paralizado. Se confirmó que Marlene Ardaya salió del proceso y que se incluyó a otros funcionarios de bajo rango de la Aduana Nacional. Las llantas están en el almacén No. 3 de la Aduana Regional de Santa Cruz, que es administrada por Almacenera Boliviana Sociedad Anónima (ALBO). Una unidad de la división anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) inspeccionó el lugar el 13 de junio de 2018.

En estos depósitos se encontraron 9.066 llantas sin aro de todo tipo y se redactó un acta para registrar los productos incautados. No se logró verificar si esa mercancía se malograba debido a su estacionamiento en almacén. “(La comisión) se dirigió hacia el almacén No. 3 donde se verificó la existencia de una variedad de llantas nuevas que se encontraban apiladas. Según el parte de recepción No. 351786 de fecha 7 de julio de 2016 de mercadería incautada consiste en 9.066 unidades de llantas sin aros de diferentes medidas, tipo, marca y origen, al cual adjuntan impresiones fotográficas del lugar del hecho, lo cual es corroborado por el Acta de Registro del Lugar del Hecho, de fecha 13 de junio de 2018”, señala el documento al que tuvo acceso EL DEBER.

El 9 de diciembre de 2014 se anunció el mayor golpe al contrabando. La Aduana Nacional decomisó esa fecha, a través del Control Operativo Aduanero (COA), más de 40.300 llantas que ingresaron al país vía contrabando. La incautación se ejecutó mediante un mega operativo que se realizó simultá- neamente en cuatro ciudades: La Paz, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra.

En una conferencia de prensa, el excomandante del extinto Control Operativo Aduanero (COA), Wilhem Taboada, explicó que en los operativos también se secuestraron tres vehículos indocumentados, una prensadora y ropa usada, lo que hizo presumir que los contrabandistas también incurrían en otro tipo de ilícitos. “La información cuanto se refiere a las mercancías tenemos 40.300 y fracción consistente en llantas, pero también en Oruro se han encontrado tres vehí- culos indocumentados y también ropa usada y una prensadora, esto llama la atención en sentido que el oponente no solamente se está dedicando al contrabando de llantas sino también está vinculado con ropa usada”, explicó esa época. Otra inspección se realizó en la ciudad de Cochabamba.

Las llantas decomisadas están depositadas en galpones de la Aduana Nacional. Tenía un valor de $us 20 millones.
En la ciudad de Oruro fue encontrado un lote de llantas en un depósito de la Aduana Nacional.


 




En esta nota