EDIL

Warnes invierte para convertirse en una metrópoli modelo del país


El Gobierno Municipal encara megaproyectos con apoyo del Gobierno nacional y la Gobernación cruceña. El objetivo es transformar el municipio en la principal ciudad del departamento de Santa Cruz


El municipio de Warnes aspira a ser una metrópoli modelo en el país
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/09/2018

En 2019, Warnes cumplirá el centenario de su fundación y su Gobierno municipal apuesta por un festejo a lo grande. El alcalde Mario Cronenbold, que lleva nueve años al mando del principal municipio de la provincia, planea y desarrolla megaproyectos para cumplir su anhelo de convertir a esa urbe en la nueva gran ciudad de Santa Cruz. Para ello, gestiona e invierte en infraestructura, en educación, salud, carretera, así como en el desarrollo urbano e industrial. Las obras en el territorio warneño están exentas de ideologías o consignas partidistas, por eso todo lo que se construye tienen aportes del Gobierno central, la gobernación cruceña, los empresarios y, obviamente, la contraparte y la gestión de la Alcaldía. No más pueblo. La apuesta es transformar a Warnes en la nueva gran ciudad del departamento y dejar a su vecina Santa Cruz de la Sierra, como una ciudad histórica. Con ese objetivo se desarrollan obras en procura de un desarrollo integral de una urbe emergente. Una de las grandes inversiones es el Parque Industrial Latinoamericano, que conecta con todos los proyectos urbanísticos populares. La idea es que la gente que viva en Warnes tenga oportunidades de empleos. "De esta manera le decís a los gerentes de las grandes empresas y a la gente de clase media que también puede vivir acá. Un día vamos a decir vamos a Santa Cruz, a conocer Cuba la vieja. Si nos fijamos, cada vez menos gente ingresa al centro en la capital cruceña porque todo es una trancadera por calles chiquitingas, ya que nunca se pensó que íbamos a tener la cantidad de habitantes que tenemos hoy. Se pensó en chiquitingo. Pasa lo mismo en Asunción (Paraguay), en Panamá existe también una ciudad vieja e histórica. Así será un día, acuérdense lo van a escribir y van a decir este cojudo no estaba loco. El desarrollo, el progreso, los edificios modernos, todo va estar acá (en Warnes)”, remarcó el alcalde warneño Mario Cronenbold. Hacia un municipio sustentable. Quiere poner fin a la frase vamos al pueblo de Warnes . "Quiero una Warnes ciudad y es estamos trabajando, ese el camino, construyendo una gran autopista, ya tenemos una termoeléctrica, módulos educativos y hospitales”. Para las autoridades warneñas no es nomás que te digan ciudad por ciudad, quieren tener un municipio autosustentable que no esté extendiendo la mano al Gobierno, porque consideran que hay municipios que el día que el Gobierno deje de darle los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y de la participación popular van a tener que cerrar sus puertas y dedicarse a otra cosa. Piensan que el día de mañana no tendrán un centavo del Estado, por eso hay que explotar el turismo e impulsar el desarrollo industrial. Electricidad. En Warnes ya se instaló una termoeléctrica que produce, por ahora, 200 megavatios de electricidad. La primera estación está en La Bélgica, desde donde se distribuye energía a la provincia y el proyecto es ampliar su capacidad a por lo menos 400 megavatios, lo cual permitirá exportar energía y generar más empleos

La gran autopista. Otra de las obras por la que los warneños sacan pecho es la nueva carretera de cerca de 30 kilómetros, que parte del noveno anillo de la avenida G-77 y conecta con el segundo anillo de Warnes para después empalmar con la vía a Cochabamba. Esta nueva ruta, paralela a la actual carretera al norte, es una doble vía separada por las rieles del tren, de tres carriles de ida y tres de vuelta, incluyendo un acceso al aeropuerto Viru Viru y cuatro pasos a desnivel y dos retornos a desnivel. El diseño también contempla tres paradas para las futuras estaciones del tren interurbano. La inversión supera los $us 160 millones, los mismos que corresponden a un financiamiento de la Corporación Andina de Fomento (CAF), la Alcaldía de Warnes y la Gobernación de Santa Cruz. A esto se sumará una carretera que conectará también a Cotoca, como una vía alternativa, en la que el Estado está financiando el 50% y el saldo lo ponen la Alcaldía de Warnes y la Gobernación. "Si Rubén Costas fuera el tradicional político obsoleto, ¿qué diría?, ni idea, pues por qué tengo que dar mi plata si puedo hacer otra cosa. Esa mentalidad no es traición, es pensar primero en el pueblo. Te eligen para que mejorés la calidad de vida de los vecinos, por eso aquí en el municipio trabajamos sin mirar colores políticos. El presidente de mi Concejo es Fico Molina, de Demócrata. Algunos lo tildan de traidor, pero él dice Mario tiene un proyecto y lo veo interesante. De los 11 concejales, trabajo con 10, empecé trabajando con los 11, pero les dije alguien tiene que oponerse. Si juntáramos todas las agrupaciones ciudadanas con las que trabajamos hacemos la wiphala, lo cual es una muestra de madurez política y de mentalidad moderna para acelerar el desarrollo integral de Warnes", destacó Cronenbold.

La ciudad fabril. En Warnes también se consolida el Parque Industrial Latinoamericano, del grupo empresarial Lafuente, que se construye en más de 1.800 hectáreas. Ya se han comercializado 950 terrenos, de los 1.505 diseñados para industrias y empresas. Mario Vásquez, gerente comercial del Parque Industrial, aseguró que unas 80 empresas empezaron a operar y otras construyen su infraestructura. “Compañías de 12 países han comprado predios: de Perú, Argentina, Brasil, Ecuador, entre ellos. A finales de octubre se concluirá la instalación de la red de gas industrial y a principio de noviembre entrará en funcionamiento”, remarcó.  La ciudad fabril, como también llaman al parque, ha sido diseñada para pequeñas, medianas y grandes industrias con terrenos desde 1.700 metros hasta 15.000 hectáreas. La idea es entrelazar una cadena productiva con diversos sectores: industrial, comercio, almacenamiento y servicios. “Creemos que en dos años más se comercializarán todos los predios, porque cuando se habilite en 2019 la autopista paralela a la carretera al norte acelerará la consolidación de este emprendimiento”, anticipó. Vásquez destacó que el impacto económico regional será de gran proporción, ya que estima que cuando funcione en un 100% generará 200.000 empleos directos e indirectos. “A diferencia de otros centros, el Latinoamericano tendrá espacios de servicios bancarios, aduaneros, notarias y otros. Los empresarios tendrán todos los servicios, no necesitarán correr a Santa Cruz de la Sierra o Warnes a realizar trámites”, remarcó.

El Gobierno municipal de Warnes no solo cumplió con gestionar los servicios de electricidad, alcantarillado, agua potable y gas industrial, sino también garantiza la seguridad jurídica de los predios. Tampoco quiere que este gran epicentro industrial sea una isla económica y por ello alistan una ley municipal para que las industrias asentadas tengan la obligación de que el 30% de su personal sea residente en la provincia.

Crear oportunidades. La educación es una de las grandes prioridades del gobierno edil liderado por Cronenbold, que cuando le preguntan qué ha hecho en favor de los estudiantes remarca que en 90 años Warnes tenía una par de escuelas de adobe y sin las mínimas condiciones. Después de una década de gestión, este año se llegarán a 30 nuevos módulos educativos, con amplias aulas, pizarras acrílicas y sus respectivos laboratorios de química y física, para que los alumnos tengan posibilidades de tener clases prácticas.

 Cree que en poco tiempo hizo más que otras autoridades en favor de los estudiantes, ya que él cuenta que en 90 años Warnes solo tenía un coliseo, dos escuelas, ni una guardería, ahora está por completar 30 módulos educativos y cuatro nuevos coliseos. Es verdad que tiene más presupuesto, pero también más población.



 




En esta nota