SANTA CRUZ

Se inicia la reparación del puente del Urubó y la gente se queja por el caos


Se cerró la vía derecha del puente para iniciar los trabajos de reparación en la infraestructura. Los conductores reclaman porque demoran hasta casi dos horas para cruzarlo. De 6:30 a 7:30 darán prioridad en el cruce a los vecinos que salen de Porongo 

Se cerró el carril derecho del puente y el paso de los vehículos es cada minuto y medio de cada lado. Cruzar el puente puede tomar casi dos horas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/02/2018

En medio de reclamos de la gente por la espera de entre 30 minutos y casi dos horas para cruzar el puente del Urubó, así transcurrió el primer día de trabajo de mantenimiento de esta obra que conecta a Santa Cruz de la Sierra con el municipio de Porongo.

Durante 15 días calendario estará cerrado el carril derecho de esa infraestructura para hacer la reparación y luego se cerrará el carril izquierdo, por otros 15 días.

Los trabajos están a cargo de la constructora Franck, cuyo personal operará durante las 24 horas. Se hará la demolición de una parte de la estructura (pantalla) para colocar dos columnas y una viga, de esta forma se busca darle más tiempo de vida útil al puente.



Del lado del municipio cruceño, las dimensiones de la viga serán de 60 centímetros de espesor por 70 cm de ancho, mientras que del lado de Porongo, 60 cm de ancho porque es más chica la abertura del puente, explicó el secretario de Obras Públicas de la comuna cruceña, Freddy Arauco.

El costo de la reparación del puente es de Bs 200.000 y está financiado por la comuna cruceña, pero una vez que se defina el costo total de la reparación, dicho monto se dividirá entre partes iguales, pues la comuna cruceña, la Alcaldía de Porongo y la Gobernación deben asumir  los gastos de estos trabajos.

Según el gerente técnico de la constructora Franck, Carlos Gutiérrez, los trabajos se iniciaron a primeras horas del jueves, aprovechando el buen tiempo.

Aseguró que previo al cierre del carril, se comunicó a los vecinos que viven al otro lado del puente para que tomen sus previsiones.



Colocaron dos semáforos a cada lado del puente para facilitar el cruce de los vehículos, que es cada minuto y medio. En ambos lados del puente, también desplazaron a funcionarios para alertar a los conductores de que hay personal y maquinaria trabajando en la estructura.

Molestia vecinal

En los primeros 20 minutos del cierre del carril se escucharon pocos reclamos de los conductores, pero a medida que transcurrió la jornada la molestia se fue acentuando, especialmente por vecinos que ingresaban a la zona del Urubó.

“Es la única manera de trabajar, no hay de otra forma que cerrar una de las vías”, explicó el gerente técnico de la constructora.

Pese a la explicación que daban los técnicos y al pedido de comprensión que hacían autoridades municipales, muchos vecinos dijeron que no estaban de acuerdo con que los trabajos se hagan durante el día y tampoco con el tiempo que se daba a los vehículos para cruzar el puente (de un minuto y medio por lado).



Jorge Villarroel, chofer que transporta pasajeros a Porongo, opinó que los trabajos de refacción deben realizarse en horas de la noche, pues, a su criterio, en ese horario son pocos los vehículos que pasan por el lugar.

Marcelo Castellón, vecino de Porongo, dijo que si bien los semáforos marcan el tiempo para el paso de los vehículos, la espera para llegar al inicio del puente es de más de media hora y eso hace que se saturen las rutas.

Para los vecinos María Luisa Lizondo y Marco García, los conductores solo toman en cuenta el tiempo que pierden al esperar su turno para cruzar el puente, sin considerar la seguridad que tendrán al transitar por el lugar una vez que terminen los trabajos.

Entre las 11:30 y las 13:00 (horario pico) se empezaron a escuchar más quejas y bocinazos. Una funcionaria de Colinas del Urubó comentó que para evitar perjuicios, la firma decidió que el personal trabaje en horario continuo, pues ayer, los funcionarios demoraron una hora y 40 minutos para cruzar el puente.

Según datos oficiales, por el puente del Urubó cruzan unos 5.000 vehículos cada hora, pero estaba pensado para que transiten 1.000 motorizados por hora.

Los papás tendrán prioridad

Ante tantos reclamos y para evitar más congestionamiento, la Alcaldía de Porongo emitió un comunicado para indicar que hoy la circulación vehicular sobre el puente será habilitada únicamente para los vecinos que salen de Porongo hacia Santa Cruz entre las 6:30 y las 7:30. “Luego se habilitará para entrada y salida nuevamente, a fin de continuar con los trabajos de mantenimiento, con el control vehicular”, señala el comunicado. Con esto se busca dar preferencia a los vecinos para que puedan llevar a sus hijos al colegio.

Las rutas alternas

El secretario de Obras Públicas de Porongo, Sandro Oquendo, recordó que existen tres rutas alternas para que sean utilizadas por los conductores. Oquendo explicó que debido a las lluvias, el cruce en el km 6  de la ruta a La Guardia aún no está siendo utilizado; sin embargo, el punto del km 15 debe ser utilizado solo por camiones de alto tonelaje, mientras que los puntos del km 0 y av. Busch y el que está en las cabañas del río Piraí y la comunidad Los Batos pueden ser utilizados por los vehículos 4x4.



 




En esta nota