SALUD

Las alertas que debes escuchar para prevenir un ataque cardíaco


La muerte súbita cardíaca puede presentarse sin síntomas previos, en personas menores de 40 años y que incluso practican deporte. Recomiendan realizarse análisis al menos una vez al año a quienes practican actividades físicas.


Cada segundo es vital para recuperar a una persona que ha sufrido un ataque. A partir de los cinco minutos, es posible que la persona recuperada tenga secuelas en el cerebro.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/05/2019

Con apenas 32 años, la muerte del árbitro Víctor Hugo Hurtado ha conmocionado a todo el país. Un experto señala que la ‘muerte súbita cardiaca’ se puede presentar por enfermedades coronarias o congénitas y sin ningún síntoma previo. Existen tres manifestaciones que son una alerta para visitar al cardiólogo.

“Cuando lo padecen personas de 40 años, es muy probable que se deba a problemas coronarios; sin embargo, cuando lo sufren más jóvenes es posible que se deba a un problema congénito”, destacó Erick Hornez, presidente de la Sociedad Cruceña de Cardiología.

Otra característica de la muerte súbita es que no suele presentarse ningún síntoma la hora previa, haciendo más difícil la reacción a tiempo.



SÍNTOMAS

El experto destacó que toda persona que realiza alguna actividad física debe visitar al cardiólogo por lo menos una vez al año, para que le realicen un electrocardiograma, ecocardiografía y una radiografía del tórax.  

El cansancio excesivo y más rápido de lo habitual, los dolores en el pecho que se pueden irradiar al hombro, el cuello o mandíbula y los mareos o palpitaciones aceleradas del corazón, son síntomas que se convierten en una alerta para visitar a un cardiólogo.

No importa la edad, si la persona hace ejercicios o tiene una vida sedentaria, si existe alguno de estos tres síntomas es muy importante visitar a un especialista para un diagnóstico que puede salvar vidas”, destacó Hornez.



EL TIEMPO ES VITAL

Cada segundo es importante para salvar la vida de una persona que sufre la ‘muerte súbita’. Hace algunas semanas, Iker Casillas, arquero del Porto de Portugal se desvanecía durante un partido; sin embargo, la actuación rápida de los servicios de salud permitió recuperar al portero sin ninguna secuela.

Hornez destaca que existe un lapso de tres a cinco minutos que son vitales para recuperar sin secuelas a una persona, pasado este tiempo existe el riesgo de sufrir problemas en el cerebro, además se reducen las posibilidades de mantenerse con vida.

También te puede interesar: 





 




En esta nota