SANTA CRUZ

Parqueo en doble fila vuelve más caótica la zona de trabajo del BRT


La Alcaldía advierte que los vehículos serán sacados con grúas de la Policía, pues obstruyen el paso de los micros. Los micreros piden el reglamento de la nueva ley


En la calle Venezuela, los dueños de locales se estacionan en doble fila perjudicando el tráfico de vehículos. FOTO: JORGE UECHI
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/07/2019

A menos de 24 horas de iniciado los trabajos de reacondicionamiento de calzadas del primer anillo para los buses BRT, en el cuarto tramo, comprendido entre la avenida Landívar y la calle México, la maquinaria fresadora avanzó el 50%, esperando que no llueva para que la obra sea abierta en 25 días y así no perjudicar más la circulación vehicular que se ha tornado caótica en la zona. Rolando Ribera, responsable de Movilidad Urbana de la Alcaldía, pidió a los conductores que tomen en cuenta el plan de desvíos para no verse inmersos en las temidas trancaderas que se agudizaron el jueves, cuando se cerró parcialmente la avenida Cañoto, a la altura de la Seoane.

“Se trabaja en esta obra para mejorar el transporte público que es deficiente en una ciudad de dos millones de habitantes, donde los micros que trabajan en cualquier momento se prenden fuego, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros”, manifestó Ribera a la vez que pidió la comprensión de los vecinos por las molestias que ocasionarán en el tramo, por espacio de cuatro semanas.

Si bien el jueves se vio mucha trancadera en la Seoane, a la altura del hospital de niños Mario Ortiz, ayer la situación mejoró en esa zona, pues los desvíos para el transporte público se han planificado por la calle Ayacucho, hasta la 21 de Mayo, en el lado del casco viejo; y por los alrededores del campus de la Universidad Autó- noma Gabriel René Moreno.



Precisamente las dificultades se vieron en la calle Venezuela, que comunica la calle México con la avenida Hernando Sanabria, más conocida como Centenario, porque los dueños de fotocopiadoras estacionan sus vehículos en ambos lados de la calle, dejando poco espacio para la circulación, incluso de micros. “Hemos pedido colaboración a la Policía para que con sus grúas nos ayuden a despejar este desvío, pues al parecer los dueños de vehículos no están colaborando con esta obra”, dijo Ribera.

Amenazas

El sector de transporte público urbano, además del interprovincial e intermunicipal, que encabeza Róger Gonzales, lanzó una amenaza ayer, de que si hasta las 18:00 del lunes la Alcaldía no les hace conocer el borrador del reglamento de la Ley de Movilidad Urbana, desde el miércoles bloquearán las vías de ingreso a la ciudad.

A ello se suma el anuncio de los micreros sindicalizados, de Aldo Terrazas, que prepara otra manifestación para el lunes. Sin embargo, Ribera lamentó que este sector intente desviar la reglamentación para su beneficio, de todas maneras, dijo que los espera para dialogar.





 




En esta nota