50 AÑOS DE APORTE A SANTA CRUZ Y AL PAÍS

INCOTEC

La empresa Incotec fue creada en 1968 por Mario Terceros Banzer. En este medio siglo construyó obras que han marcado el desarrollo de Santa Cruz y el país, como el barrio Equipetrol, las primeras tuberías de Saguapac y la construcción de diversos puentes


VOCACIÓN

VOCACIÓN, COMPROMISO Y PROFESIONALISMO

Incotec cumple 50 años de vida, consagrándose como empresa líder en los servicios de obras civiles y estructuras, fundaciones especiales, estudios geotécnicos, controles de calidad, ingeniería (diseños y proyectos) y tecnología propia con sus líneas Expander Body Incotec y Celda de Carga Incotec.

Su slogan “Construyendo Bolivia”, simplifica todo el aporte al crecimiento de Santa Cruz y de Bolivia con obras de infraestructura vial, de servicios básicos y construcciones inmobiliarias a lo largo de estas cinco décadas. Se trata de una empresa familiar, que fue fundada por el ingeniero Mario Terceros Banzer en sociedad con otros tres destacados colegas, y que hoy está bajo la dirección de los hermanos Mario y Enrique Terceros, respectivamente, ambos ingenieros formados en Argentina, además de la última generación de sus hijos que conforman la parte ejecutiva.

De hecho, afirman que heredaron de generación en generación la vocación por la ingeniería, y de sus abuelos, la pasión por lo que hacen, y aunque desde aquellos tiempos hasta hoy han cambiado los métodos y la tecnología, continúan con la misma fórmula del éxito de la empresa, que se basa en vocación, profesionalismo y compromiso, cuyos pilares dejan satisfechos a sus clientes. Pasado y presente...

Entre las obras que nacieron con el desarrollo de Santa Cruz se destacan la construcción del puente Pailas y el tendido de servicio de agua potable y alcantarillado de Saguapac.

En la parte de infraestructura urbana de los últimos años, y que embellecen la ciudad, se encuentran las torres del hotel Marriot, el Ambassador Business Center, el Banco Mercantil Santa Cruz, el Patio Design Center, Las Brisas y el hospital Obrero, entre otras obras.

CALIDAD

CALIDAD Y SEGURIDAD EN LAS OBRAS EJECUTADAS

En los 50 años de trabajo, Incotec ha aportado al desarrollo de Santa Cruz con construcciones inmobiliarias y obras de servicio público

Incotec cuenta con un avanzado sistema de gestión de obras civiles y de estructuras para asegurar un proyecto ejecutado con los más altos estándares de calidad y seguridad. Esto conlleva a que en cada construcción se realice un análisis integral de las estructuras para determinar qué tecnología y métodos emplear para conseguir así una optimización técnica y económica. En los 50 años de historia, se han caracterizado por ejecutar diversos proyectos, como edificios de hormigón armado, a cota cero, e infraestructura urbana e industrial, especializándose en una gran variedad de obras civiles, entre edificios familiares y corporativos, centros comerciales y educativos, hospitales y hoteles.

Hormigón armado En lo que respecta a las obras de estructura de hormigón armado, desde la ejecución de losas postensadas hasta sistemas tradicionales con viguetas, la empresa tiene los recursos y ‘know-how’ para ejecutar trabajos de magnitud en tiempo récord y con los más altos estándares de calidad, con el apoyo de sistemas informáticos integrados de seguimiento técnico, administrativo y financiero, instrumentación y monitoreo electrónico. En cuanto a la estructura de hormigón de cota cero (subsuelos), como complemento a la ejecución de pilotes para fundaciones profundas, Incotec construye con gran eficiencia -en costos y plazos- subsuelos en todo tipo de condiciones de suelos y nivel freático; combinan técnicas de muros de sostenimiento, anclajes, depresión de napa freática, construcción de cabezales, losas de subpresión y toda la estructura por debajo de la cota cero de cualquier proyecto.

En este tipo de construcción se encuentran las fosas industriales para instalación de equipos, las descargas de granos y materiales a granel, así como también el mejoramiento de suelos para impermeabilizar el subsuelo al ingreso de agua. También se diseñan y construyen sistemas de bombeo para abatimiento temporal o permanente de agua freática. Obras urbanas e industriales Incotec ha desarrollado un gran número de proyectos de infraestructura urbana, aportando al crecimiento de Santa Cruz y Bolivia, entre las cuales se destacan puentes, carreteras y pavimentos, alcantarillados y redes hidráulicas para agua potable, saneamiento y drenaje, plantas de tratamiento y desarrollos inmobiliarios.

De la misma manera, tiene basta experiencia en la ejecución de una gran variedad de proyectos de infraestructura industrial, desde obras de metalmecánica para refinerías, hasta de prefabricados para fábricas alimenticias e industriales, manteniendo los más altos controles de calidad para asegurar el cumplimiento de las especificaciones técnicas requeridas por los clientes de la empresa. Entre estos tipos de obras construidas se encuentran las industrias alimentarias, los galpones de acero y hormigón armado, las refinerías, las industrias papeleras, los silos y los montajes especiales.

 

CARACTERÍSTICAS

• Obras civiles: edificios multifamiliares y corporativos, centros comerciales y educativos, hospitales y hoteles

• A cota cero: fosas industriales para instalación de equipos, descarga de granos y materiales a granel; mejoramiento de suelos para impermeabilizar el subsuelo al ingreso de agua y sistemas de bombeo para abatimiento temporal o permanente de agua freática

• Infraestructura urbana e industrial: puentes, carreteras y pavimentos, alcantarillados y redes de agua potable, lagunas de oxidación y desarrollos inmobiliarios (urbana); industrias alimentarias, galpones de acero y hormigón armado, refinerías, industrias papeleras, silos y montajes (industrial)

EQUIPAMENTO

SISTEMA EN OBRAS DE FUNDACIONES BAJAN LOS COSTOS

El equipamiento de construcción, de la marca Bauer de Alemania, permite usar lo último en desarrollo tecnológico de pilotaje a escala internacional

La empresa se destaca por la alta capacidad y experiencia en el diseño de obras geotécnicas y fundaciones, con soluciones innovadoras que incorporan la más alta tecnología a escala mundial en beneficio de los clientes y sus proyectos, lo cual optimiza plazos y costos con lo más altos estándares de seguridad y calidad. Se pueden adaptar a todo tipo de proyecto en cualquier suelo.

Es más, el equipamiento de construcción de la marca Bauer de Alemania permite usar lo último en desarrollo tecnológico de equipos de pilotaje mundial. En este sentido, Bauer -firma aliada- es la empresa con mayor participación en el mercado internacional, y de inversión. Los equipos efectúan un control de calidad de la ejecución de cada pilote en tiempo real, dejando registros de todo el proceso constructivo, proceso en el cual se dota al cliente de un informe substancial de forma ordenada y analizada.

Las tecnologías de fundación con las que se cuenta son pilotes perforados, FDP y CFA, micropilotes vibrohincados, anclajes y muros de contención. Tipos de pilotes Los pilotes perforados se usan para aplicaciones en puentes, industrias y edificios. De acuerdo a los requerimientos específicos de los proyectos, cuentan con osciladores de camisa y herramientas de perforación para todo tipo de suelos y rocas. Los pilotes de gran desplazamiento (FDP) se aplican para edificios, hospitales, plantas industriales y petroleras y mejoramiento de suelos y silos, entre otras. Se trata de un sistema de construcción de pilotes in situ, con equipo rotativo de alto torque, por penetración de la herramienta de perforación, proceso durante el cual la misma desplaza horizontalmente el suelo, no generando desechos de excavación.

El CFA es un pilote de hélice continua hormigonado in situ. A diferencia de otros sistemas de hélice continua, Incotec incorpora mediante sus equipos Bauer una herramienta con un eje de mayor diámetro, lo que significa una compactación parcial que se realiza al suelo circundante al pilote, por lo tanto, representa un menor retiro de material durante la perforación. En este sistema el monitoreo electrónico es imprescindible sobre todo en suelos estratificados, como los de Santa Cruz.

El alto torque de los equipos permite utilizar este sistema en una amplia variedad de suelos, incluyendo arcilla, limo, arenas y gravas arenosas, obteniendo una producción diaria de hasta 400 m. Micropilotes vibrohincados Son pilotes de diámetro pequeño hasta 300 mm y se componen de una barra o tubo de acero que recubren con lechada de cemento inyectada a alta presión, logrando llegar a soportar cargas de hasta 150 ton. Permiten la ejecución en todo tipo de terrenos, incluso bolones y rocas, en vertical o con cualquier inclinación y en condiciones de espacio reducido.

TECNOLOGÍA

TECNOLOGÍA ‘MARCA INCOTEC’

Se han mejorado los sistemas de construcción internacional y se los exporta. Son el Expander Body Incotec y la Carga de Celda Incotec

A lo largo de los años, Incotec ha aplicado y desarrollado tecnología para mejorar la calidad, capacidad y seguridad de las fundaciones profundas, dos elementos de los cuales, tomados de su país origen, se han mejorado, registrado y exportado. Dichas innovaciones no funcionan únicamente como sistemas para el aumento de la capacidad de los pilotes, sino que también para el control de calidad que permiten conocer la capacidad real de dichas estructuras. Se trata del Expander Body Incotec (EBI) y la Celda de Carga Incotec (CCI).

El primero es considerado el producto estrella de la empresa en lo concerniente a crear soluciones especiales para fundaciones en áreas urbanas, con limitaciones de espacio, y en proyectos complejos en general. Consiste en un cuerpo cilíndrico de acero plegado que se coloca en la punta del pilote y se lo inyecta con mortero de cemento; este se expande hasta un diámetro mayor que el de la perforación, consiguiendo así un aumento importante en la capacidad por punta del pilote, por lo que reduce el costo por tonelada de la fundación.

Todo el proceso de inyección es monitoreado electrónicamente para obtener registros similares a un ensayo presiométrico, permitiendo conocer la capacidad de carga por punta de cada uno de los pilotes. En los 25 años desde su implementación se han instalado más de 15.000 EBI para proyectos de toda índole, desde silos y puentes hasta edificios y sistemas de contención, con los cuales se ha conseguido economizar hasta el 40% en las obras con respecto a otras soluciones. Por su parte, las Celdas de Carga Incotec consisten en un sistema de doble cilindro de acero, semejante a un gato hidráulico, que se coloca en la punta del pilote de gran diámetro, en el cual, una vez construido, se procede a la inyección de la celda con mortero y se consigue su movilización.

El proceso de inyección expande la celda verticalmente incrementando la rigidez de la punta, ya sea por compactación en suelos granulares o por remoldeo y consolidación en suelos plásticos. Con este proceso se remedian las alteraciones del suelo en la punta debido al proceso constructivo; se registran los parámetros de presión, volumen y desplazamientos en la punta y en la cabeza. Productos de exportación Ambas tecnologías están registradas en el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual.

El Expander Body se importó de Suecia y desde entonces se viene utilizando para mejorar las condiciones de las fundaciones de los edificios en Santa Cruz. Hasta el momento ha sido exportado a Argentina, Paraguay, Perú, Canadá, Estados Unidos y Brasil; se continúa en proceso de penetración de más mercados externos.

SANTA CRUZ

LAS GRANDES OBRAS DE SANTA CRUZ LLEVAN EL SELLO DE INCOTEC

El ingeniero Mario Terceros Banzer, fundador, es el gestor de la ejecución de los proyectos que dieron el puntapié al desarrollo de la ciudad de Santa Cruz

Los 50 años de vida de Incotec van de la mano con la historia y el desarrollo económico y social de Santa Cruz, siendo un actor fundamental en las obras que marcaron un antes y después, como la construcción del alcantarillado de Saguapac, del barrio Equipetrol y del aeropuerto internacional de Viru Viru.

El fundador, Mario Terceros Banzer, hijo de Adalberto Terceros y Josefina Banzer, nace en Santa Cruz de la Sierra, en un verano de 1930, bajo el techo de una casona típica cruceña, que aún se mantiene como patrimonio familiar, ubicada en el quinto anillo de la av. Piraí. Inició sus estudios en el colegio Alemán y al salir bachiller en el Nacional Florida se fue a Córdoba (Argentina) a estudiar Ingeniería Civil.

A su regreso, en 1953 conoce a Marta Herrera, con quien se casó a los cuatro años, naciendo su primera hija María Martha en 1958. Se establecieron en Pailas para la construcción del puente sobre el Río Grande, luego regresaron a Córdoba debido a la situación política de Bolivia; en 1967 vuelven a Santa Cruz para quedarse a vivir definitivamente.

Nace Incotec
Junto con los ingenieros Carlos Arce, Alberto Vásquez y Carlos Tardío, en 1968 funda la primera empresa de estudios geotécnicos, cuando esta ciencia aún no estaba desarrollada. El objetivo era construir el barrio Equipetrol, entonces conocido como urbanización Los Tajibos.

En 1970, Incotec, además de urbanizar Equipetrol, edifica más de 500 casas en los barrios Guapay y Sirari. Mario Terceros fue gestor de la creación de instituciones empresariales, ya que ese mismo año, junto a otras empresas constructoras cruceñas, se crea la filial Santa Cruz de la Cámara Boliviana de la Construcción, actualmente Cadecocruz. En 1975 la empresa pasa a propiedad exclusiva de él y su esposa Marta.

Década de los 80
En esta década se realizaron obras muy importantes, y debido a la magnitud de las mismas, Incotec se asocia con las firmas Alfa, de Gilberto Parada, y Concibol, del actual alcalde Percy Fernández, con las cuales se crea el consorcio ACI, que funcionó hasta 1985. Tuvieron contratos importantes como la refinería de Palmasola, Valle Hermoso de Cochabamba, Banco Nacional de Bolivia (BNB) y el Parque Industrial de Santa Cruz. A partir de 1985 Incotec se independiza y hasta 1990 realiza diversos trabajos de cimentaciones profundas y estructuras, entre estas las fundaciones del aeropuerto Viru Viru.

Década de los 90
Entre 1990 y 2000 es la década de incorporación de diversas tecnologías avanzadas al mercado de las cimentaciones profundas. En ese entonces Incotec construye una gran parte de los defensivos sobre el río Piraí, cientos de kilómetros de alcantarillado sanitario, colectores principales, plantas de tratamientos, obras industriales, pavimentos, puentes, edificios, infraestructuras de urbanizaciones y fundaciones. Entre 1991 y 1994 ejecuta el puente Santa Rosa, el primero atirantado de Bolivia; y en 1996 la construcción y ampliación de la planta de tratamiento Norte-Saguapac con una extensión de 44 hectáreas. En 1997 colabora con la empresa Sofía en el montaje de una nueva planta industrial en la zona de Guapilo; en 1999 ejecuta su primera obra internacional mediante la exportación de alta tecnología de fundaciones para los anclajes de la línea de alta tensión en Yacyretá-Argentina, instalando en total 300 expanders bodies, consiguiendo con esta tecnología aplicada un ahorro del 40%.

Entre 1999 y 2000 se llevó a cabo la obra de colectores secundarios en siete unidades vecinales (UV) del municipio de Santa Cruz de la Sierra, con un total de más de 30 kilómetros de tendido de tuberías, considerado un reto de logístico debido a que se consiguió el menor impacto con los vecinos.

De 2000 a 2010 Entre 2000 a 2010 Incotec participa en muchas obras emblemáticas del país, como los puentes trillizos de La Paz y los colectores cloacales de la zona oeste y sur-oeste de Santa Cruz de la Sierra. Por ejemplo, en el inicio de 2000 se instalaron más de 130 km de tendido de tuberías de mediano y gran diámetro, y en los posteriores años más de 600 km de colectores e interceptores. Por otro lado, la construcción del hospital Obrero significó un hito por su magnitud debido a las complejas condiciones geotécnicas, por lo cual con el sistema del Expander Body se viabilizó la ejecución en plazos y costos.

Entre 2007 y 2009 se ejecutaron las obras de emergencia para la rehabilitación de la carretera antigua a Cochabamba, específicamente en el tramo III Bermejo – Mairana, cuya obra representó grandes retos de ingeniería por su inestabilidad geológica. En 2007 diseña y ejecuta las fundaciones para el condominio Ciudad Real.

Ese mismo año participó en los Puentes Trillizos, que significaron un desafío técnico por las condiciones climáticas, urbanísticas y geológicas de la ciudad de La Paz. En 2008, tras una temporada de intensas crecidas, el puente sobre el río Piraí, a la altura de La Bélgica, se vio afectado y requirió su rehabilitación, trabajo que necesitó el refuerzo de sus fundaciones existentes y el montaje de otras nuevas.

EL FACTOR HUMANO

MARIO TERCEROS B.
“EL FACTOR HUMANO ES LA CLAVE DEL DESARROLLO”

El fundador de Incotec hace un resumen de los inicios de la empresa y de los desafíos que enfrentó entonces; compara la Santa Cruz de antes y la actual

El ingeniero Mario Terceros Banzer, fundador de Incotec y de los precursores de la creación de instituciones empresariales del sector, lleva el timón de esta empresa por 50 años consecutivos, primero al mando de su persona y su esposa, y ahora bajo el mando de sus hijos y a la vez de sus nietos que ocupan cargos ejecutivos. Asume que el logro para mantenerse en el mercado por cinco décadas se lo debe a la familia y a sus trabajadores, por lo que resume que el factor humano es la clave para el desarrollo personal, empresarial y social, cuya filosofía ha sido impartida a sus herederos. ‘Las empresas las forman las personas’, resalta.

También hace un análisis sobre el uso de la tecnología de hoy con relación a 50 años antes. Afirma que la empresa siempre estuvo adaptada a los tiempos, solo que en la actualidad se ahorra más en tiempo y en costos; pone como referencia la utilización de los pilotes, una de las especialidades de la empresa.

Con respecto a su visión sobre Santa Cruz, toda vez que Incotec ha participado en obras importantes para el desarrollo urbano, el ingeniero manifiesta que el cruceño mantiene las mismas características de hace 50 años, principalmenten en la manera de seguir siendo confiado y abierto a nuevas experiencias y personas. Dentro de los primeros trabajos de obras urbanas, recuerda que al comienzo, en los primeros emprendimientos, fue difícil convencer a los vecinos de urbanizar el barrio Equipetrol, antes denominado Los Tajibos, debido que, a pesar de estar a cinco minutos de la Plaza Principal, aún era considerado un monte.

En el ámbito actual resalta la realización de congresos internacionales organizados por Incotec, en los cuales traen a los mejores expertos del sector.

Remontándonos a 1968, ¿cuál fue la iniciativa que lo llevó a fundar la empresa, tiempo en el cual en la Santa Cruz de aquel entonces aún conservaba su espíritu de pueblo? Fue la coincidencia entre darme cuenta de algunas necesidades en el mercado cruceño, como la geotecnia y estructuras metálicas, con la invitación del ingeniero Alberto M. Vázquez, quien estaba planificando la construcción de un barrio completo desde su diseño hasta las viviendas.

¿Fue fácil convencer a los vecinos de la zona?
Para Santa Cruz, la idea del barrio, que nació como Urbanización Los Tajibos y luego se quedó con el nombre de Equipetrol, fue una idea que no a todos les gustaba. ‘Eso está en el monte’, era un comentario muy frecuente, a pesar de estar a cinco minutos de la plaza principal. Fue un desafío muy interesante y en poco tiempo se demostró que el proyecto era exitoso. Y eso de vivir en el monte, era verdad a medias, pues aún había animales silvestres.

¿Cómo acompañó su empresa el crecimiento de Santa Cruz hasta llegar a ser una metrópolis? 
Incotec se creó cuando empezaban las principales obras de infraestructura en la ciudad de Santa Cruz. Y desde entonces pudimos participar en una gran cantidad de proyectos importantes en esa transición de pueblo a ciudad y metrópolis. Esa fue la gran escuela de todas las empresas que participamos en esa etapa del desarrollo urbano, lo que nos preparó entonces para las siguientes épocas de crecimiento.

¿Cómo se llegaba a construir obras de gran envergadura cuando aún no había los instrumentos, y los equipos eran más rústicos y carecía el acompañamiento de la tecnología?
La ingeniería ha permitido desde hace siglos construir obras muy complejas. La gran diferencia entre las épocas sin tecnología similar a la actual es que los procesos eran más lentos, los riesgos más altos, los costos mayores y algunas obras eran muy difíciles de construir. Sin embargo, todas las obras que se construyeron en los últimos 50 años contaban con sistemas adecuados para la época, en ausencia de mejor tecnología.

¿Qué ejemplos puede dar al respecto?
Por ejemplo, el uso de punta - les de madera versus los actua - les puntales metálicos. Ambos cumplen la misma función pe - ro los primeros tienen grandes desperdicios y son más difíci - les de manejar. Otro ejemplo, las grúas torre de ahora; antes usábamos elevadores. Los pilotes, hoy tenemos tecnologías que son mucho más eficientes y económicas.

Mientras, antes se construían 10 pilotes perforados por día, hoy se pueden hacer cincuenta, y además del triple de capacidad. En resumen, la incorporación de la tecnología ha mejorado las obras en todos sus aspectos.

¿Cuál fue el aporte del factor humano de sus trabajadores y el de su familia al crecimiento de la empresa en estos 50 años?
Las empresas las forman las personas, las cuales deben estar adecuadamente preparadas para cada tarea que se requiere. En Ia compañía hemos hecho siempre hincapié en la formación de nuestra gente, ya que de esa manera se enriquece ca - da uno y los resultados para la empresa son mejores.

Nuestra gente sabe que el aprendizaje es una tarea permanente. Muchas de las personas que trabajaron con nosotros han continuado su vida laboral en buenas condiciones gracias a la formación recibida en nuestra empresa.

Y esto lo comento con gran satisfacción, pues muchos de estos exfuncionarios nos visitan y nos cuentan sus experiencias, y agradecen lo que aprendieron. Y esta política de formación no es distinta con los miembros de la familia que se incorporan. Además, ellos tienen la responsabilidad adicional de continuar con los valores hu - manos que tenemos como guía en nuestras actividades.

Y es en esta lógica que organizamos congresos internacionales de cimentaciones profundas, trayendo a los máximos expertos internacionales para que los profesionales de nuestro medio y nuestra región tengan acceso fácil a la experiencia de esas personas.

En pocas palabras, ¿cómo resume la importancia del factor humano?
El factor humano es la clave del desarrollo personal, empresarial y social. ¿Qué aconseja a las nuevas generaciones de su familia pa - ra que sigan su visión y filosofía de trabajo? Básicamente seguir con los valores de honestidad, prudencia, cumplimiento de todos los compromisos asumidos, construir confianza y fortalecer la formación de las personas.

¿Cómo compara el Santa Cruz de hace 50 años con el Santa Cruz actual, principal - mente en el ámbito económico y social?
En algunos aspectos son mundos distintos y en otros seguimos teniendo la misma visión, la misma identidad.

Hoy todo se tiene que hacer todo apurado. Creemos que la vida actual lo exige. Pero las relaciones interpersonales tienen las mismas características de hace medio siglo. Somos básicamente confiados y abiertos a nuevas experiencias y personas.

Esto suele traer problemas cuando no todas las partes son honestas, pero yo sigo creyendo que la palabra vale, que hay que confiar. Es la única manera de permanecer.

¿En cuanto al desarrollo económico?
La dinámica económica de la Santa Cruz de hoy es impresionante. En Santa Cruz siempre hemos sido entusiastas con el desarrollo. Las nuevas generaciones tienen una forma de pensar mucho más creativa. Y hoy estamos donde estamos gracias a todo eso.

PROYECTOS

ENRIQUE TERCEROS HERRERA
“HEMOS EJECUTADO MÁS DE 2.000 PROYECTOS”

El presidente ejecutivo (CEO) de Incotec resume que el éxito de estos 50 años en el mercado es trabajar en base a los valores inculcados por sus antecesores

¿Cómo logra una empresa mantenerse firme en el mercado por 50 años continuos?
Mantenerse 50 años en el mercado como empresa siempre es retador y desafiante. La fórmula que hemos tenido para lograr sobrevivir este medio siglo ha sido estar siempre atentos a los cambios del mercado, conseguir confluencias y tratar de visualizar las oportunidades, aprovechando el momento.

En pocas palabras, ahorrar en épocas de vacas gordas y ajustarse un poco en tiempo de vacas flacas. Por otro lado, siempre hemos apostado a la tecnología. Desde el inicio, mi padre fundó la empresa incorporando tecnología que en ese momento en Santa Cruz no había, como los estudios de suelo, y teniendo siempre un tratamiento especial con el personal que nos colabora en el trabajo, no solamente los que tienen un empleo directo en la empresa, sino todos aquellas personas u organizaciones que interactúan con nosotros.

¿Cuáles son los valores impartidos por su abuelo Adalberto Terceros Mendívil?
Mi abuelo, a quien yo no conocí y que mi padre lo conoció hasta los 10 años, fue un hombre con una vocación de servicio muy grande, ese es uno de los principales valores que tiene la familia y empresa. Inculcó valores de educación, honestidad y trabajo de familia, agregados a la vocación por lo que uno hace, que es lo que hoy nos permite seguir vigentes. Mantener estos valores a veces cuesta, sobre todo en esta sociedad que evita comprometerse y hace que las cosas parezcan más difíciles, pero a la larga trabajar con valores hace que uno se pueda ir a la cama a dormir tranquilo. La tercera generación también sigue estos valores... En realidad la empresa está en manos de la segunda generación, la tercera maneja también aspectos importantes; es decir, nos encontramos en un proceso de enseñanza y delegación de funciones. Lo importante es que se ha mantenido la unión familiar dentro de la compañía. Nos enorgullece que hayan valores familiares de la tercera generación que se han seguido manteniendo en el negocio familiar.

¿Cómo resume las principales obras de infraestructura en el país en estos 50 años?
La construcción per se es sinónimo de desarrollo. Cada uno de los más de 2.000 proyectos que ha ejecutado Incotec a lo largo de estos 50 años implican desarrollo en lo social y económico, en integración de los pueblos, de las ciudades y de las familias. Mencionar una obra que resuma todo esto es muy difícil, por eso prefiero decir que hemos ejecutado muchos proyectos, desde muy chiquitos, que a veces se construyen en dos o tres días, hasta algunos que han durado varios años, pero a cada uno le hemos dado el énfasis para que todo salga bien.

Recuerdo que el primer estudio de suelo que hizo mi padre fue en la Facultad de Veterinaria de la Uagrm, después se empezó la construcción del barrio Equipetrol, que se llamaba urbanización Los Tajibos, además de Sirari y Urbarí, y toda la parte de saneamiento básico y de agua potable, alcantarillado y drenaje del primero al segundo anillo de Santa Cruz por parte de Saguapac, que en ese momento era el Comité de Obras Públicas. Sus proyectos son ejecutados tanto en ciudades capitales como intermedias... Hemos ejecutado proyectos en La Paz, Cochabamba, Trinidad, (Beni) Montero, Guabirá, Portachuelo, (Santa Cruz), Yacuiba y Villa Montes (Tarija), entre otros.

Cada vez que ejecutamos un proyecto fuera de nuestra plaza principal, que es Santa Cruz, durante la ejecución ponemos oficinas técnicas en esas ciudades o departamentos.

¿Cuántas fuentes de empleos generan tanto directos como indirectos?
La cantidad de empleos que se genera en una empresa constructora es muy variable en la proporción de contratos y de proyectos, pero hoy Incotec tiene un promedio de 100 personas en forma directa; indirectamente llegamos a generar entre 400 y 500 empleos. Con relación a nuestros trabajadores, en realidad, primero que nada somos una empresa que cumple al pie de la letra con la legislación laboral boliviana, y con los aportes de beneficios sociales tanto de corto como de largo plazo; de corto plazo entiéndase subsidio de natalidad, Caja Nacional de Salud, y a largo plazo todos los aportes de jubilación.

Se les paga el primer día hábil de cada mes y ellos nunca están esperando el sueldo en cuotas. En este sentido cumplimos muy bien. Asimismo, en seguridad laboral también somos responsables. Cumplimos con toda la normativa, que comprende la dotación de equipos de protección personal, y de brindar entrenamiento permanente en temas de capacitación de seguridad; promovemos campañas médicas con el personal, como de vacunación, y tratamos de ir haciendo un seguimiento para que nuestro personal esté lo mejor atendido posible.

¿Cómo marcha la relación con el mercado internacional?
Es una relación excelente. Tenemos proveedores internacionales muy diversos, desde Alemania con la empresa Bauer por ejemplo, y diversidad de productos y equipos, así como también de Estados Unidos, México, España, Italia, Francia, Argentina, Brasil, Chile y Perú, con quienes mantenemos un trabajo muy fluido.

Hemos tenido muchos clientes internacionales, sobre todo que han venido a trabajar en Bolivia, entre ellos la empresa Sener y TSK de España; Evolution de Portugal y Técnicas Reunidas de Argentina, y con una diversidad de firmas extranjeras con las que hemos llevado una relación técnica impecable y hemos terminado muy bien los proyectos. En total interactuamos con unos 10 países por lo menos y quizás más de 50 empresas a escala internacional.