SEGURIDAD

Sepa qué hacer para arrestar a un malhechor sin incurrir en un delito


La Fiscalía indaga un probable homicidio a raíz de la muerte de un sujeto, que se presume fue golpeado en la calle Arenales. Se debe neutralizar sin agresiones

Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/08/2018

Un sujeto roba un celular en un micro en la zona de las Siete Calles, está en complicidad con otro, la gente lo atrapa, pide auxilio a un policía de una entidad financiera y lo entregan; dos días antes, en la calle Arenales, en un hecho similar, un grupo de personas arresta a un ‘ladrón habitual’, pidieron el auxilio a un policía y lo entregaron, pero antes, en determinado momento fue golpeado (o derribado) y se golpeó la cabeza; minutos después falleció.

Fue así cómo en menos de 72 horas, en ambos casos, los ciudadanos actuaron conforme al artículo 10 de la Constitución Política del Estado que señala: “Todo delincuente ‘in fraganti’ puede ser aprehendido por cualquier persona, para ser conducido ante la autoridad competente”. Sin embargo, en el hecho de la calle Arenales, la Fiscalía investiga un posible homicidio, ante las sospechas de que el ladrón murió como consecuencia los golpes que recibió de sus captores. En esa zona, los vecinos denuncian que los robos son casi habituales

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aclaró que, si bien la Constitución garantiza la acción directa de cualquier ciudadano, se debe evitar los excesos para evitar que terminen en un delito.

Cómo se debe actuar

El policía Jorge Luis Maiza explica que es preciso que los ciudadanos evalúen la legalidad, necesidad y proporcionalidad al momento de hacer un arresto.

Primero, indica, se debe estar seguros de la flagrancia, haber presenciado el delito y no actuarsolo porque se ve correr a una persona y asumir que está huyendo de algo porque se pueden cometer errores. Estos factores le dan legalidad para actuar según lo establecen la CPE y el Código de Procedimiento Penal (CPP).

El segundo aspecto, es la necesidad. Está dada por la petición de auxilio de la víctima, aunque aquí se debe evaluar también que lo más importante es proteger la vida, por lo que en caso de que la víctima se encuentre herida, según la gravedad, socorrerla debe ser lo primero.

En cuanto a la proporcionalidad, los ciudadanos deben evaluar el lugar, su fuerza, si el delincuente está armado o si su vida no correrá peligro. “Si vemos que el delincuente tiene una piedra, un fierro, un arma punzocortante o un arma de fuego, el ciudadano no debe arriesgar su vida”, aclara.

Por último, el agente aconseja que se debe visibilizar y neutralizar las manos del delincuente (lo ideal es por la espalda) y recordó que una vez reducido, el presunto malhechor es responsabilidad de quien o quienes lo arrestaron, por lo que no se lo debe agredir y se debe evitar derribarlo, pues si se golpea la cabeza puede ocasionarse serios daños, por lo que es más aconsejable arrodillarlo.

Operativos del Comando

El comandante Alfonso Siles señaló que en los patrullajes constantes en la zona de Los Pozos y de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), desde comienzos de año se arrestó a alrededor de180 personas, en su mayoría drogodependientes, por lo que solamente tres han sido pasados al Ministerio Público para ser procesados.



 




En esta nota