SEGURIDAD

Testigo cuenta su calvario y que su primo le dijo que era dinero ‘narco’


Es la sobrina del abogado Denver Pedraza. Ella estaba en el momento del robo y cuando los dueños de la plata fueron a recuperar el resto. Pedraza entregó a su sobrino a las autoridades y hay otros dos detenidos


En su fuga los que se llevaron los $us 2 millones dejaron caer $us 300.000, una gorra y un arma
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 4 días

La joven E.L.P. vivió un calvario la noche del 1 de octubre, cuando estaba de visita en casa de su abuela y dos sujetos irrumpieron allí y la encañonaron a ella y a una de sus tías. “Pensé que querían robar televisores y otros objetos, pero preguntaron por ‘el dinero’y mi tía les apuntó hacia debajo de la cama”, comentó.

Los sujetos levantaron el colchón que debajo tiene una especie de baúl y sacaron fajos de dólares en dos bolsones. La joven indicó que le hablaban en portugués, pero ella cree que fingían para hacer creer que eran brasileños.

Minutos después, se hizo presente su primo Nelson Ardaya Pedraza con su “jefe”, un brasileño y otras personas de esa nacionalidad. Nelson le dijo que el dinero era de su jefe y que se lo había dado a guardar. “Yo le pregunté por qué no lo guardaron en un banco, ahí el brasileño se sonrió y mi primo me dijo que no podían hacer eso porque la plata era del narcotráfico”.

La muchacha vio que ellos se llevaron el resto del dinero y comentaron que lo que faltaba eran unos $us 2 millones. A partir de allí, empezó un calvario para la joven, que dice haber perdido más de 10 kilos desde entonces por la angustia, puesto que los brasileños la llevaron junto con su primo a Pailón a la quinta de su tío Denver Pedraza, pensando que allí estaba el dinero. “Luego me empezaron a mandar fotos de personas para ver si yo identificaba a los que se habían llevado la plata”, comentó.

Pedraza apunta al PCC
El abogado Denver Pedraza, tío de Nelson Ardaya, señaló que este tenía una tienda de venta de celulares frente al Palacio de Justicia, la que cerró hace un año y medio, y dijo a su familia que estaba trabajando como chofer. Sin embargo, según Pedraza, tras el hecho del 1 de octubre, él logró averiguar que los brasileños para los cuales trabaja tienen nexos con la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC) de Brasil.

Por eso entregó a su sobrino a las autoridades, puesto que esta organización habría dado un plazo de un mes a Nelson para recuperar los $us 2 millones robados bajo amenaza de matarlo a él y a su familia.

Nelson Ardaya Pedraza, David Franz Gutiérrez y Luis Fernando Aguilar Carrillo (estos últimos supuestos miembros del PCC) fueron cautelados por la fiscal Delmy Guzmán, acusados de los delitos de organización criminal y tráfico ilegal de armas. El juez Rodrigo Gómez los envió a Palmasola a todos.

Versión policial
El subcomandante de la Policía, Igor Echegaray, dijo que no quería especular sobre la participación del PCC en este caso. “No son hechos verificados y comprobados, son suposiciones, posibles vinculaciones. En un momento dado tendremos capacidad de brindar esa información”, dijo. Sobre la posibilidad de que quienes robaron los $us 2 millones sean policías, como se manifestó desde la familia de Pedraza, aseveró que si hay cualquier funcionario policial implicado, este será sometido a instancias llamadas por ley. “Estamos trabajando en ello, no es una información que se pueda verificar al 100%, pero sea quien sea, será enviado a las autoridades”, dijo.

Piden protección
Pedraza presentó en el Comando una solicitud de protección para su familia y dijo que le asignaron custodios para su domicilio.