SANTA CRUZ

Todo apunta a un cortocircuito y al desorden


Se rescató a nueve personas. Estiman en $us 500.000 las pérdidas


Los bomberos reaccionaron rápido y, luego de una ardua labor, apagaron las llamas en la Isabel la Católica
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/09/2018

Un cortocircuito sería la causa más probable que provocó el siniestro del lunes por la noche en el edificio de locales Torrebal, del mercado La Ramada, sobre la avenida Isabel la Católica, a dos cuadras del segundo anillo.

Pero además de este posible activador de las llamas (probablemente por el calentamiento de los cables o las conexiones viejas), los primeros informes que tiene la Policía sobre el siniestro, indican que el almacenamiento desordenado de objetos explosivos y otros altamente inflamables (como artículos de cotillón) contribuyeron a que las llamas se propaguen rápidamente, dejando casi inutilizables al menos dos plantas del edificio y provocando pérdidas estimadas por $us 500.000.

Después del enfriamiento total del incendio y de evacuar a nueve personas sin consecuencias fatales, el jefe de Bomberos de la Policía, José Aguilar, afirmó que de acuerdo con los primeros informes de los peritos la hipótesis del cortocircuito es la más probable, aunque aprovechó para señalar que el manejo de los objetos que había en los ambientes del segundo y tercer piso del inmueble, era inadecuado, ya que los objetos estaban apilados sin ningún orden o clasificación establecida.

El jefe policial reveló que se pudo constatar, que había recipientes con combustible, lo que activó más las llamas.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía anunció que, después del siniestro, iniciarían una verificación de locales de este tipo en otros centros de abastecimiento.

Se utilizaron casi 400.000 litros de agua y al lugar llegaron unidades de Bomberos de la Policía, los Voluntarios y equipos de rescate de la Gobernación y de la Alcaldía.