SEGURIDAD

Se dan más de dos casos diarios de intoxicaciones en el hogar y el trabajo


Los casos de envenenamiento de niños y de adultos se atienden en el hospital Japonés, donde llega un promedio de 800 pacientes con estos problemas al año. Te damos algunas recomendaciones para evitarlos

Los pesticidas que se usan en los domicilios pueden ser fuente de envenenamiento para los niños | Foto: Rolando Villegas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/09/2018

El Centro de Toxicología, que funciona en el hospital Japonés, atiende hasta 800 casos de intoxicaciones al año, es decir, un promedio de 2,1 por día, cuyas víctimas son mujeres embarazadas y niños que accidentalmente ingieren químicos de uso doméstico o son picados por insectos venenosos, y trabajadores que se contaminan con plaguicidas en la ciudad o en las provincias.

Un tercio de estas intoxicaciones se da por el uso de plaguicidas de uso doméstico, veterinario y agropecuario. La mayoría de los casos se producen por la inhalación, por ingesta, por contacto o por exposición a sustancias industriales, como medicamentos, hidrocarburos (gasolina, diésel querosén) cáusticos (ácido nítrico, ácido sulfúrico, carburo, amoniaco), cosméticos y artículos de limpieza, manifestó Jorge Olivares, responsable del Centro de Toxicología que funciona las 24 horas, los 365 días del año.

“Hay una gran proporción de intoxicaciones que ocurren por ingestión o por inhalación de gases, de vapores, de materiales particulados o por contacto con la piel. Ahora hay un problema que está ocurriendo en Santa Cruz: la intoxicación con plomo, pues mucha gente se dedica al reciclaje de baterías, las desmantelan, extraen el plomo, lo funden para hacer objetos sin el mínimo cuidado y protección, lo que implica una contaminación del medioambiente y riesgo para las personas”, dijo Olivares.

El Centro de Toxicología atiende al público por medio de llamadas gratuitas al 800-10-6966, mediante el cual el personal médico, especialista de emergenciología, recibe las llamadas de auxilio, las consultas por teléfono y enfrentan las intoxicaciones de los pacientes en el hospital Japonés.

Los niños son los más vulnerables a las intoxicaciones, por lo que Olivares recomienda a los padres de familia tomar precauciones en la casa y, además, no dar baños o infusiones de plantas medicinales, pues también causan envenenamientos.

10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EVITAR INTOXICACIONES

1. Cuide a los niños. Guarde los productos químicos bien rotulados en armarios cerrados con llave, lejos del alcance de los niños. Mantenga los medicamentos y otros productos químicos en sus envases originales. Los medicamentos deben guardarse en un botiquín bajo llave y no en las mesas.

2. Lea antes de usar. Lea las etiquetas de los productos antes de utilizarlos y seguir las instrucciones. Si la etiqueta estuviera manchada o ilegible, se debe desechar el producto. No deje al alcance de los niños pilas o baterías, son materiales peligrosos.

3. Los aerosoles. Los productos en aerosol (espray) deben de usarse en lugares con ventilación adecuada y lejos de las fuentes de fuego. En caso de usar pinturas, gasolina, querosén, tíner o fumigantes, deben utilizarse máscaras apropiadas.

4. Productos envasados. No consumir alimentos enlatados cuyos envases estén inflados, agrietados, perforados o vencidos. No consumir alimentos o bebidas con fecha vencida.

5. Inspección casera. Revise periódicamente las instalaciones de gas domiciliario para detectar posibles fugas y verifique las instalaciones eléctricas.

6. Objetos. No deje en cualquier lugar de la casa pilas o baterías descargadas, objetos pequeños de plástico que puedan disolverse, pesticidas, aceite de motor o materiales para el arte y manualidades que los niños pueden llevar a la boca o aspirar.

7. Cuidado con los plaguicidas. Leer siempre la etiqueta del producto, guardar siempre los plaguicidas bajo llave, alejar cualquier producto del alcance de los niños, nunca utilizar otro envase ni modificar su etiquetado ni utilizar el envase vacío para ningún otro uso.

8. Manipulación. No transportar sustancias peligrosas en un vehículo dentro de la cabina del conductor, ni que pueda impregnarse en la ropa. Use el equipo homologado de seguridad con guantes, botas, mascarilla, gorro, traje, etc. Evite aplicar el producto en contra del viento, para que no caiga sobre uno mismo. No fumar, ni comer ni masticar chicle durante la fumigación. Lávese las manos y la cara con abundante agua y jabón tras la aplicación del plaguicida.

9. No a las plantas medicinales. No dé de tomar a sus niños ni los bañe con plantas medicinales, pues liberan principios activos que puede intoxicarlos. Las plantas representan el 5,2% de los agentes tóxicos en general, informaron en el Centro de Toxicología.

10. Acuda al médico. Ante un signo de intoxicación, lleve al paciente al centro médico más cercano, no busque medicina casera ni acuda a la farmacia. Tenga a mano el envase del tóxico o del medicamento para identificar su composición.



 




En esta nota