SANTA CRUZ

Proponen hacer un pacto por la salud e incrementar presupuesto


La inversión estatal en salud es una de las más bajas de la región y los médicos piden aumentarla con dinero del TGN o con el cobro de impuestos específicos


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/07/2019

Para la dirigencia médica boliviana, el sistema de salud se encuentra en una profunda crisis por la carencia de recursos humanos y de equipos, privaciones que se ahondan con la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), por lo que han propuesto un pacto nacional para incrementar el presupuesto y, de esa forma, mejorar la salud.

Según datos exhibidos por el Gobierno Departamental de Santa Cruz, Bolivia destina para salud el 6,6% del Producto Interno Bruto (4,7% en gasto público) a diferencia, por ejemplo, de Chile que gasta 8,1% y su gasto público es apenas del 0,2% o Costa Rica, que invierte el 7,9%, pero su gasto público es de 0,5%. Los datos de la Gobernación también indican que el gasto per cápita en salud (valor promedio por persona de la suma de los gastos público y privado en bienes y servicios en salud para una economía nacional, usualmente en un año) de Bolivia es de $us 236. En cambio, en Chile es de $us 1.091; en Colombia, de $us 374; en Ecuador, de $us 530; en Perú, de $us 323; en Venezuela, de $us 974; en Brasil, de $us 773; en Costa Rica, de $us 896 y en Cuba, de $us 831.

Voluntad y decisión política



A decir de Erwin Viruez, presidente del Colegio Médico de Bolivia, el diagnóstico de la crisis de la salud está hecho y solo debe haber voluntad del Gobierno para sentarse con todos los actores a hacer un pacto, como lo hizo el presidente Evo Morales para neutralizar la violencia contra las mujeres y los feminicidios. “Hay que recortar presupuestos a otros ministerios para darle a la salud o generar estrategias. Hay impuestos específicos al tabaco, a las bebidas gaseosas azucaradas, a la comida chatarra  que están generando mucho da- ño a la salud pública. De esa forma, se obliga a que las empresas privadas inviertan indirectamente en la salud”, propuso Viruez. El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, admitió que la idea del pacto suena bien, pero “más allá de que la propuesta sea convincente o lírica, no quisié- ramos que entren en demagogia para dilatar los procesos de implementación de cambios en el sistema”, dijo el viceministro.

Haití, seguir hacia la Guatemala para dar vuelta hacia la México, en la zona del campus de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), hasta alcanzar la Venezuela para finalmente llegar a la Hernando Sanabria (Centenario) o continuar hacia el segundo anillo o por la Ichilo hasta la Landívar y de esta acceder a la avenida Cañoto hacia el sur. Anteriormente, la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana hizo conocer que la calle Rafael Peña, por donde tienen sus ingresos la Clínica Niño Jesús, la maternidad Percy Boland y los hospitales de la Caja Nacional de Salud y de la Caja Petrolera de Salud, sería en doble sentido; sin embargo, esto no se hará por ser estrecha. “Se permitirá el ingreso por la Cañoto y México, así no habrá perjuicio”, anotó Franco .

Transporte público

El plan de desvío para la circulación de micros es más complicado debido a la cantidad de líneas que suelen usar la Cañoto. Por ejemplo, los micros que ingresan al centro procedente de la avenida Busch seguirán haciéndolo por la Libertad, en la Plaza del Estudiante, hasta doblar por la Buenos Aires, luego seguir hacia la España hasta la Ingavi y la Cordillera; pero de esta, unos saldrán al primer anillo por la Suárez de Figueroa, en la zona del mercado Siete Calles, y otros continuarán hasta la Isabel la Católica.



Los micros que salgan por la Suárez de Figueroa hacia la Ca- ñoto subirán por la Pedro Vélez hasta la Landívar para alcanzar el segundo anillo. Asimismo, para los micros procedentes de la Cañoto, desde el sur, deberán ingresar por la Ayacucho hacia la Santa Bárbara, luego doblar en la Seoane y de ahí hacia la 21 de Mayo, pasar la Ca- ñoto hasta la Busch. Igualmente, los micros que ingresan al centro de la ciudad desde el oeste deberán tomar la Landívar hacia la Ayacucho y seguir la ruta antes explicada.

Los vehículos de transporte público que llegan por la Hernando Sanabria (Centenario), al no poder pasar hacia la Cañoto, tendrán que desviar al sur por la Ichilo hasta alcanzar la Landívar, por donde podrán seguir hacia el sur por la Cañoto, o bien ingresar al centro por la Ayacucho. En lo que respecta a los trufis y minibuses procedentes del norte del departamento, estos sí o sí, en ambos sentidos, deberán circular por el segundo anillo, lado oeste.

Labores

Debido al paso del tiempo, donde se hicieron varios recapados en el pavimento, a las 10:35 de ayer, una máquina especial (fresadora) comenzó a extraer el asfalto enfrente de la Clínica Niño Jesús. Franco explicó que en la vía se construirá, en ambos sentidos, un carril especial de 25 centí- metros de espesor y con fierros para vaciar el hormigón, que hará un pavimento rígido para que aguante el peso de los BRT. “Si el clima nos ayuda, la obra estará lista en 25 días; nos daremos prisa para no perjudicar el tráfico vehicular”, añadió.



 




En esta nota