SANTA CRUZ

¿Cómo un asesino de policías llegó a controlar Palmasola?


Su llegada y su ascenso hasta controlar el PC-4, sus negocios y la permisividad de autoridades, son narradas por un testigo

Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/06/2018

Si se googlea el nombre de Víctor Hugo Escóbar, alias Oti, el buscador de internet no demora ni 40 segundos en arrojar más 19.000 resultados. La fama de este recluso que purga una condena de 30 años de privación de libertad por matar a dos policías, el 13 de abril de 2009, traspasó los muros de Palmasola por sus disputas de liderazgo en este penal.

Uno de sus contrincantes era Carlos García Figueredo, alias 'el Kily', que en agosto de 2013 fue sindicado de haber orquestado la trifulca entre los presos del PC3-A y los del PC3-B, que terminó con un saldo de 31 personas fallecidas. 'El kily' fue llevado a la cárcel de Morros Blancos de Tarija y a Oti se le allanó el camino hacia la obtención del control de Palmasola donde sembró el terror entre los internos.

Pero, ¿cómo es que se le permitió llegar a este extremo? La pregunta es respondida por un agente policial, que prestaba seguridad en el recinto penitenciario de Santa Cruz hasta el motín del 5 de marzo, y que  por razones de seguridad su identidad se mantiene en reserva. El camino hacia la toma del poder y del negocio se corona cuando Oti se convierte en subregente de Palmasola, en elecciones fue elegido como compañero de mando de Leónidas Rodríguez, pero en febrero de 2017 las diferencias se hicieron evidentes.

Oti convenció a un grupo de 'palomillos' o ladronzuelos de poca monta, que eran los relegados de Palmasola, para que lo apoyaran; aduciendo que Leónidas ya era obsoleto para el cargo, de modo que se tramó una pelea. La reyerta provocó la muerte del reo Jaime Fernández Crespo y dejó a otros dos (José Eduardo Díez Rojas y Carmelo Ferrufino García) heridos por lo que, con el fin de precautelar su vida, el 7 de marzo Leónidas es traslado al Centro de Readaptación Productivo de Montero, camino a Okinawa, y... ¡Oti ya manda en Palmasola!

 

El 'Kily' y 'Oti' fueron rivales en Palmasola | Foto: Archivo

Instalación del régimen del terror

Los grupos de disciplina, cuyo fin fue anunciado el jueves por el comandante departamental de la Policía Alfonso Siles y el viceministro de Régimen Interior José Luis Quiroga, fueron creados con la finalidad de que se instituyera el orden porque la Policía, continúa relatando el agente, al menos hasta el miércoles -día en que se realiza ‘la requisa histórica a Palmasola’- no ingresaba al interior de los pabellones, solo resguardaba el perímetro de la cárcel.

Los grupos de disciplinas que antes de Oti, no sobrepasaban los 50, aumentaron a cerca de 200. "Esos palomillos que antes no tenían ningún poder en Palmasola con Oti lo consiguieron. Andaban con sus bates o palos. Se dedicaban a extorsionar a los demás reos del PC4, los que no se sometían a sus caprichos los despojaban de sus cosas, de su dinero o de su vivienda. Incluso, echaban a sus mujeres e hijos que convivían con ellos. Oti les repartía droga". Además, prosigue nuestra fuente, 'El pequeño reyecillo', como se le empezó a denominar a Oti', tenía el control de la venta de víveres. La única tienda de venta de abarrotes depende de la Regencia y los que se resistían a sus disposiciones, se quedaban también sin comida porque en los prediarios también influía.

“Mencionó que Oti repartía droga a su grupo de disciplina ¿y el control de la Policía?” Ante esta pregunta, el agente, después de aceptar que también hay malos policías, responde con otra interrogante: "¿Usted cree que siete policías van a dar abasto para las toneladas de alimentos al día que ingresan a Palmasola, revisar un promedio de 800 visitas por día (de lunes a viernes), entre ellos jueces, abogados, fiscales y otras autoridades?".

"Un escáner como en los aeropuertos, mejores condiciones para los policías que brindan seguridad, así como para los reclusos y voluntad política para que los cambios sean verdaderos en esta cárcel es lo que se necesita, de lo contrario será puro show todo lo realizado en los últimos días", concluye.

Requisa del 14 de marzo. Las autoridades hallaron en el penal armas de fuego, granadas, más de 700 garrafas, droga y 188 celulares

La Policía promete que se reescribirá la historia de Palmasola

Oti ya no está en Palmasola. Tras el motín del 5 de marzo, que derivó en la fuga de ocho reos de los cuales solo seis recapturó la Policía, una de las determinaciones que se tomó fue el traslado de los principales cabecillas a otras cárceles de Bolivia, entre ellos estaba Víctor Hugo Escóbar que fue enviado a Chonchocoro, La Paz.

La Policía, con el visto bueno del Ministerio de Gobierno, organizó un megaoperativo el 14 de marzo. Más de 2.200 policías fueron movilizados y con el soporte de dos aeronaves ingresaron a Palmasola con el fin de desarmar a los reclusos. La actividad dejó un saldo de siete internos fallecidos.

"Se va a escribir otra historia en Palmasola. Este penal va a pasar bajo el control policial como sucede en todas las cárceles. Aquí no va a haber ningún privilegio. Se va a manejar Palmasola con absoluta transparencia", prometió el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

Por su lado, el comandante departamental de la Policía, afirmó: “Hemos dejado la cárcel saneada. Sacamos 50 personas, 10 ya se fueron, 20 que se van a ir a distintas cárceles del país y otros 20, también miembros de la gavilla de ‘Oti’ (Víctor Hugo Escobar) disfrazados de disciplinas, van a ser dispersados. Si no pueden ser llevados a otras cárceles, se los cambiará a diferentes pabellones o en los ‘botes’.  Esos delincuentes no pueden ingresar a régimen abierto”.

Hasta el día del operativo se sabía que unos 50 policías se encargaban de la seguridad de Palmasola, recinto penitenciario en el que unos 5.700 varones y 400 mujeres se encuentran privados de libertad.

El final de Oti

El 19 de junio se conoció que el paso de Oti por este mundo llegó a su fin. En Chonchocoro, 
cárcel de máxima seguridad donde estaba privado de libertad, recibió ese día al menos 20 puñaladas y, pese a que las autoridades intentaron socorrerlo, falleció cuando estaba siendo evacuado a un hospital. 

 

***Este artículo se publicó originalmente el 19 de marzo de 2018 y fue actualizado el 19 de junio.



 




Notas Relacionadas

Afines al regente salieron de PC-4 para evitar represalias Palmasola: aumentan a 8 reos fallecidos; hay un policía grave tras requisa Chequean listas de internos para alojar en el PC-4 solo a los detenidos preventivos Los 10 reclusos del ‘bote’ no tienen pisada en Palmasola; seis fiscales indagan el motín Descabezan poder de los reos del PC-4 con el retiro de 50 internos El 'kily' y 'Oti', los dos reos más peligrosos de Palmasola se pueden juntar en la cárcel de Tarija Hallan armas en el PC-4 de Palmasola Iglesia atribuye crisis carcelaria a la corrupción y la Policía pide medios Iglesia Católica condena represión y muertes de reclusos en Palmasola La Policía pretende reescribir una nueva historia en Palmasola Los heridos fueron llevados a tres hospitales; hay siete fallecidos Líder de los presos no sale del PC-4 desde el día del motín carcelario Toma deja 7 muertos en Palmasola; internos no controlarán la disciplina José Luis Quiroga: “La instrucción para el traslado de ‘Oti’ ya ha sido dada a la Policía” Trasladan a Leónidas a otra cárcel; ahora manda ‘Oti’ Trasladan a ‘Killy’ a cárcel de Tarija; hoy llevarán a otros dos internos Viceministro admite que pugnas de poder motivaron el motín carcelario ¿Qué pasa en el PC-4 y por qué la Policía debió desplegarse? La 'casa blanca' y los bienes de Oti serán reasignados a otros reos El Gobierno confirma la muerte del reo 'Oti' en el penal de Chonchocoro Matan a puñaladas a ‘Oti’ en el penal de Chonchocoro Chonchocoro se convirtió en la ‘tumba’ de tres líderes del PC-4 Hardy Gómez fue identificado como uno de los atacantes de Oti Aíslan a tres reos sospechosos de matar a 'Oti' en la cárcel de Chonchocoro Apuntan a una venganza: matan a Hardy Gómez 3 meses después del asesinato de Oti


En esta nota