SANTA CRUZ

Reducirán de 2.000 a 900 los buses que ingresan al centro de la ciudad


Los transportistas no permitirán nuevos experimentos, sugieren que el proyecto lo elabore una entidad internacional, con ingenieros viales. Movilidad Urbana comenzará a explicar el plan a los afectados


En las horas pico la cantidad de motorizados es impresionante, en las principales intersecciones. Foto: HERNÁN VIRGO
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/07/2019

Por hora ingresan dentro del primer anillo alrededor de 2.000 micros, los cuales, al igual que la gran cantidad de vehículos particulares, saturan las angostas calles, en las que muchos conductores empeoran la situación porque parquean en doble fila.

Ante la posibilidad de aplicar el plan de restricción de ingreso al centro, utilizando la terminación par o impar de las placas, y para que los propietarios de motorizados particulares no se sientan discriminados, el secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, reveló que comenzará a reunirse con los distintos sindicatos de transporte público para controlar su acceso.

“Tenemos que llevar adelante este plan, que es parte de la recomposición que se aplicará en toda la ciudad; con ello esperamos disminuir el ingreso de micros a unos 900 motorizados”, dijo Ribera. Tras conocer este nuevo proyecto municipal, Mario Guerrero, dirigente del Sindicato de Micros Santa Cruz, calificó la medida como un atropello y falta de pericia de parte de la Secretaría de Movilidad Urbana.



“No conocemos nada del plan, solo nos enteramos por la prensa. Ahora nos quieren achacar de ser los causantes del nuevo caos vehicular. Por qué no miran que nos han cortado parte de la calzada para habilitarlas como ciclovías.

Además, con la construcción del BRT, con un carril separado, se agudizarán los embotellamientos”, anotó Guerrero. El dirigente transportista sugiere al alcalde Percy Fernández que, mediante licitación internacional, escoja una empresa capaz, con ingenieros viales, para que haga un diagnóstico. El ingeniero vial y exdirector de Tráfico y Transporte Jorge Espinoza indicó que este sistema es un proyecto antiguo, pero asegura que no dará resultado por el alto crecimiento del parque automotor en Santa Cruz de la Sierra, pues se estima que alrededor de 2.800 nuevos carros circulan por mes en la ciudad.

Campaña

Ribera manifestó que, por el momento, los técnicos de su despacho están elaborando la propuesta, pues se debe buscar cómo serán las sanciones al conocer que hay poca educación vial entre los conductores. “Con este sistema de restricción por la terminación numé- rica de las placas pretendemos reducir entre un 25 y 30% de los vehículos que deseen ingresar al centro”, añadió Ribera, que tiene anotados que son 520.000 los motorizados que circulan por las calles de la capital cruceña





 




En esta nota