SANTA CRUZ

Médicos rechazan descuentos por días no trabajados y acusan al SIN de amedrentar a dirigente cruceño


EL SIN solicitó información al Colegio Médico Departamental sobre su presidente, Henry Montero, y sobre los aranceles. Galenos de Cochabamba reactivaron el paro indefinido

Galenos llevaron su protesta hasta Parques y Jardines, donde el presidente Evo Morales se encontraba reunido con el alcalde la ciudad. La Policía acordonó el lugar
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/01/2018

En pleno conflicto médico, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) notificó al Colegio Médico Departamental para que presente  información sobre la dirigencia local y sobre los aranceles profesionales, mientras que la ministra de la Salud, Ariana Campero, reiteró que se aplicarán descuentos por los días no trabajados, desatando la molestia de los galenos, al punto que Cochabamba decidió reactivar el paro tal como lo ha hecho Santa Cruz.  

Ayer, luego de que el Colegio Médico de Santa Cruz decidiera continuar con el paro indefinido, que hoy cumple 50 días, se conoció que el SIN hizo llegar el lunes una notificación al Colegio Médico cruceño para que en un plazo de cinco días envíe información sobre los aranceles profesionales y sobre su presidente, Henry Montero, de quien se solicita documentación sobre su registro profesional, antecedentes de afiliación, especialidad y datos personales. 

Esta acción fue calificada por Montero como una clara “política de persecución y amedrentamiento a los dirigentes”. Además, dijo que ve con extrañeza que el SIN requiera este tipo de información. “Es la primera vez en la historia que Impuestos Nacionales solicita al presidente del ente qué profesión tiene, qué actividad, que seguramente el SIN lo sabe porque mi persona tiene NIT y tiene todo registrado dentro de lo que es mi vida privada y pública”, manifestó, al indicar que el requerimiento de datos sobre los aranceles es también una forma de amedrentamiento. 



Montero aseguró que responderá a todos los pedidos y solicitudes que lleguen hasta el ente colegiado, porque tienen todo en orden y cumplen  con las obligaciones impositivas. 

Descuentos
La ministra Campero, que reapareció ayer ante los medios de comunicación, después de la reunión de gabinete, confirmó que no se pagará a los médicos y profesionales por los días no trabajados durante el paro indefinido. “Hemos sido claros desde un principio. Día no trabajado es día no pagado, esta no es una vendetta, hay leyes y se deben hacer cumplir. Hemos sido muy minuciosos en verificar los establecimientos que han parado”, afirmó.

La autoridad aseveró que los días que no se atendieron a los pacientes fueron un “castigo al pueblo” y ratificó que “por Constitución los servicios de salud deben ser ofrecidos de manera ininterrumpida”. “La oposición está hablando mirándose al espejo, ellos son los responsables de haber generado este acto de conspiración durante estos días, si realmente hubiera sido solo el artículo 205 no seguirían en paro, no seguirían en movilización”, dijo.

Molestia de los galenos

Las declaraciones de la ministra causaron una reacción inmediata del Colegio Médico de Bolivia, que pidió al ministro de Gobierno, Carlos Romero, una aclaración al respecto. La dirigencia médica nacional amenaza con retomar las medidas de presión. El Colegio Médico de Cochabamba fue más allá y, en asamblea, decidió reactivar el paro indefinido. 

“Esto es lo que se ha determinado en este voto resolutivo (...) Se ha roto nuevamente el compromiso que se tenía y nuestro pedido es que se cumpla todo el acuerdo que se ha firmado, prácticamente el primer punto es la abrogación del Código Penal”, aseveró el portavoz de dicha entidad, Jenny Cladera. 

Mediante una nota enviada al ministro Carlos Romero, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz,  manifestó que “los diferentes colegios departamentales, en reuniones directivas y asambleas consultivas, consideran que el acuerdo está siendo incumplido en el sentido de que este punto debiera ser tratado en comisiones sectoriales”. 

Advirtió que en el caso de que no exista una explicación su sector  puede determinar que se retomen las medidas de presión por incumplimiento de acuerdo. Sostiene que dispondrán nuevamente un paro general indefinido.

El lunes, tras 47 días de paro y dos jornadas de diálogo entre la dirigencia de los médicos y Romero, el Colegio Médico de Bolivia logró un preacuerdo que luego se convirtió en un documento final que puso fin a la protesta en casi todo el país, excepto en Santa Cruz y Tarija, que decidieron continuar con la huelga indefinida.



Movilizaciones en Santa Cruz

Los médicos volvieron a marchar ayer, después de que en la asamblea realizada en el hospital San Juan de Dios las bases destacaran la decisión tomada el martes, de continuar con el paro indefinido hasta la abrogación del Código del Sistema Penal. Los manifestantes llegaron hasta  las oficinas de Parques y Jardines, donde el presidente Evo Morales estaba reunido con el alcalde Percy Fernández. La Policía acordonó el lugar, pero no intervino. La protesta fue pacífica.

Regiones

Beni
Los médicos de Beni suspendieron su paro de actividades y atienden con normalidad a los pacientes, informó el miércoles el ejecutivo del Sindicato Médico y Ramas Afines (Simra) de la Caja Nacional de Salud (CNS), Miguel Ángel Álvarez. “Las bases decidieron que volvamos a trabajar y eso estamos haciendo", dijo a los periodistas.
Explicó que en la CNS se reanudó la atención en los consultorios. Informó que en consulta externa y en el Centro Integral de Medicina Familiar se atiende un promedio diario de 600 pacientes.  Álvarez dijo que durante los días de paro se reforzó el área de emergencia en el hospital Obrero N.º 8, dependiente de esa institución./ABI

Yacuiba
Según el corresponsal Franco Centellas, médicos de Yacuiba protagonizaron ayer una masiva marcha de protesta que recorrió las principales calles de esa ciudad. De acuerdo con los dirigentes locales, sus representantes nacionales firmaron un acuerdo sin el consentimiento de las bases, por lo que en esa región las protestas continúan hasta la abrogación del Código del Sistema Penal.



 




En esta nota