POR TU SEGURIDAD

Recomiendan evitar manipular el teléfono móvil en público


El contestar frecuentemente el dispositivo en la calle o llevarlo en la mano son formas de exponerse al peligro. Expertos dan sus consejos para cuidarse de robos 

Los jóvenes, por lo general, son las víctimas preferidas de estos robos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/06/2018

¿Qué medidas de seguridad se deben tomar para evitar el robo de un celular? O ¿Qué se debe hacer cuando se ha sufrido el robo de este artefacto? EL DEBER trasladó estas preguntas a expertos en seguridad y tecnología, que recomendaron evitar el uso del dispositivo de comunicación en lugares públicos, además de cuidar los datos almacenados. A continuación te ofrecen los siguientes consejos de seguridad.

1.- Lugar seguro. El expolicía Rolando Fernández dijo que actualmente este dispositivo es parte indispensable en las vidas de las personas. Recomendó su uso mesurado y evitar situaciones peligrosas. “El celular tiene que estar en un lugar donde no sea visto por terceras personas, lo ideal es guardarlo en el bolsillo delantero (hombres) y en la cartera (mujeres) pero aferrado al brazo”, sugirió. 

2.- Lugares públicos. Es necesario evitar el uso del dispositivo en los mercados populares, plazas de mercado, parques y zonas aledañas a los bares que por lo general son los más propensos al robo.

3.- Evitar chatear en exceso. Las personas que usan teléfonos inteligentes son propensos a chatear en todo sitio. No lo haga porque al estar escribiendo está prestando menos atención y se expone al peligro.  

4.- Proteger datos. El experto en tecnología Nelson Tordoya indicó que una medida de seguridad indispensable, si ha sufrido el robo, es  la protección de los datos a través del uso de contraseñas o el bloqueo del dispositivo. “Lo mínimo que hay que hacer es ponerle un password, si en un momento el celular es robado, tus datos están protegidos”, dijo.

5.- Reportar el hecho. Si han sufrido un robo, es necesario informar a la compañía u operadora telefónica. 

6.- No comprar informalmente. Mientras la economía lo permita es ideal comprar equipos nuevos en compañías o distribuidores conocidos, generalmente los celulares en el mercado informal son robados y remachados con otras piezas.