SANTA CRUZ

Roboré lucha contra el mayor incendio que sufre en dos décadas


Este domingo se sumarán a las tareas dos helicópteros súper puma. El fuego se acerca al núcleo de la reserva de Tucabaca


El fuego ya llegó a la reserva de Tucabaca y amenaza a varias comunidades. Foto: Carlos Orías
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/08/2019

Roboré está en situación de emergencia. El incendio que ya ingresó a la reserva de Tucabaca es el más fuerte en los últimos 20 años y aún no puede ser sofocado. Las tareas para combatir el fuego continuarán este domingo con la incorporación de dos helicópteros súper puma, según informaron a EL DEBER fuentes de la Quinta División del Ejército.

A pesar del ingreso de los dos súper puma los especialistas consideran que se necesitarán aeronaves más grandes para lograr frenar los múltiples incendios, contenerlos y evitar que continúen expandiéndose.

La previsión de que ingrese un frente sur el lunes volverá a cambiar la dirección de los vientos, que hoy tuvieron ráfagas de hasta 50 km/h desde el norte, lo que hará necesario continuar con las inspecciones aéreas.



En tierra, cada jornada la Quinta División pone a un centenar de uniformados a colaborar con la tarea de cortar el fuego. Pero tanto para este personal como para los guardaparques, se hace necesario contar con pañoletas de algodón para facilitar la respiración y líquidos hidratantes para resistir el calor.

Foto: Carlos Orías

Cerca del núcleo de Tucabaca

Carlos Ragone, secretario general y vocero de la alcaldía de Robore, en declaraciones a EL DEBER, explicó que la situación es cada vez más delicada y que en el caso de la reserva de Tucabaca la única forma de combatir el fuego es vía aérea.

"El tema aéreo, aunque con este viento no sé si un helicóptero va a operar, es para combatir el fuego que va a cruzar la montaña, la serranía de Santiago y entra al área núcleo del área protegida. Son más de 20 años que no se ve un evento de fuego ahí", dijo Ragone.



También hay otros puntos críticos en San Lorenzo, toda la zona de Aguas Calientes, Naranjo y la zona de Chochis. En estos lugares se está trabajando para evitar que el fuego llegue a las viviendas.

"En el caso del área protegida no tenemos cómo protegerlo de forma terrestre y solo puede ser vía aérea", señaló.

José Justiniano, secretario de la comunidad de El Portón, cerca de Chochis, explicó que a pesar de que se lleva varias horas de trabajo no se puede controlar el fuego en el lugar. "Ni los bomberos ya pudieron hacer nada y pidieron que los comunarios salgan para que no queden heridos".