SANTA CRUZ

Rescatan a una harpía bebé en la selva de Guarayos


El ave pichón, con nido y todo, cayó cuando un árbol de más de 30 metros fue talado en la concesión forestal Patujusal. Le buscarán un hogar, posiblemente en su hábitat natural

La harpía bebé estuvo 15 días bajo el cuidado de una comitiva.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/08/2018

Profesionales de la Unidad de Biodiversidad de la Gobernación, de los parques Ambuarí y Noel Kempff y de la Copnag ingresaron el miércoles y jueves a los predios de un plan de manejo forestal, a 100 km de Ascensión (Guarayos), para rescatar a una harpía (águila) bebé que había quedado sin sus padres y que estaba malherida.

El rescate se dio gracias al aviso dado por la ambientalista Licy Tejada, quien comentó que a través de terceras personas se enteró que un ave (harpía), con nido y todo, se había caído de un árbol talado de más de 30 metros.

El ave no permaneció en cautiverio, al contrario, fue vigilado y cuidado por 10 días hasta que llegó la comisión y la trasladó a la capital cruceña.

Cinthia Asín, secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, dijo que el ave tiene menos de un año de vida, está con el ala izquierda lastimada, desnutrida, deshidratada y tiene algunas laceraciones. Hasta que se defina dónde será llevada, permanecerá en el Centro de Atención y Derivación. No se descarta que sea devuelta a su hábitat natural.

Indicó que esta especie es la más grande que habita en las tierras bajas (Amazonia) y que está catalogada en peligro de extinción. Este tipo de ave vive con sus padres hasta los tres años de edad, es decir, hasta que aprenden a volar.