SANTA CRUZ

Vecinos nominan calles como quieren ante descuido de la Alcaldía


Hay dos Antonio Vaca Díez o Nicolás Suárez, y varias Los Claveles o Los Jazmines. Hasta la serie animada Los Simpson tiene presencia en una vía situada en el Plan Tres Mil. Expertos conminan a la comuna cruceña no descuidar este tema


La nominación de esta calle está mal escrita, debe ser Springfield, como en Los Simpson. (Foto: Jorge Gutiérrez)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/03/2019

Los nombres de las calles reflejan la historia, los actos heroicos, el modo de vivir, la flora y la fauna de su entorno, o hasta los quehaceres de los habitantes de una ciudad. Además, la nominación de las vías también sirve para orientar a los vecinos y a los visitantes; sumado a ello debe ir la numeración de los inmuebles.

En Santa Cruz de la Sierra, una ciudad que bordea los dos millones de habitantes, hay una falencia, pues en los barrios situados más allá del quinto anillo, las arterias son nombradas al gusto de las juntas vecinales, como es el caso de la calle Springfield, en el barrio Villa Bolivia, situado en la UV-146 del Plan Tres Mil.

El vecino Ricardo Fernández, que reside desde hace 25 años en la zona, admitió que los dirigentes decidieron ponerle el nombre de la ciudad ficticia de la serie animada estadounidense Los Simpson; aunque esta denominación no figura en la Alcaldía, pero sí en los diversos mapas.



Esta situación se ha incrementado en vez de ser subsanada por la comuna, pues es la encargada de esta tarea a través de un comité de nominación vial, del cual forma parte la Sociedad de Estudios Geográficos en Históricos de Santa Cruz (SEGH), que desde 1915 ha dado sus sugerencias. El desaparecido archivista e investigador Ernesto Zambrana Cascales, ordenó los nombres en su libro La historia a través de las calles de Santa Cruz de la Sierra, publicado en 1992, adicionando las ordenanzas municipales que los respaldan, trabajo que abarca hasta el cuarto anillo.

El fallecido historiador Saúl Suárez Medina, en el prólogo de la obra de Zambrana, hizo una sinopsis de los nombres de las calles nominadas. “Son de personajes de la conquista española, de fundadores y de autoridades durante el coloniaje, de pueblos indígenas y sus caciques, de la flora y de la fauna locales, de los héroes de la independencia, de los héroes de las luchas de la era republicana, de los exploradores cruceños del oriente boliviano, de los intelectuales y de los dirigentes cívicos”, anotó.

Repeticiones

En el barrio San José Obrero Sur, en la UV-116, están las calles Los Jazmines y Los Claveles, nombres similares a las del barrio Sirari, situado al noroeste, en la UV-58. En el barrio Héroes del Chaco, en la UV-91, hay una calle nominada Antonio Vaca Díez, en honor al industrial beniano del caucho del siglo XIX.

En pleno centro capitalino, en el borde norte del parque El Arenal, desde el 11 de junio de 1915, hasta que se aprobó la ordenanza 6/85, la vía se conoció como Antonio Vaca Díez. El 21 de mayo de 1985 fue cambiado a Adán Gutiérrez, un mecánico autodidacta.



Pese a que han pasado 34 años, el vecindario sigue llamándola Vaca Díez. Otro ejemplo es el de la calle Nicolás Suárez, notable explorador del noreste boliviano y otro de los magnates de la goma, que fue nominada el 26 de febrero de 1961, entre las UV-3 y 4, que atraviesa la avenida Melchor Pinto.

Sin embargo, un sector del cuarto anillo, entre las avenidas Cristo Redentor y Virgen de Cotoca, bajo la ordenanza 24/89, lleva Nicolás Suárez, situación que casi nadie conoce, salvo por alguna señalización en ese anillo. Como estos hay decenas de casos de nombres de calles que se repiten hasta tres veces.

Norma

Según Melody Téllez, presidenta de la comisión de Educación, Cultura y Turismo del Concejo Municipal, se deben seguir ciertos pasos para pedir la nominación de una calle. Primero deben enviar una carta exponiendo el motivo a la presidencia del organismo deliberante, de ahí se lee en el pleno y se manda a la comisión que Téllez preside, donde los asesores verifican si el nombre no se repite, después se elabora un informe sugiriendo aprobar o rechazar el pedido.

Herland Vhiestrox, comisionado por la SEGH ante el comité de nominación, indicó que su institución analiza y justifica los nombres recibidos para nominar calles, aunque sugiere que la carta de petición debería ser enviada al alcalde, en este caso Percy Fernández; admitiendo que las designaciones en las calles de los barrios no son oficiales.

Pero, al parecer los vecinos no siguen esas etapas. El director del Archivo Municipal, Freddy Rojas, reveló que muchas veces estuvo en asambleas de barrios, donde los vecinos imponen su criterio y proceden a colocar los nombres, desoyendo la ley, criterio concordante con el del investigador histórico Luis Enrique Rivero, que califica de arbitraria esas decisiones.



“La norma prohíbe denominar vías con nombres de personajes vivos, pero hoy es común colocar, en especial de los políticos”, denunció Rivero. Para el investigador Nino Gandarilla la comuna debe dar un presupuesto para señalizar correctamente las calles, pues la nuestra es una ciudad que se precia de ser turística.

Otro miembro de la SEGH, Mario Suárez Riglos, sugiere contratar una consultora para que ponga orden en las designaciones y que luego sea creada una oficina especial para este tema al que califica de cultural, que debe ser tomado con seriedad. Daniela Gaya, que hasta el año pasado comandó el comité de nominación, reveló que hay un reglamento aprobado en 1996, asegurando que hasta el cuarto anillo el 100% de las vías tienen nombre y un 90% hasta el quinto anillo.

“Si hay nombres repetidos es probable que hayan sido colocadas sin seguir los trámites respectivos de nominación”, acotó.