7º DÍA

Carlos Alberto Montaner: 'Bolivia va a la dictadura'


Acusado por el castrismo de trabajar para la CIA, Carlos Alberto Montaner renunció a la Revolución Cubana cuando “empezó a ver los fusilamientos con juicios repudiables y las sentencias de cárcel”


Nació en La Habana el 3 de abril de 1943. Es hijo de una profesora y de un periodista. Pese a que apoyó la Revolución Cubana, en 1959, hoy es uno de los principales críticos del castrismo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/08/2018

El periodista, escritor y político Carlos Alberto Montaner es, sin duda, uno de los observadores más influyentes de América Latina y un agudo crítico de la situación que se vive en Cuba, la tierra de sus padres y de la que se autoexilió en septiembre de 1961. Unos seis millones de personas leen sus columnas cada semana en diversos medios de comunicación desde los cuales ha cuestionado a los movimientos de izquierda y populistas y ha propugnada su pensamiento liberal.

Durante una entrevista exclusiva con EL DEBER, Montaner alertó que la corrupción y el apego al poder están degradando la democracia en América Latina y están llevando, en muchos casos, a unas dictaduras disfrazadas.

“La corrupción y el apego al poder engendran el divorcio entre la sociedad y el Estado presentes en casi todas nuestras repúblicas. Los únicos Estados que consiguen prevalecer y mejorar constantemente la calidad de la convivencia son aquellos en los que los políticos y los funcionarios son verdaderos servidores públicos”, destacó.

Consultado respecto de la emergencia de los gobiernos de izquierda en Venezuela, Nicaragua, Bolivia y, ahora, México, Montaner remarcó que estos movimientos fueron parte del cansancio de las sociedades con la ineficiencia y la corrupción de los partidos políticos tradicionales, y que ahora son “víctimas de minorías radicales dispuestas a crear dictaduras totalitarias”.

 

Bolivia y el 21-F

Cuando se le consultó respecto de la situación en Bolivia, el escritor cubano fue taxativo: “Es evidente que ya constituyen una dictadura que marcha contra los valores de la República. Cuando cierren el círculo será una variante del comunismo cubano”.

Además, alertó que la insistencia en la reelección presidencial por parte de Evo Morales es parte de un proyecto político continental. “Sin un caudillo que se reelija insistentemente, no es posible consolidar la dictadura. Esos son o fueron Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Daniel Ortega y, naturalmente, Evo Morales. Una vez pasadas varias generaciones, cuando los caudillos originales han sido demolidos por el almanaque, tratan de institucionalizar el régimen. Es lo que sucede en Cuba”.

En ese marco, Montaner afirmó que “la burla a los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 da la medida de lo que hará en las elecciones de 2019. Cometerá todo tipo de fraudes para imponerse. Para Evo Morales los comicios son solo una coartada para seguir manejando el país como le da la gana. No respeta ni respetará las reglas”.

Respecto del rol de los medios de comunicación en este contexto, el columnista de CNN recordó que “la función de la prensa es cuestionar a los políticos y examinar sus obras y palabras. La prensa libre es una parte esencial de los procesos democráticos. La prensa libre boliviana no es enemiga de los cambios. Como en todas partes, es enemiga de las violaciones de la ley y de la entronización de una tiranía totalitaria”. Por eso, “no me extraña que el MAS caracterice de esa manera a la prensa”.

Consultado sobre la participación de las mujeres en este nuevo escenario político, Montaner afirmó que “las mujeres, algo más de la mitad del género humano, cobran cada vez más importancia política y social. Bolivia no es una excepción. Eso es magnífico”.

Los cambios en Cuba

Sobre las reformas impulsadas por Raúl Castro y el flamante presidente Miguel Díaz-Canel en Cuba, Montaner aseguró que Díaz-Canel es el cubano más vigilado por los servicios de contrainteligencia del país.

“En la nueva Constitución colaron de contrabando una nueva institución, el Consejo Nacional de Defensa, con la autoridad de asumir todo el poder ante ‘situaciones excepcionales’. Eso está ahí para impedir cualquier evolución”, dijo Montaner.

“Las reformas económicas no traerán la prosperidad a la isla. El objetivo de Raúl es que los cuentapropistas trabajen y creen riqueza, pero que no la acumulen. Es lo peor de ambos mundos: un socialismo sin subsidios y un capitalismo sin incentivos. No entendió la frase clave de Deng Xiaoping: ‘¡Enriquecerse es glorioso!’. En Cuba no utilizarán el modelo chino o el vietnamita. Y nada de reformas políticas”, indicó.