SEGURIDAD

Vinculan a policías bolivianos con la venta de vehículos robados


El general Rómulo Delgado desacreditó la versión de un testigo chileno, aunque existen cinco efectivos detenidos por negociar en la frontera con autos ‘chutos’


La última persona que estuvo con Sebastián Leiva, que murió en la frontera, está detenido en Chile. Dijo que la Policía está implicada en robos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 3 días

La Policía Boliviana queda mal parada. La investigación sobre la muerte del chileno Sebastián Leiva, conocido como ‘Cangri’ en su país, ensució la imagen de la institución verde olivo. Uno de los testigos de este proceso, vinculó a agentes policiales bolivianos de ser parte de mafias que negocian con autos robados. En Bolivia, esa versión fue descalificada y el máximo jefe policial adelantó más resultados.

El ‘Cangri’, conocido en su país por participar en programas de televisión, fue hallado muerto el 24 de febrero en la frontera con Chile. El famoso viajaba a bordo de un vehículo Toyota Runner junto a Germán Jorge Gundián Silva, también chileno, dos bolivianos y otro ciudadano chileno. La autopsia reveló que Leiva falleció por hipotermia, pero además presentaba síntomas de intoxicación en su estómago.

El último jueves fue detenido en el vecino país Sebastián Cornejo Hermosilla, el otro ciudadano chileno que viajaba con el ‘Cangri’ y los otros acompañantes. Este detenido, que sobrevivió al frío intenso de la zona, reveló que Gundián negociaba la venta de vehículos robados en el norte chileno con policías bolivianos.



“Él (Gundián) trabajaba con la Policía Boliviana, le vendía las camionetas (robadas) a la Policía, por eso el viaje era tan seguro, porque siempre allá, en Bolivia, nos iba a resguardar la Policía”, dijo Cornejo en contacto con el medio chileno Tele 13.

El detenido, que fue el último que vio con vida a Leiva y Gundián y que también está vinculado al negocio del narcotráfico, señaló que Gundián “le había comentado a ‘Cangri’ que él hacía esos negocios, que lo llevaba haciendo hace mucho tiempo y lo hacía siempre con resguardo policial boliviano y él conocía el camino entre Antofagasta y Calama”.

La reacción en Bolivia

En Bolivia, las declaraciones de Cornejo fueron desacreditadas. El comandante de la Policía, general Rómulo Delgado, recibió la versión del detenido con dudas y dijo que en la frontera se instaló un operativo para dar con los demás involucrados en el hecho.



“Es extraño que este señor (Cornejo), cuando se desprendió de estas dos personas y fue encontrado por un vehículo de Ende (Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia) para ser trasladado posteriormente a la frontera, no haya mencionado que estaban dejando atrás a dos ciudadanos chilenos, no lo hizo”, enfatizó el jefe policial en referencia al testigo.

El general Delgado adelantó que 80 efectivos, un fiscal y un representante de la Gobernación de Potosí, montaron un operativo para trasladarse en 15 vehículos hasta la comunidad Villa Mar, en la frontera con Chile. El objetivo es dar con Hubert R. Y., de 23 años, quien tiene en su poder el vehículo Toyota Runner.

Ese operativo fue frustrado y se prevé que hoy siga la búsqueda.