SANTA CRUZ

Primera fase para el cambio de sistema de transporte tomará hasta el 2020


La primera etapa del modelo de buses rápidos se implementará en el primer anillo y el eje troncal norte-sur. Contempla carriles exclusivos, donde circularán 90 buses

Diseñan estrategia para regularizar la deuda impositiva anual
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/06/2018

El nuevo sistema de Buses Rápidos de Transporte (BRT), que la Alcaldía municipal propone como solución al caos del actual servicio, se iniciará conectando la zona norte y sur y articulándose al primer anillo, como un proyecto piloto, cuya  implementación tomará hasta el 2020.

El municipio capitalino retomó sus planes de cambio del sistema del transporte público en medio de las movilizaciones que llevan adelante los transportistas en contra del cierre de la avenida Grigotá. Para ello, autoridades de la Alcaldía tienen prevista una reunión con la cooperación japonesa, con el fin de gestionar donaciones y créditos para la flota de buses y para la infraestructura vial.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, explicó los alcances de proyecto y en especial de su primera fase, que será implementada en el primer anillo y el eje troncal norte-sur “lo antes posible”.  Aunque el municipio asegura que su ejecución depende de lo que se pueda conseguir de las gestiones ante la cooperación japonesa, y prevé que su implementación llevará dos años.

La primera fase del proyecto, implica, según Ribera, la incorporación de vías reservadas que nacen en la avenida Cristo Redentor, a la altura del km 11 (zona de Play Land) y llegan hasta el final de la avenida Santos Dumont (zona de la cárcel Palmasola), a lo que el municipio llama eje troncal norte-sur. Dichas rutas se articularán con el primer anillo. 

En estas rutas, el municipio prevé la incorporación de 90 buses, con capacidad de 80 pasajeros y en horarios picos, de 120; de las cuales 30 circularán por el primer anillo y las otras 60 restantes cubrirán el eje troncal norte-sur. Se baraja la posibilidad de que las primeras 40 unidades sean donadas por la cooperación japonesa. 

El proyecto, en su primera etapa, también contempla la ejecución de obras en la infraestructura vial. Por ejemplo, en el primer anillo las rutas exclusivas para el transporte público estarán en el  lado izquierdo de la vía, es decir, que buses deberán transitar solo por ese carril, por lo que se hará un cambio total en el diseño actual. 

Ese modelo también contempla una tarifa integrada, es decir, quienes suben a un bus del eje troncal norte-sur podrán hacer trasbordo al bus del primer anillo, sin pagar otro pasaje. Ahora  el pasaje cubre solo un viaje. 

La tarifa aún no ha sido definida, pero será en función del valor de la inversión, la frecuencia de buses, el recorrido y las distancias que se cubran, según adelantaron las autoridades municipales. 

De acuerdo con Ribera, este  nuevo sistema permitirá acortar los tiempos de viaje, pues quien tome un bus en la avenida Cristo Redentor, zona de Play Land, podrá atravesar la ciudad y llegar al otro extremo de la urbe, es decir, a la zona de Palmasola, en solo 40 minutos. Actualmente, se precisa más de una hora y media para cruzar la ciudad y llegar al mismo destino.

Es más, según el estudio que hizo la Alcaldía para el plan de movilidad urbana, actualmente los micros recorren un promedio de 23 km y el tiempo de viaje es de 80 minutos. 

Las otras fases

El arquitecto Ribera agrega que la segunda fase del plan sistema de buses reservados se implementará en el segundo anillo con el eje troncal este-oeste; la tercera será el tercer anillo y la avenida Grigotá hacia la zona oeste; y la cuarta, en el cuarto anillo y el Plan Tres Mil.

Estas rutas y la de la primera fase serán los canales principales y el resto de las radiales y avenidas serán sus alimentadoras.

Con respecto a la forma de administración de nuevo servicio, se estudian posibilidades: la primera, que el municipio invierta en la infraestructura y otorgue en concesión el servicio, mediante una licitación pública; y la segunda, es que la Alcaldía se haga cargo de la administración, a través de una empresa municipal, tal como lo han hecho los municipios de El Alto y La Paz.

Ribera enfatizó que el nuevo modelo forma parte del plan de movilidad urbana, que a su vez responde al plan maestro para mejorar el transporte del área metropolitana, que propuso la Cooperación Internacional del Japón (JICA). Implementar todo el plan puede llevar hasta el 2035. 

Ribera evita hablar de montos de inversión, pero el concejal del MAS Tito Sanjinez manifestó que la cooperación japonesa ha comprometido recursos para la prueba piloto,  que consiste en la implementación de rutas exclusivas en el primer anillo.

Consultado al respecto, el dirigente del transporte urbano, Mario Guerrero, indicó que ve poco viable el proyecto, pues, según él, nace sin una planificación previa y producto de la improvisación. “Una cosa es el papel y otra cómo se implementa y cómo se lo mantiene. No lo veo viable”, dijo el dirigente del transporte. 

Costas apoya el proyecto

Quien dio todo su respaldo a las autoridades de la comuna en sus planes de ordenamiento fue el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

“Tiene todo el apoyo para lo que están haciendo en el reordenamiento de los mercados y obviamente, lo que se viene con el reordenamiento vehicular. Así que el apoyo del pueblo cruceño se ha manifestado y, en ese sentido, todos debemos buscar una ciudad amigable y más humana, donde todos tengamos el derecho de vivir bien”, dijo en los actos conmemorativos del nacimiento de Ñuflo de Chaves, donde asistió la presidenta del Concejo, Angélica Sosa. 

Para saber

Micros con varios años de uso
El diagnóstico del transporte público de buses que realizó la Alcaldía para el plan de movilidad urbana da cuenta de que el 85% de los micros tienen entre 20 y 38 años de antigüedad. Según el municipio, en otros países cumplidos los 15 años de servicio, estos son dados de baja. Sin embargo, los dirigentes del transporte aseguran que han invertido mucho en la renovación de sus unidades y que la comuna no los incentiva porque pagan altos impuestos por los buses nuevos. 

Baja rentabilidad
Según el estudio de la comuna, con el actual modelo, el ingreso promedio de un micro es de Bs 5,18 por un kilómetro de recorrido. Con el nuevo modelo la rentabilidad subirá a los Bs 8,23 en un kilómetro. 

Diseñan estrategia para regularizar la deuda impositiva anual

El secretario de Recaudaciones y Gestión Catastral (SER), Joaquín Crapuzzi, anunció que se está diseñando una estrategia para regularizar el sector transporte urbano que opera en la ciudad y por ende, que paguen por la tasa anual de la actividad económica que realizan.

Según Crapuzzi, la idea es buscar que tanto los microbuses, minibuses, taxis, radiotaxis y motocicletas que prestan servicio tengan la autorización para trabajar en esta ciudad.

Según los datos difundidos el lunes sobre el transporte público de Santa Cruz de la Sierra, hay 3.870 microbuses que están operando y de ese total, solo están al día con sus impuestos 500 unidades, por lo que la deuda por este concepto asciende a Bs 5,5 millones.

Al respecto, el dirigente del transporte urbano, Aldo Terrazas, dijo que con el anuncio del cobro de la patente de funcionamiento y de las deudas tributarias, las autoridades del municipio cruceño buscan amedrentarlos para que acepten el plan de reordenamiento del transporte urbano municipal.



 




En esta nota