SANTA CRUZ

Solo 200 de 864 buses circularán por la av. Grigotá


El avance del plan de Movilidad Urbana fue expuesto ayer al Concejo Municipal. Durante 30 días se hará una supervisión para ver cómo se comporta el flujo vehicular en la zona

Esta foto permite apreciar el ancho de la vía, que tiene seis carriles para el tráfico vehicular
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/07/2018

La Alcaldía municipal anunció que la próxima semana se habilitará el tráfico vehicular por la avenida Grigotá, entre el primer y segundo anillo, tramo que fue sometido a un trabajo de ampliación luego del traslado de los comerciantes informales del mercado La Ramada. Por allí  solo volverán a circular un poco más de 200 micros, de los 864 que lo hacían antes de su rediseño, tal como se acordó con la dirigencia del sector transportista.

El secretario municipal de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, indicó que la carga de tráfico sobre esta vía era muy alta, ya que soportaba el flujo de 864 buses y 482 minibuses, por lo que en las mesas técnicas, los transportistas presentaron una propuesta de reducción de las unidades que pasaban por allí. Se quedó en reducir un 65%, de modo que solo 200, de 864 buses del servicio de transporte público, volverán a ingresar a la zona. 

Sin embargo, Ribera aclaró que durante 30 días se hará un seguimiento del flujo vehicular para hacer ajustes en caso de ser necesario. 
Asimismo, indicó que los transportistas fueron informados de que esta medida es transitoria, ya que en la avenida Grigotá  se implementará el sistema de vía reservada de BRT (Buses de Transporte Rápido), donde operará una sola línea con buses de gran tamaño, con capacidad para 80 y 120 pasajeros. Estos buses circularán por canales exclusivos, según el Plan de Movilidad Urbana de la comuna cruceña.  

Los trabajos 

El secretario municipal destacó que las mejoras en la avenida Grigotá están en su fase final. Su entrega estaba prevista para inicios de este mes; sin embargo, hubo retrasos, debido, según  la comuna, al mal tiempo. “Estamos concluyendo los trabajos, en las próximas horas  iniciaremos los trabajos de limpieza de la avenida para tenerla habilitada la próxima semana”, expresó Ribera.

Con el rediseño, el ancho de la vía fue ampliada a 42,3 metros, de pared a pared. Si bien cuenta con seis carriles (tres de ida y tres de vuelta) para la circulación vehicular, también tiene espaciosas aceras, de 6,3 metros, en ambos extremos, además que el camellón central seguirá siendo peatonal. Asimismo, en ambos lados del camellón hay ciclorrutas para los ciclistas.
La remodelación también contempló un carril, entre la calzada y la acera, para parqueos, áreas de carga y descarga de mercaderías y contenedores. 

Ribera destacó que el nuevo diseño se adapta al plan de movilidad urbana, con vías más anchas, sin descuidar al peatón ni al ciclista. “Hemos incorporado un nuevo perfil de ciudad, privilegiando a los peatones y a los medios de transporte no motorizado. Hemos incorporado 1.280 metros cuadrados más de acera, acercando y estrechando los pasos peatonales, hemos colocado semáforos peatonales con pulsador, barandas peatonales”, sostuvo el secretario municipal.

Consenso

Agregó que en las mesas de trabajo se ha explicado a los transportistas este plan municipal, que contempla un reacomodo del sistema de transporte y sus rutas.

“Nunca se planteó una modificación de rutas por una cuadra, es una reestructuración que pasa por la avenida Grigotá, por la zona de Los Pozos, la zona de Casco Viejo y otras zonas de la ciudad”, recordó y acotó que en el Casco Viejo, donde ahora circulan 115 líneas, se pretende reducir a un 50% para evitar los embotellamientos. 

Este plan inicialmente fue resistido por el sector transporte, que recurrieron al Comité pro Santa Cruz para que pueda mediar con  la comuna. Se acordó conformar mesas de trabajo. 

Operativo acaba en golpes

Seis guardias heridos, comerciantes aprehendidos y varios productos decomisados fue el resultado de un operativo que se llevó a cabo cerca del mediodía de este viernes en La Ramada, y que acabó en enfrentamiento entre gremiales y gendarmes.

El hecho ocurrió pasadas las 10:30 cuando un contingente de guardias municipales se trasladó hasta la av. Grigotá para retirar a los comerciantes asentados en los espacios públicos y decomisarles sus productos, pero estos opusieron resistencia con piedras y palos. Durante el enfrentamiento se pudo observar que algunos guardias también utilizaron sus laques para cumplir su trabajo y despejar las calles. Algunas mujeres pedían a gritos que no les quiten sus mercaderías, mientras que otras, con palo en manos, correteaban a los guardias.

Durante el operativo, cinco comerciantes fueron aprehendidos y liberados, después. El secretario de Seguridad Ciudadana, Erland Camacho, refirió que los comerciantes que tienen tiendas en La Ramada invaden las aceras con su mercadería.

Por la tarde, concejales a la cabeza de la presidenta del órgano legislativo, Angélica Sosa, junto a gremiales y vecinos salieron en marcha para pedir a la Policía que intervenga y retire a los comerciantes informales de los espacios públicos. El comandante Alfonso Siles pidió a Sosa un oficio demandando el auxilio de la fuerza pública. / BA



 




En esta nota