SEGURIDAD

Mujer recibe tres combazos y la Policía ajusta atención a las víctimas


La afectada dormía cuando su concubino le asestó tres golpes en la cabeza. Su bebé de un año por poco se ahoga con la sangre de su madre. El responsable fue enviado a Palmasola por tentativa de feminicidio 

Su madre (derecha) ha sido testigo de las agresiones a Susana en su propia casa
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

“Me voy a cobrar con tu vida”, le dijo Rubén Silva Oporto (28) a su concubina, Susana Crispín García (32), al hacerle un reclamo sobre su anterior pareja. Como el hombre estaba borracho, ella le dijo que se echara a dormir y él le contestó: “Dormite vos”. Eso es lo último que recuerda la mujer, que a las 2:30 de la madrugada del 5 de mayo recibió tres golpes en la cabeza con un combo de parte de su concubino. 

Susana sobrevivió al ataque aunque precisa tres operaciones para reparar las fracturas que tiene en el cráneo; no corrió la misma suerte Roxana Suvia Ávila (39), quien el anterior martes recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza por parte de su esposo, que posteriormente se suicidó. 

Susana y Roxana tenían algo en común, eran víctimas de violencia reiterada por parte de sus parejas, pero además ambas habían sentado denuncias ante la Policía sobre las agresiones que sufrían. 

También puedes leer:

Sus familiares reclaman que desde su punto de vista la Policía ‘no hizo nada’ luego de que Susana denunciara en la comisaría de la 4 de Noviembre y en el módulo policial de la radial 17 y ½ que su pareja, en una anterior ocasión, la había golpeado e incluso le rompió una botella en la cabeza. 

Roxana, que estaba en disputa por pensiones con su marido, había acudido al módulo policial de Los Tusequis. Ante esta situación, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Francisco Vidaurre, pidió a la población denunciar estos hechos ante esta unidad especializada, pero que a veces, por desconocimiento, no lo hace. 

Frente a este panorama, el subcomandante de la Policía, Igor Echegaray, señaló que se ajustarán los procedimientos de atención a las víctimas de violencia familiar, por lo cual se ha instruido a los agentes de las comisarías y módulos policiales que remitan estas denuncias a la unidad especializada, que es la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), acompañando a la víctima personalmente y cerciorándose de que se reciba su denuncia y se brinde la atención requerida a la víctima.

Causa pasional 
Vidaurre indicó que las causas más frecuentes para los feminicidios o en este caso, la tentativa de cometer este delito, son los motivos pasionales y económicos, además de que el autor por lo general está bajo efectos del alcohol. 

Rolando Crispín, hermano de la víctima, señala que el día anterior al hecho vio a su cuñado “tragueado” y que su madre y sus hermanas le contaban sobre las agresiones que sufría Susana, pero que ella callaba. 

Susana tiene dos hijos, de 15 y 14 años con su primer esposo y otros dos, de siete y un año, con Rubén. Hace dos meses, el muchacho de 14 se fue a vivir a Argentina con su padre, pero retornó porque no se acostumbró. “Mi sobrino está traumado, no deja de llorar y dice que por su culpa casi matan a su madre”, señala Rolando Crispín. 

Los celos por sus hijos mayores y por su anterior pareja son, según la familia de Susana, los motivos por los que Rubén Silva la atacó.  

El ‘ajuste’ del que habla la Policía es más que necesario considerando que, según la Felcv, diariamente se reciben alrededor de 20 denuncias diarias por violencia intrafamiliar, por lo que se estima que en los primeros cuatro meses del año los casos suman alrededor de 2.400. 

En los últimos tres años (de 2015 a 2017) en todo el país las denuncias registradas oscilan entre 31.000 y 33.000, lo que convierte a este delito en el que mayor cantidad de casos registra, lo cual ha sido calificado por el Ministerio de Gobierno como “una vergüenza para el país” y una situación que se debe revertir. 

Huyó tras el ataque

Rubén agredió a Susana con el combo y escapó. No le importó que su niño de un año estuviera en el regazo de su madre y que se estuviera ahogando con su sangre. Fue la hija de 15 años de Susana la que despertó por el ruido y vio a su madre ensangrentada, por lo que pidió ayuda a su abuela y tías que viven en la misma casa del barrio Ambrosio Villarroel. Un golpe en el pómulo derecho y dos en el parietal le causaron fracturas y hundimiento en el cráneo, cuenta su cuñada Vanessa Saavedra. 
Requiere ayuda

Para empezar con las tres cirugías que requiere Susana se precisan por lo menos $us 7.000 para conseguir 12 clavos, dos plaquetas y 50 centímetros de alambre, dinero que la familia, de escasos recursos, no tiene. Además, debe ocuparse de sus cuatro hijos. Para cualquier ayuda, comunicarse al 60924483 y 70209740. 

Medidas de protección

Alejar al agresor
Vidaurre explicó que la Felcv evalúa al denunciado y si es que vive en la misma casa que la víctima, está facultada a obligarlo a abandonar el lugar y prohibirle que se acerque o acuda a los mismos lugares. También hay refugios temporales de la Alcaldía y de la Gobernación para víctimas. Estas medidas se dan en un 10% de casos, según la Felcv. 

Feminicidios en Santa Cruz
En lo que va del año van siete feminicidios (dos fueron feminicidio-suicidio). En 2017 fueron 16.



 




En esta nota